«

»

Jun 27 2014

Imprimir esta Entrada

Los polirrubros del Ministerio de Desarrollo Social: un gran descontrol, organizado para vender

La comunidad debería defender la institucionalidad y la transparencia en el funcionamiento de los poderes y organismos públicos; sin embargo, promedia un fuerte grado de indiferencia colectiva sobre este tema, quizás por la falta de información o de la desinformación activada. Esta tarea debería estar encabezada por los propios gobernantes, funcionarios y empleados públicos, proveedores, prestadores y contratistas del Estado. Todos deberíamos colaborar en la tarea de lanzar una alerta temprana ante casos de corrupción. Pero, ciertos dirigentes pareciera que no comulgan con este desafío. Por años no se ha visto que algún funcionario o dirigente hiciera su mea-culpa. Algunos politicos, funcionarios, empleados y empresarios mostraron actitudes temerosas o interesadas. Defeccionaron y terminaron siendo incoherentes, aunque en el discurso impulsaron la necesidad de una mayor institucionalidad y transparencia en las gestiones de gobierno. En todo caso, se ha perdido el rumbo y no se respetan las reglas. De esta manera, la compra y venta de bienes y de servicios al Estado funciona como un sistema primitivo, desordenado y liberado de cualquier control, con tal intensidad que se produjeron las desviaciones que algunas veces tomaron estado público en la Argentina. Lázaro Báez es el prototipo, pero no es la excepción sino casi la regla. En definitiva, a los que compran y venden no les interesa la realidad sino la percepción y los negocios. Ninguno, salvo algún honrosos olvidos, se planteó la necesidad de cambiar para transparentar.

El olfato por los negocios transformaron muchas de las operaciones con el Estado en verdaderas prebendas. El entramados que se organizó es complejo y compromete a dirigentes políticos, algunos de ellos devenidos en funcionarios públicos, empleados de carrera y empresarios. En algunos casos las complicidades fueron tan estrechas e íntimas que los niveles de corrupción fueron visibles hasta para aquellos más desinformados. Según algunas editoriales, la administración de estos negocios se presenta bajo la recoleta fórmula del “capitalismo de amigos”, que es el gérmen de la corrupción que degradó la vida pública.

Por casa andamos mal. Es extraordinario el desorden administrativo que reina en el Ministerio de Desarrollo Social. Una sola muestra comprueba las irregularidades que se repiten para favorecer a determinados sectores económicos. En el expediente al que tuvimos acceso se corroboran los hechos denunciados por los movimientos sociales en relación con presuntas compras de colchones y de módulos alimentarios por cifra millonaria, que fueron efectuadas en forma directa o de amañados concursos de precios, o sea sin licitación pública a pesar de los dineros en danza. Más aún, a través de testimonios recibidos se pudo conocer la posible existencia de 800 expedientes que no podían “meter” al circuito administrativo regular del ministerio. Si esto se corrobora, el escándalo sería gigantezco e inocultable, aunque el número de casos fuera menor.

 

Reacción y confirmación del ministro Lugo

 

Tras la primera entrega que titulamos “Ministerio de Desarrollo Comercial”, las reacciones fueron inmediatas y confirmaron la información aportada por el Centro Mandela. La única ocasión en la que el ministro de Desarrollo Social, Roberto Lugo, efectuó una declaración espontánea sobre el tema se produjo cuando fue entrevistado por Tonino Guinter, en el programa radial Contracara. Allí reconoció el vínculo que lo une con Lidia Clara Kyocapumisz, presidente de Intranea S.A., proveedora del ministerio. Admitió que es su suegra. A partir de allí, Lugo reconoció su vínculo con Mónica Yaczuk, titular de Finza S.A., también proveedora del organismo, que comparte domicilio comercial con la Juguetería Identikids, de propiedad del ministro. Lugo dijo la verdad a la audiencia de Contracara. Luego, siguió el desmentido a través de una gacetilla de prensa, como era esperable, con argumentos notablementes erróneos o falsos, hasta que llegó a asegurar que “la mayoría de las empresas mencionadas no realizaron ventas al Ministerio durante mi gestión como ministro. Estamos transparentando la ayuda social”.

Pero, existe otro vínculo que ahora se hace más visible. Silvia Simcik, que es integrante de Intranea y Finza, fue señalada en el Portal Diario Chaco como “encargada/gerente” en el Supermercado Iberia, comercio que al actual ministro le permitió ser presidente de la Cámara de Comercio y de la Federación Económica del Chaco. Se había afirmado en el primer informe que Simcik tenía su propia facturación en el Ministerio de Desarrollo Social. Como otros contadores, percibe honorarios profesionales por asesoramiento que brinda a cooperativas en el marco del Programa Argentina Trabaja, que es financiado con fondos nacionales del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que maneja Lugo. Dicho programa tiene como coordinador en el Chaco a Ariel Retamozo, que es un eficiente colaborador del ministro y que es pareja de Claudia Soledad Varela, que tendría vínculos comerciales con Héctor Omar Alonso, domiciliado en General San Martín.

Las cuestiones familiares se siguen ampliando. Vuelven a confluir en esta joven mujer llamada Claudia Soledad Varela. En el expediente que se analizará en el subtítulo siguiente, una nueva empresa aparece cotizando para proveer un “kit de herrería” al Ministerio de Desarrollo Social. Además de los ya conocidos “Proveeduría Sol” de Claudia Soledad Varela y “Expreso Roca” de Carlos Manuel Amarilla, asomó “Logistica Pricma” de Juan José Varela, un monotributista que podría sólo coincidir con el apellido de la titular de “Proveeduría Sol”, pero comparten el mismo domicilio. Es que “Logística Pricma” está a pasos de la sede del Ministerio de Desarrollo Social, cruzando la avenida 25 de Mayo, en San Buenaventura del Monte Alto 24, donde tenía su domicilio Claudia Soledad Varela. Desde las ventanas del Ministerio de Desarrollo se puede apreciar que hace poco días instalaron el cartel que identifica al polirrubro, que antes no tenía ninguna señalización. Incluso, se sabe que fue poco después de la aparición del primer informe efectuado sobre este tema.

Es también sugestivo que varias de las personas vinculadas a estos polirrubros, como Lidia Clara Kyocapumisz y Claudia Soledad Varela, eliminaran sus perfiles en la red social Facebook, donde aparecían como amigas del ministro, y que Mónica Yaczuk –madre del último hijo de Lugo- suprimiera toda la información que publicaba. La que aún mantiene toda la información es Silvia Simcik; en una de las imágenes públicas del perfil se puede apreciar como promociona las ofertas del Supermercado Iberia.

 

El factor proveedores

 

El caso de fondo que se va a analizar es uno originado en la Subsecretaría de Desarrollo y Economía Social, que tiene como cabeza a otro contador, Abel Adelqui Peña, a quien el ministro Lugo le puso un coordinador, otro ex integrante de la Cámara de Comercio de Resistencia, Luis Aldo Asano, con el que compartieron cargos en el Ministerio de Gobierno, en los tiempos de Juan Manuel Pedrini. Se trata de la solicitud de financiamiento que presentó José Luis Balcarce, que dijo domiciliarse en Puerto Vilelas, en enero de este año, pero que recien ingresó al Ministerio en marzo. En la foja 1 solicitó, con claridad, “un compresor 300 mono F, 1 Kits p/ compresor y 1 caja a presión”. Ante la Subsecretaría de Desarrollo y Economía Social, Balcarce completó el “Formulario Unificado de Proyectos Socioproductivos Familiares y/o Grupos Asociativos”. El solicitante manifestó que “se dedica a la actividad desde hace diez años”, pero que “necesita de más herramientas para poder incrementar su trabajo y realizarlo en tiempo y forma”. Un dato que debió llamar la atención de los numerosos funcionarios intervinientes en el trámite de este expediente ha sido que las firmas de Balcarce que están en las fojas 1 y 4 son completamente distintas, circunstacia que después se repetiría.

Una Mesa Técnica Evaluadora analizó el pedido y continuó el trámite. Luego se tramitó una información sumaria ante la Comisaría de Puerto Vilelas, en donde Balcarce manifestó ser de bajos recursos económicos. Su firma es similar a la de fojas 4. Su taller de chapa y pintura estaría ubicado en Juan B. Justo 4300, Barranqueras. El proyecto financiable era para “generar puestos de trabajo”. Vuelve a firmar Balcarce, y esta vez la firma es diferente a todas las otras anteriores.

Avanzado el expediente, se ven las cotizaciones de Expreso Roca de Carlos Manuel Amarilla, de Proveeduría Sol de Claudia Soledad Varela y de Logística Pricma de Juan José Varela. Todos cotizaron “kits de herrería”, ofreciendo herramientas y materiales que no tenían nada que ver con lo solicitado por José Luis Balcarce. Aún así, con las irregularidades detalladas y detectables a simple vista, el subsecretario Peña y el coordinador Asano elevan el expediente al ministro, informando que el tallerista reunía los requisitos para ser beneficiario de la asistencia social. Lugo dió el visto bueno y ordenó la compra. Después intervino la Unidad de Planificación Sectorial (UPS) que informó que existían fondos y que se pagaría hasta 25 mil pesos. En este punto, una empleada del ministerio advierte y notifica a los tres oferentes que hay “cuestiones que dificultan continuar con el trámite”. La principal, era que ninguno de los tres estaban inscriptos como proveedores de “máquinas y motores”. Los dueños de las tres empresas proveedoras se notificaron. Aunque los sellos fueron los mismos, las firmas de los dos Varela y de Amarilla fueron diferentes confrontadas con las que aparecen en las facturas proformas de cotización que presentaron.

Pese a todo, el 30 de abril pasado el director de Administración -Christian Muller- autorizó al Departamento de Contrataciones a llamar a concurso de precios; sin embargo , insólitamente las tres ofertas fueron presentadas el 3 de abril, o sea que bastante antes del llamado a concurso y de las invitaciones a cotizar, que se efectuó el 7 de mayo, que se cursaran a Carlos Manuel Amarilla, Juan José Varela y Claudia Soledad Varela. El 12 de mayo, Muller junto a la técnica en Gestión y Administración de la Hacienda Pública, Sandra Marcela Meana, a cargo del Departamento de Contrataciones, abrieron los sobres y el ganador fue: Carlos Manuel Amarilla. Pese a todas estas irregularidades seguía el trámite del peculiar concurso, hasta que una sugestiva aclaración, sin nombre y sin firma al final, señaló que “todo lo detallado en las proformas del expediente se reemplazan por “1 compresor de 300 litros; un kit para e compresor y 1 caja de presión”. O sea que, el solicitante pidió unas determinadas herramientas; con tal solicitud se formó un expediente, se concursaron precios por cosas completamente diferentes, sin que nadie pusiera atención en ese dato y, finalmente, un anónimo ordena que todo lo ofertado se cambie por lo que Balcarce había requerido.

Por último, si bien no terminó el trámite del expediente en el Ministerio de Desarrollo Social, Balcarce mejoró sus condiciones económicas. Ahora es proveedor del Estado. Realiza trabajos de reparación de vehículos para la policía provincial. Atiende los automotores que son chocadores por excelencia. Los días 3 y 9 de junio pasado cobró dos pagos directos por 18 mil pesos el primero y 17 mil pesos el segundo, por trabajos de mano de obra. En su inscripción ante el Estado, este nuevo proveedor dio un domicilio distinto al de Puerto Vilelas y del taller de Juan B. Justo 4300 en Barranqueras, mencionando otro ubicado en calle Yatay, también de Barranqueras.

 

Resistencia, 28 de junio de 2014, 09:50 hs.

– Publicado en SOLO CHACO, en la edición del día 30/06/14, en el siguiente link: http://solochaco.com/noticias/index.php?option=com_content&view=article&id=4958:polirrubros-desarrollo-social-un-gran-descontrol-organizado-para-vender&catid=127:opinion&Itemid=656

– Publicado en PIRULINES de Arturo Cavallo el día 02/07/2014, en el siguiente link: http://www.arturocavallo.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=308:pirulines-de-arturo-cavallo-02-07-14&catid=1:ultimas-notas&Itemid=2

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=9011