«

»

Feb 10 2014

Imprimir esta Entrada

Advierten inercia del gobierno chaqueño ante el avance de desmontes en ecosistemas comunes con Salta

Fuente: diario NORTE, edición física del 10/02/2014, página 10 locales.

·

“La gestión anti-ambiental de la administración de Salta se combina perfectamente con la falta de planificación, programación y gestión de la Secretaría de Ambiente de la Nación y la inercia del gobierno chaqueño”, concluye un docu-mento elaborado por el Centro de Estudios Nelson Mandela, que acusa a la dependencia nacional a cargo del exministro chaqueño Ornar Judis de estar asociada a los gobiernos de Chaco y Salta en la eliminación de los últimos eslabones de la cuña boscosa.

“El manejo irracional del monte nativo en las franjas lindantes con el límite entre Chaco y Salta es la mejor prueba de que la Secretaría de Ambiente de la Nación es un organismo de papel, extremadamente funcional al modelo productivo, de neto carácter extractivo, que instala-ron en Argentina las grandes empresas multinacionales asociadas a los gobiernos liberales que administraron el país a partir del segundo tramo de la década de los 70 y los sectores empresarios que explotan los recursos naturales”, advierte el texto de la ONG.

Recuerda, ai principio, que el exministro de Infraestructura del gobierno provincial en épocas de Jorge Capitanich, Ornar Judis, asumió en diciembre pasa-do en el cargo de secretario de Ambiente y Desarrollo Susten- table de la Nación, un área que “hace poco o nada en relación a las funciones para las que fuera creada”.

Según menciona el Centro Mandela, el espacio fronterizo del ámbito chaco-salteño se caracteriza por tener una identidad social, cultural y ambiental común. “Desde el punto de vista socio – geográfico, si consideramos el vasto territorio denominado El Impenetrable, habitado por indígenas, criollos y, en menor medida, por gringos, sobresale que mantienen sus tradiciones en estrecho vínculo con el monte considerado como un continuo, como un todo. Por esta razón es que ios aborígenes y criollos construyeron una forma de vida en la zona chaco/salteña, conjugados estrechamente con el ambiente. Si consideramos a los criollos, sobresale el avance pionero de la población desde el este de Salta hacia la zona de El Impenetrable, por lo cual la mayoría de los poblado-res de esta región tienen un sentido de pertenencia o un mayor arraigo con las costumbres, tradiciones y creencias originariamente de Salta, por lo que frecuentemente intercambian actividades sin tener en cuenta el límite interprovincial entre Chaco y Salta”, repasa el documento. Pleno impenetrable Resalta luego que, a pesar de la identidad social, cultural y ambiental común de las pobla-ciones de las regiones extendidas y lindantes con los límites de Chaco y Salta, el gobierno salteño autoriza desmontes para ampliar la frontera agrícola en áreas muy próximas al límite chaqueño. “Conforme la ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, no se puede desmontaren El Impenetrable, aunque lamentablemente esta ley no se cumple y se desmonta”, advierte. Según el mapa de zonificación de Chaco, El Impenetrable fue pintado con los colores amarillo y rojo, que repre-sentan la prohibición de desmontar. “Dos zonas rojas se ubican en proximidades del límite con Salta, en la parte norte. No obstante ello, en la región salteña el gobierno de dicha provincia pintó de verde hasta el límite con Chaco a pesar de que es el mismo ecosistema, que es muy frágil por las condiciones climáticas comunes y los tipos de suelos allí existentes, que hacen que la agricultura que allí se practica o se llevará adelante no pueda ser considerada sustentare sino netamente degradante, condicionando el balance y el equilibrio social, cultural y ambiental que esforzadamente consolidaron las poblaciones que habitan la región a través de décadas, además de provocar la expulsión de las familias campesinas”, alertaron desde la ONG. En ese orden, el Centro Mandela resalta que, según imágenes satelitales, se observan los desmontes autorizados por el gobierno salteño en proximidades del límite de Salta con Chaco. Y por eso advierte “la gestión antiambiental de la administración de Salta se combina perfectamente con la falta de planificación, programación y gestión de la Secretaria de Ambiente de la Nación y la inercia del gobierno chaqueño, lo que explica claramente la pérdida acelerada de calidad ambiental por la destrucción de los recursos naturales, especialmente del monte nativo”.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=8063