«

»

Oct 04 2013

Imprimir esta Entrada

Murieron las abejas del apicultor que denunció una fumigación ilegal

Se trata de Juan José Rajoy, de Colonia La Pastoril, a pocos kilómetros de la localidad de Colonias Unidas. Hace poco más de diez días denunció una pulverización ilegal en un campo lindero, sin embargo el Ministerio de Planificación y Ambiente negó que existieran indicios de aplicación de agroquímicos. Ahora, comenzaron a morir sus abejas.

Juan José Rajoy, el pequeño apicultor que hace poco más de diez días denunció una fumigación ilegal con agroquímicos en un campo lindero al suyo, informó que comenzaron a morir las abejas de sus colmenas. Cabe recordar que desde la Dirección de Fiscalización Ambiental del Ministerio de Planificación y Ambiente del Chaco, luego de realizar una inspección, informaron oficialmente que no se hallaron indicios de aplicaciones de agroquímicos. Las colmenas son la única fuente de subsistencia de Rajoy, de su esposa y sus dos hijas, una de ellas con problemas cardíacos, presuntamente a causa de las fumigaciones.

CHACO DIA POR DIA había visitado el jueves de la semana pasada la chacra de Rajoy, quién cuestionó la inspección realizada por el personal de la Dirección de Fiscalización Ambiental, a tal punto que se negó a firmar el acta elaborada por los técnicos por considerar que no fue adecuado el método utilizado para medir la distancia de la pulverización con respecto a su chacra.

Según reveló Rajoy, los inspectores señalaron que la distancia era de 800 metros y no menor 100 metros como lo denunciara el apicultor. No obstante lo cual, luego difundieron oficialmente que no se había encontrado ningún indicio de pulverizaciones con agroquímicos. La diferencia era que los “inspectores” midieron la distancia entre el ingreso a la chacra de Rajoy y el ingreso a la estancia Santa Frida, del productor Juan Manuel Morano, y no desde la chacra, donde además habita Rajoy junto a su familia, al campo lindero, que sólo se encuentra separado por una calle de tierra y una pequeña cortina de árboles a no más de 100 metros -como se observa en una de las fotografías que acompañan esta nota-.

Tarde y mal

El caso vuelve a dejar al desnudo la laxitud de los sistemas de control para la aplicación de la ley de Biocidas en el Chaco. Si bien hubo avances a partir de la sanción de la norma, como la delimitación de las líneas agronómicas de los municipios, quiénes siguen padeciendo las lagunas en la legislación son los pequeños productores y agricultores familiares en las zonas rurales adonde el Estado suele llegar tarde y cuando los daños ya están consumados.

Este tipo de situaciones, que se repiten en distintos puntos del interior provincial, debieran llevar a revisar ciertos vacíos que exhibe la aplicación plena de la ley de Biocidas cuando los sectores campesinos más vulnerables se ven expuestos a situaciones de indefensión que sólo se pueden compensar con una acción comprometida y eficiente por parte de los funcionarios del Estado provincial.

Link Original: http://www.chacodiapordia.com/noticia/80316/murieron-las-abejas-del-apicultor-que-denuncio-una-fumigacion-ilegal

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=6833