«

»

Jun 03 2014

Imprimir esta Entrada

APA: LA PARALIZACIÓN DE UN ORGANISMO ESTRATÉGICO Y VITAL PARA LA VIDA, LA SALUD Y EL DESARROLLO DE LOS CHAQUEÑOS

Administración Provincial del Agua (APA)

APA es un organismo que se encuentra virtualmente paralizado por varios factores que conspiran contra el buen funcionamiento que ha tenido en años anteriores, aunque la falla central se localiza en el área directiva y de conducción.

Pareciera que los integrantes del Directorio (dos arquitectos y un contador) no califican técnicamente en el tema hidráulico, quizás el más delicado de la ingeniería civil. El esquema actual impide que se desarrollen, con mínima eficiencia, las estratégicas tareas de planificación, programación y ejecución de obras que respondan a las verdaderas y genuinas prioridades de las necesidades sociales y de las actividades productivas. También se falla en los procesos de evaluación y control de las acciones y de las obras. En el mejor de los casos, se ha funcionado bajo un pobre criterio mecánico de construcción de obras públicas, dejándose de lado las importantes tareas que recaen sobre APA como prestadora de los servicios públicos reglamentados por el Código de Agua de Chaco. Varios directorios de APA no comprendieron que lo importante es prestar servicios esenciales para la salud y la vida de las personas, como también para las actividades productivas y no productivas. Signados por un criterio reductivista, casi siempre apuntaron a la obra pública y sus derivados.

Se ha llegado al punto de que los trabajadores, mayoritariamente capacitados en un plantel más que suficiente por su número, no cuenten con las mínimas herramientas y elementos para desempeñarse en sus tareas. Uno de los puntos críticos es la falta de movilidad para recorrer el territorio provincial. Los mejores automotores sirven a los directivos. El resultado inevitable y provocado ha sido y es la paralización de APA como organismo estratégico para la vida de los chaqueños.

Incumplimientos de las funciones de APA

Para citar alguna de las graves falencias de APA, simplemente se puede señalar que no cumple con el servicio de mantenimiento del Sistema de Defensas del Gran Resistencia. Basta con recorrer los terraplenes, estaciones de bombeos (bombas y tableros eléctricos precarios), Dique de Laguna Blanca y Canal Soberanía para conocer el deplorable estado de dichas obras. Lo mismo ocurre con las plantas de agua potable del interior provincial, que por falta de insumos y de repuestos no funcionan o funcionan mal, lo que deriva en que la población local toma agua cruda, en la mayoría de los casos.

La gigantesca obra de los Bajos Submeridionales nunca fue monitoreada. Su estado general es estructuralmente deficitario. Los canales excavados, en tierra y a cielo abierto, están en estado deplorable, con enormes socavaciones y obstrucciones de todo tipo en sus causes (taponamientos con tierra, árboles y malezas). Los productores lugareños, en su afán de retener agua en tiempos de sequía construyen endicamientos (rellenos), que en épocas de lluvia provocan inundaciones en áreas circundantes y extendidas, según los niveles de suelos. Estos factores o situaciones generan consecuencias y efectos negativos que periódicamente se repiten y provocan muchos daños sociales, económicos y productivos. En tiempo de sequía la poca agua corre por los mismos canales, mientras que en épocas de lluvia se genera el resultado inverso, lo que provoca repetidas emergencias hídricas que profundizan los severos riesgos por anegamiento, encharcamiento y condiciones físicas adversas que presentan los campos próximos a los canales. Como contrapartida en épocas de lluvias el escurrimiento de las aguas hacia el sudeste, por la pendiente dominante, produce una gran erosión de los suelos y graves perjuicios integrales al ecosistema.

La grave situación de APA y anarquía hídrica

La situación actual deriva de factores que se acumularon durante varios gobiernos, aunque el actual gestión se agudizó el mal funcionamiento. A lo largo y ancho de la provincia reina una gran anarquía hídrica. APA no ejerce el poder de policía que como derecho/deber legal ha establecido y le ha otorgado el Código de Agua. Esto ocurre no solamente en el Gran Resistencia, sino también en el interior del territorio chaqueño. Basta con tener en cuenta la cantidad de rellenos de lagunas y usurpaciones inmobiliarias de buen nivel económico que se producen en áreas de la capital.

No hace falta visitar los Bajos Submeridionales para comprender la verdadera extensión y complejidad de la anarquía hídrica que sobresale a lo largo y a lo ancho de nuestra provincia. Ni siquiera se ha elaborado, en los últimos seis años, un solo proyecto de regulación del agua superficial que corre a través de los canales de los Bajos Submeridionales, sus compuertas y derivaciones por canales auxiliares complementarios. APA no cuenta con un relevamiento topográfico actualizado de las obras de los Bajos Submeridionales. Por lo tanto, le resulta imposible proyectar acciones para su mejoramiento en el uso o en el mantenimiento indispensable de este tipo de obras, cuyo deterioro se produce por el solo transcurso del tiempo. Esto sucede, entre otras razones, porque no se aprovecha la capacidad técnica -de buen nivel- con que cuenta APA. No solo se tercerizan las obras, sino también los proyectos. Se desprecia la capacidad de los trabajadores y se externan funciones que son propias de APA y que pueden ser realizadas por administración, con costos finales muy inferiores. La mayoría del personal está inactivo. Naturalmente que esto azota a los trabajadores dado que les genera zozobras e incertidumbres, cuestión que se agravó en el curso de las últimas semanas producto de la lucha gremial y descuentos de haberes anunciados por el gobierno porque reclaman una recomposición salarial justa y de acuerdo con los altos niveles de inflación acumulados en 2013 y los primeros meses de este año, incluso con una fuerte devaluación del peso argentino que el gobierno nacional decretó por imposición de las corporaciones económicas más fuertes y concentradas, lo que deterioró profundamente el poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores.

Un buen ejemplo de lo malo

Un buen ejemplo, altamente demostrativo del mal funcionamiento de APA, de la incorrecta administración de sus recursos económicos y de la tercerización de tareas que los propios trabajadores del organismo están en condiciones de realizar es la obra “Limpieza del Río Negro-Tramo: Puente San Fernando-300 mts., aguas arriba Resistencia”. Este caso es una muestra más del manejo arbitrario de los dineros públicos, con destinos desaprensivos y que choca contra la prédica de la austeridad que repite el gobernador en ejercicio. El contenido de la Actuación Simple Nº E-24-2014-447/A, especialmente la Resolución 0207/14 de APA, del 14 de mayo de este año, es un fiel reflejo de un mal ejemplo de contratación directa con una empresa tercerizada, a la que se le pagará 305 mil pesos por sacar los camalotes que están sobre el Río Negro, entre el Puente San Fernando y el Club Regatas. Esta adjudicación directa fue dispuesta por el ejercicio inoportuno, desaconsejable o abusivo de las facultades propias del Directorio de APA, que debió encomendar la tarea a los trabajadores del organismo y no el recurrir a una contratación directa de una empresa, amiga o no, de los integrantes del Directorio.

 

– Publicado en DATA CHACO, edición del día 03/06/14, link: http://www.datachaco.com/noticias/view/36978/Denuncian_que_la_APA_es_un_organismo_paralizado

– Publicado en SOLO CHACO, edición del dia 03/06/2014, link: http://solochaco.com/noticias/index.php?option=com_content&view=article&id=4424:la-paralizacion-de-un-organismo-estrategico-y-vital-para-la-vida-la-salud-y-el-desarrollo-de-los-chaquenos&catid=127:opinion&Itemid=656

– Publicado en ES CHACO, edición del día 04/06/2014, link: http://www.eschaco.com/vernota.asp?id_noticia=27427

– Publicado en diario PRIMERA LÍNEA, edición física del día 05/06/2014, sección Opinión, pág. 26.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=8793