«

»

Jul 22 2014

Imprimir esta Entrada

Discriminados hasta en la muerte

Fuente: http://www.diario21.tv/notix2/noticia/30044_discriminados-hasta-en-la-muerte.htm
·
90 AÑOS DE NAPALPI, UN ANIVERSARIO DESAPERCIBIDO

Por Roberto Espinoza // Los pueblos indígenas saben de discriminación. La vienen soportando hace más de 5 siglos. No por ello resulta sencillo comprenderla en pleno desarrollo del Siglo XXI. Sin embargo, esa discriminación sigue vigente.

Otra forma de menoscabar los derechos de los originarios es la indiferencia. Justamente esa condición es la que dominó a la sociedad chaqueña este fin de semana, cuando el 19 de Julio, se cumplieron 90 años de la matanza de 200 –algunos historiadores aseguran que fueron 700- indígenas en Napalpí. Esa indiferencia que lastima tanto como los Winchester que apuntaron impiadosamente contra esos “cosecheros” de algodón que osaron reclamar algunas mejoras en sus condiciones laborales.

Para entender la crueldad y la saña con la que fueron asesinados esos indígenas, basta con recordar una anécdota que cuenta el historiador Vidal Mario en su libro Napalpí, la herida abierta: “Se dispararon más de 5000 tiros y la orgía de sangre incluyó la extracción de testículos, penes y orejas de los muertos, que fueron exhibidos como trofeos en la comisaría de Quitilipi”.
Pese a esas muertes lascivas que marcaron tristemente la historia chaqueña, la impunidad es la que sigue imponiéndose y que recién ahora puede tener un atisbo de esperanza para que haya una condena efectiva, como dejó traslucir la Comisión Provincial por la Memoria provincial que celebró que la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía Federal de Resistencia “promovió una investigación de oficio para impulsar un juicio por la verdad”.

EL EXTERMINIO DE NAPALPÍ NO TERMINÓ
El titular del Centro de Estudios Nelson Mandela, Rolando Nuñez, brindó este año cifras alarmantes respecto de la calidad de vida que tienen las etnias indígenas en la provincia chaqueña . “El 98 a 100 % de los originarios chaqueños son indigentes o pobres”, asegura Núñez. Estas cifras fueron avaladas off the record por algunos allegados al gobierno provincial, incluso por un par de funcionarios de la gestión actual. “Hay aproximadamente 80 mil indígenas que viven en la provincia, aunque oficialmente sean menos, y la gran mayoría de ellos subyacen en una pobreza absoluta”, precisó Nuñez.
El panorama en el mediano y largo plazo tampoco es alentador, resalta el Coordinador del Centro Mandela, porque más allá de que las cifras educativas oficiales muestren un progreso notorio en la escolaridad de los pibes originarios, la gran mayoría de ellos “son analfabetos funcionales más que típicos” y explica que eso se fomenta a partir de una enseñanza deficitaria porque el contenido es inferior a los que se ejecutan en las escuelas para blancos, lo que además “de ser peyorativo implica una discriminación positiva porque subyace la idea de menores exigencias a los alumnos, que en el fondo se nutre del concepto de que tienen dificultades para el aprendizaje”.

Para el diputado indígena Orlando Charole nuestro país tuvo a las comunidades indígenas “históricamente relegadas de una política de Estado que lleve a la reparación definitiva de los problemas que venimos sobrellevando los pueblos indígenas”.
El legislador aseveró que esa reparación “no se da porque la dirigencia política en Chaco sigue discriminando a nuestra comunidad” además consideró que esa dirigencia tiene una “falta de voluntad para encarar una solución para solucionar los problemas de nuestra gente”.

A su vez, el poeta y artista Wichí, Leco Zamora, relacionó las muertes de Napalpí con los sucesivos asesinatos que vienen sufriendo en la actualidad los pueblos originarios en Chaco y definió a esa situación como “la continuidad del genocidio de nuestros hermanos”. Cuestionó a las instituciones del Estado Provincial Chaqueño por “tratar de minimizar lo que nos pasa y que solo les importa representar los intereses del poder político de turno”.
Si se trazara un parangón entre la impronta que tuvieron, a partir del kirchnerismo, para revisar y resolver los derechos humanos vulnerados durante la década del 70 en la última dictadura militar con los que deben sobrellevar los herederos de la Masacre de Napalpí, se notará que los originarios son discriminados, aún en la asimetría de sus reparaciones y recordatorios.
El escritor qom chaqueño, Juan Chicó, evaluó en Página 12 que Argentina avanzó mucho respecto de los derechos humanos, pero “pareciera que los indígenas tenemos derechos humanos de segunda, parte de la sociedad nos sigue considerando inferiores y nuestro genocidio sigue invisibilizado”.

Un ejemplo concreto de esa invisibilidad o indiferencia puede observarse en el enfoque que tuvo social y mediáticamente el atentado a la mutual judía en el Once porteño, que se cumplieron 20 años el 18 de Julio. Ese acto fue masivamente tratado, aun en la portada de los diarios provinciales. En cambio, el 19 de Julio, fecha conmemorativa de la Masacre indígena en lo que es hoy Colonia Aborígen, no tuvo relevancia casi en ningún medio chaqueño. Relevancia que si tuvo, por ejemplo, la promocionada Bienal de los escultores.

“A LOS INDÍGENAS YA NO NOS MATAN CON FUSILES. NOS LIQUIDAN CON LA FALTA DE EDUCACIÓN”

La provincia chaqueña se jacta de ser un Estado Pluricultural y Multiétnico (Art. 75 inciso 17 y 19 de la Constitución Nacional) y Plurilingüística desde el 2010, en donde a partir de la aprobación de la ley 6604 en su artículo primero, reconoce oficialmente a los 3 idiomas autóctonos-qom, wichí, moqoit-, pero todavía tiene un largo camino por recorrer para que esa simbología trasunte en un mejor vivir de los 80 mil indígenas que viven en el territorio provincial.

Ese camino sinuoso, difícil de pronosticar, se podrá sustentar tal vez, en la definición hecha por Alberto Nuñez, vocal del IDACH-Instituto del Aborígen Chaqueño-, cuando advierte los nuevos desafíos que deben sobrellevar los pueblos originarios en Chaco que “ya no pasan por soportar balazos que matan a nuestros hermanos, sino que ahora nos asesinará la falta de educación y preparación que tiene nuestro pueblo”.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=9228