«

»

Ago 29 2014

Imprimir esta Entrada

Mas inseguridad pública: el fracaso de los poderes públicos. Presos hacinados y mortificados en celdas de comisarias y de otras unidades de la Policía del Chaco

Es degradante y mortificante la permanencia o estadía  de las personas privadas de la libertad en las celdas de las comisarias y de otras unidades de la Policía del Chaco. Allí permanecen detenidos muchos presos en condiciones infrahumanas producto de los déficit estructurales de todas y de cada una de las celdas e instalaciones conexas de los establecimientos policiales.

Sobreviven hacinados, en pésimas condiciones  y sometidos a profundas y sistemáticas mortificaciones diarias, que son claramente violatorias de las pautas legales, constitucionales y convencionales (Tratados Internacionales vigentes en la Argentina). Esta situación, sumada a las pésimas condiciones de detención que predominan en la Alcaidía de Resistencia y de otras ciudades y, en menor medida, en la Cárcel Nº II de Sáenz Peña, inevitablemente generan un notable efecto criminógico en los presos.

Cuando salen de las celdas de las comisarías y de la unidades especiales de la polícia chaqueña lo hacen con una mayor carga de violencia y de capacidad para cometer delitos porque los ambientes de detenciones son verdaderas escuelas de violencia, de contravenciones y de delitos. Tales cargas se profundizan y se agravan cuando los reclusos luego pasan por cárceles y alcaidías. Allí reciben una segunda carga criminógica, que acentúa la violencia y los delitos cuando los presos recuperan su libertad.

Celda de la Comisaría Séptima de Resistencia.Chaco

A las condiciones inhumanas de supervivencia en las celdas se agregan los malos tratos y los castigos a que son sometidos los presos por parte del personal policial y penitenciario. El tratamiento cruel empeora y se agraba cuando los presos son adolescentes, sobre todo si forman parte de los sectores pobres. El cuadro de situación es progresivamente patológico y degradante.

Las prácticas son antiguas. Se repiten sistemáticamente en casi todos los establecimientos policiales y carcelarios, de modo tal que allí se fabrican o intensifican muchas de las causas que generan inseguridad en la comunidad. Este factor explica una de las claves del fracaso de los programas y acciones de gobierno en el proceso de construcción de las políticas de seguridad pública, de prevención primaria del delito y de la creciente violencia instalada en la comunidad. O sea que el propio Estado es fuente generador de conductas violentas y criminales. Aporta un caudal importante de factores que permiten entender las razones de la creciente inseguridad pública, que victimiza a amplios sectores sociales.

Sin embargo, al cabo de décadas de gobiernos democráticos ninguna de las administraciones que manejaron los destinos de los chaqueños esbozaron los primeros eslabones de política criminal y de política penal carcelaria, que son indispensables para la formulación de planes y de acciones concretas para revertir el fuerte proceso de deterioro de la seguridad pública que se ha acumulado a lo largo de muchos años,  que inexorablemente desembocó en la inseguridad que hoy todos condenan y que reclaman que sea solucionada para que los chaqueños volvamos a vivir en mejores condiciones.

El área metropolitana cuenta con 16 comisarías y otras dependencias especiales que están superpoblados de presos en las celdas de tales dependencias. Se estima que más de 400 personas -en promedio por día- permanecen presas en estos establecimientos a pesar de que, según las normas legales vigentes, las comisarías no deben ser utilizadas para alojar a las personas privadas de libertad que estén en conflicto con las leyes contravencional y penal. A este se deben sumar los cientos de presos alojados en las comisarías del interior del Chaco, sobre todos en aquellas ciudades y localidades que no cuentan con alcaidías y cárceles provinciales.

Esta cruda realidad se produce justamente por la falta de una política penal carcelaria apropiada, por defectos de organización de los poderes político y judicial, y de la misma institución policial, pero fundamentalmente porque los servicios de justicia y de seguridad pública están sometidos a un largo proceso de desinverción, lo que inevitablemente desembocó en el mal funcionamiento de la justicia penal y en la situación ruinosa de los edificios policiales, especialmente de las celdas,lo que ha provocado el extremo hacinamiento de los presos y la estadía de los mismos en lugares infrahumanos, que produce el efecto criminógico ya señalado. Después de salir de la celdas de comisarías, de las alcaidía de Resistencia y de otras ciudades o de la cárcel de Sáenz Peña, reinciden ràpidamente -en muy corto plazo- en la violencia, en las contravenciones y en los delitos dado que recuperan su libertad con una mayor carga de violencia y una mejor capacidad para cometer delitos.

El cuadro de situación es extremadamente negativo; sin embargo, el poder ejecutivo chaqueño aplicará un nuevo ajuste, no solamente por los efectos de la inflación, en materia presupuestaria para la justicia y la seguridad social durante el año 2015, según las primeras elaboraciones destinadas a confeccionar el proyecto de presupuesto para el año que viene, que deberá ser presentado ante la Cámara de Diputados antes del 30 de septiembre próximo. Los poderes públicos, específicamente el ejecutivo y el judicial, son los directos responsables de la violación de los derechos humanos de los presos.

Producto de la negativo situación estructural que atraviesan las edificaciones de las unidades policiales, especialmente las áreas de detención de presos, hemos solicitado toda la información sobre este tema. Cuando la recibamos, formará parte del planteo de profunda reforma e inversión que solicitaremos que ejecute el gobierno, responsabilizando a los poderes del Estado por las condiciones de detención que generan estadías degradantes y mortificantes de las personas privadas de la libertad en las celdas de las comisarias y de otras unidades de la Policía del Chaco, sobreviviendo inhumanamente en tales instalaciones.

Contenido  literal de la nota presentada por el Centro Mandela al Jefe de Policía

Resistencia, 29 de Agosto de 2014

AL SEÑOR JEFE DE POLICÍA
COMISARIO GENERAL GUSTAVO PEÑA
POLICIA DE LA PROVINCIA DEL CHACO
SU DESPACHO:

REF.: SOLICITA INFORMACIÓN -INTEGRAL Y DESAGREGADA, POR CADA COMISARIA O UNIDAD EQUIVALENTE POLICIAL DEL TOTAL PROVINCIAL- SOBRE EL NÚMERO DE PERSONAS QUE ESTUVIERAN ALOJADAS Y/O PRIVADAS DE LA LIBERTAD EN CADA UNA DE AQUELLAS DURANTE EL AÑO 2013 Y LOS MESES EN CURSO DE 2014.

Me dirijo a Usted, en mi calidad de Coordinador del CENTRO MANDELA, con sede en Av. Alberdi 338 de esta Ciudad, a los fines de solicitarle un INFORME –integral y desagregado- de la cuestión anunciada en REFERENCIA, a saber:

Puntualmente, le solicito que nos informe los siguientes puntos:

1) Total de personas alojadas y/o privadas de la libertad en la totalidad de las comisarías y otras dependencias equivalentes de la Policía de la Provincia del Chaco durante los años 2012, 2013 y los meses en curso de 2014, en el total provincial.
2) Total de mujeres alojadas, conforme el requerimiento cursado en el Punto 1).
3) Total de varones alojados, conforme el requerimiento cursado en el Punto 1)
4) Total de menores alojados, conforme el requerimiento cursado en el Punto 1). En este caso, la información que se pide comprende la desagregación de los menores por edades y sexo.
5) Detalle taxativo de las Comisarías y/o dependencias equivalentes donde fueran alojados los menores, conforme el requerimiento cursado en el Punto 1).
6) Tiempo promedio de alojamiento de adultos.
7) Tiempo promedio de alojamiento de menores.
8) Cantidad diaria promedio de alojados y/o privados de la libertad en cada comisaría o unidad policial equivalente, en el total provincial.
9) Cantidad de celdas, desagregadas por Comisarías o unidades equivalentes, del total provincial.
10) Descripción integral de todas y de cada una de las celdas donde permanecieron privados de su libertad los adultos y los menores, desagregados por sexo, informándose la capacidad de alojamiento de cada una de las celdas habilitadas por Comisarias o unidad policial equivalente en el total provincial.
11) Descripción de muebles, útiles y restantes enseres, que incluye camas, colchones, sábanas, frazadas y otros elementos indispensables, existente en cada una de las celdas de cada Comisaría u organismo equivalente policial, en el total provincial en el período 2012/2014
12) En relación a los alojamientos individuales, informe los promedios de superficie y de volumen mínimos de las celdas y/o alejamientos individuales de cada una de las Comisarías y/o dependencias equivalentes en el total provincial, durante el período 2012/2014.
13) En relación a los alojamientos colectivos, informe los promedios de superficie y de volumen mínimos de las celdas y/o alejamientos colectivos tomándose en cuenta la cantidad promedio de personas privadas de la libertad en las celdas de cada una de las Comisarías y/o dependencias equivalentes en el total provincial, durante el período 2012/2014.
14) En relación a los alojamientos individuales y colectivos, informe si se respetan los siguientes parámetros:
a) Altura mínima (2,60 mt), superficie por interno (5,40 m2), volumen mínimo (14,00 m3);
b) Servicios sanitarios mínimos de 1 inodoro cada 8 internos, 1 inodoro cada 12 internos, 1 ducha cada 8 internos/as, 1 lavatorio por cada inodoro, y de agua potable.
15) Informe si existen espacios diferenciados para alojar a los presos en proceso penal a los fines de garantizar un tratamiento adecuado a su condición de personas no condenadas, tal como lo establece el artículo 5º de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.
16) Informe las medidas previstas para la prevención de incendios en las celdas de cada una de las Comisarías o unidades equivalentes del total provincial, y si se cuenta con un plan de lucha contra incendios a los efectos de organizar la actuación del personal. En este sentido, detalle si cada una de las instalaciones cuenta con sistema hidrante, si se ha verificado la existencia de una cantidad suficiente de matafuegos, ubicados a distancias reglamentarias, y si se encuentran equipadas con colchones y almohadas ignífugos.
17) Informe los medios de evacuación con que cuenta cada Comisaría o unidad equivalente del total provincial para casos de emergencias.
18) Fechas de las últimas refacciones realizadas en cada una de las Comisarías o unidades equivalentes en el total provincial en el período 2012/2014
19) Régimen de alimentación proporcionado y monto destinado a la elaboración de las comidas, por comisarías o unidades equivalentes de la Policía, respecto de cada comisaría y/o dependencia equivalente.
20) Todo los restantes datos de interés público vinculados con el tema anunciado en REFERENCIA, que sean útiles, indispensables y que aporten a la conformación de una información integral y necesaria para evaluar y comprobar si la Provincia del Chaco, obligada a cumplir con pautas legales, constitucionales y convencionales, brinda apropiadamente el servicio público de mantener privados de libertad a personas en conflictos con las leyes contravencional y penal vigentes en la República Argentina, signataria de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos y los restantes vigentes en la especie, enunciados taxativamente en el inc. 22 del artículo 75º de la Constitución Nacional.

La entrega de la información

La entrega de la información solicitada deber ser plena y total, además de oportuna, porque se la requiere bajo el expreso apercibimiento contemplado en los arts. 6 y 8 de la ley 6.431, además de lo dispuesto por el art. 248 del Código Penal Argentino, con lo cual no se nos puede impedir el acceso –en las condiciones establecidas por la ley en aplicación- a la información pública requerida porque la Jefatura de Policía está obligada a entregarla para transparentar el funcionamiento del Estado y la gestión de gobierno.

Los recaudos legales que legitiman el pedido de entrega de información

La entrega de la totalidad de la información solicitada deberá efectuarse en un término no mayor de quince (15) días, conforme lo dispone el artículo 4º de la Ley 6.431, la que podrá efectivizarse en la sede de esta Jefatura de Policía, para lo cual se nos debe notificar por escrito de tal situación, o en nuestro domicilio legal (Avenida Alberdi nº 338, Ciudad). Para completar el requerimiento, expresamente se consigna que lo solicitado se cursa bajo el apercibimiento contemplado en los artículos 6º y 8º del referido texto legal, más lo previsto –por acción u omisión inexcusable- por el artículo 248 del Código Penal.

La información requerida no tiene el carácter de instrumento legal SECRETO DE ESTADO puesto que no se pone en riesgo la seguridad de la Nación, de la Provincia del Chaco, ni de la población. Tan es así que no existen avales legales que pudieran asignarle tal naturaleza jurídica a la Orden de Operación y a la información conexa y complementaria que es objeto de solicitud de entrega.

FINALMENTE: invocamos en beneficio y de apoyo de nuestro requerimiento la vigencia del INTERÉS PÚBLICO dado que tenemos plena conciencia de los déficit estructurales de todas y de cada una de las celdas o unidades equivalentes de la Policía de la Provincia del Chaco respecto de las personas privadas de la libertad, que viven hacinados, en condiciones infrahumanas y sometidos a profundas y sistemáticas mortificaciones diarias, que son claramente violatorias de las pautas legales, constitucionales y convencionales (Tratados Internacionales vigentes en la Argentina). Por lo tanto, la información requerida formará parte del planteo de profunda reforma e inversión que peticionaremos y formularemos ante los poderes públicos, específicamente ante los representantes legales de los poderes Ejecutivo, Judicial y Legislativo, en el marco de la incumbencia institucional que le corresponde a cada uno de ellos, y en función de las responsabilidades que les compete frente al universo de personas privadas de la libertad.

Saludo a Usted atentamente.-

Nota recepcionada por la Jefatura de Policía el 29/08/2014, con sello de recepción

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=9580