«

»

Feb 13 2012

Imprimir esta Entrada

Drogas: aseguran que en los últimos años el Chaco se transformó en un lugar de consumo

Drogas: aseguran que en los últimos años el Chaco se transformó en un lugar de consumo

“Hoy día el Chaco es un mercado de consumo bastante importante dentro del país, no existe estructura estatal ni voluntad política para implementar políticas para combatir el narcotráfico”, sostuvo Núñez.

“El flagelo del narcotráfico se intensificó en los últimos cinco años en nuestra provincia, a causa de la ausencia de programas preventivos integrales y a la falta de preparación policial para combatir este delito organizado”, analizó el titular del Centro Mandela, Rolando Núñez.

El sábado pasado, la División Antinarcóticos secuestró en uno de los barrios de nuestra ciudad un total de 93 gramos de cocaína, y según trascendió, se logró dar con los distribuidores de la droga como resultado de intensas tareas investigativas y se detuvo a una mujer presuntamente involucrada en el caso.

Pocas precisiones fueron difundidas respecto a la realización y localización de los operativos pero sí se supo que la mujer fue apresada mientras transportaba las dosis que posteriormente se presupone serían vendidas en el centro de Resistencia. Respecto a este procedimiento, el coordinador del Centro de Estudios Nelson Mandela, Rolando Núñez, manifestó que no se trata de un hecho aislado sino que es una prueba de que nuestra provincia hace tiempo dejó de ser un área de tráfico para transformarse en un lugar fijo de consumo.

“Hace más de cinco años que este delito organizado se viene consolidando al punto de que hoy día el Chaco es un mercado de consumo bastante importante dentro del país y esto obedece a que no existe estructura estatal ni voluntad política para implementar políticas en conjunto con Nación para combatir el narcotráfico”, sostuvo Núñez. En tal sentido, remarcó que esto debe hacerse cuanto antes, ya que la tarea policial hoy día es insuficiente, el servicio de Drogas Peligrosas es una dotación muy pequeña que no tiene asesoramiento adecuado y tampoco cuenta con los recursos necesarios para trabajar apropiadamente.

“Cuando comenzó la gestión de Capitanich se anunciaron dos objetivos: luchar contra el tráfico de drogas y contra la quiniela clandestina y se tomaron medidas sólo para lo segundo, cuando lo más grave es sin lugar a dudas lo primero”, subrayó el titular del Centro Mandela. Indicó además que un delito organizado tan complejo requiere de un trabajo pormenorizado y planificado, que comienza con la decisión de los tres poderes Estado provincial, en acuerdo con las fuerzas de seguridad.

Falta debate

Por otra parte, Rolando Núñez señaló que la cuestión del narcotráfico es un flagelo social que no ha sido debatido amplio, serio y en los ámbitos institucionales correspondientes, para de ese modo insertar la problemática en la sociedad chaqueña. “Es importante instalar este tema en la discusión cotidiana, la gravedad del delito es inocultable y es conveniente exponerlo a la opinión pública para conocer el punto de vista de los distintos sectores sociales”, analizó.

Asimismo, hizo referencia a la connivencia latente entre los narcotraficantes y las esferas tanto políticas, judiciales como con las fuerzas de seguridad (Gendarmería, Policía entre otros), que conforman un negocio nefasto entorno al narcotráfico. “La impunidad de muchas organizaciones delictivas es notoria y esto impide que se lleve adelante una investigación seria ya que hay muchas complicidades que impiden que las conexiones salgan a la luz”, concluyó.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=899