«

»

Ago 28 2014

Imprimir esta Entrada

Denuncian que se sigue desmontando en zona prohibida

La Fundación Nelson Mandela de Derechos Humanos difundió un documento a través del cual se reflejan las intervenciones contra el monte nativo chaqueño que se produjeron durante el mes de junio. Destaca que “casi todas se produjeron en zona amarilla (prohibida) lo que pone en evidencia que atacan lo que queda del monte protegido”.

El informe precisa que “siguiendo con el monitoreo de cambio de uso del suelo en el Gran Chaco Americano, la Asociación Guyrá Paraguay suministró un informe que confeccionaron respecto a los desmontes que se produjeron en el curso del pasado mes de junio. Detectaron cambios de cobertura por un total de 45.229 hectáreas, superlativamente mayor respecto del total desmontado durante mayo de 2014, que fue de 14.013 hectáreas, o sea de 452 ha/día.

Es alarmante que durante el mes de junio se desmontara un promedio de 1.508 ha/día. A modo de comparación, las 45.229 ha., equivalen a prácticamente cuatro veces la superficie de la ciudad de Asunción, que es de 11.344 ha. Esta confrontación permite entender la magnitud de las áreas desmontadas y sus consecuencias negativas contra el ambiente y la biodiversidad, que naturalmente comprende lo social y sanitario de las comunidades afectadas.

ARGENTINA

Provincia Departamento Superficie (ha)

Chaco Almirante Brown 1.556

Chaco General Güemes 93

Chaco Sargento Cabral 15

Total 1.664

Detalle de las deforestaciones por Departamentos de la provincia del Chaco.

Tal cual viene ocurriendo, los desmontes se concentraron en áreas prohibidas (zona amarilla), donde no se debe desmontar según la legislación vigente, plasmado en el Mapa de Zonificación de Chaco. El epicentro continúa siendo el paraje “La Pirámide”, aunque ahora los desmontes se produjeron en un área mucho más extendida.

Allí intervienen activamente grandes explotadores forestales, que extraen madera prácticamente sin ningún tipo de control por parte de los organismos públicos. Estas explotaciones desembocan en desmontes encubiertos, según las prácticas de la Dirección de Bosques, dependiente del Ministerio de la Producción de Chaco. Es superlativo el nivel de actividades forestales en la referida región.

Están devastando el monte nativo. Nadie pone límites a la destrucción eco- ambiental que se lleva adelante. Por el contrario, se continúa apostando a la expansión de las fronteras forestal, ganadera y agrícola en zonas protegidas, sin medir las consecuencias que se producirán en el mediano plazo”.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=9570