«

»

Sep 23 2013

Imprimir esta Entrada

Adicciones: “Inaugurando obras parecemos chiflados porque no entendemos el problema social”

Fuente SoloChaco.

El coordinador del Centro Nelson Mandela, Rolando Núñez, analizó el problema de las adicciones en menores y planteó fortalecer la escuela y la familia para abordar la recuperación y prevención. Cuestionó una vez más el “negacionismo” de las autoridades y aseguró que “acumular ladrillos” no es hacer escuelas ni promover educación.

La familia y la escuela como eje de la recuperación

El eje para la recuperación de adolescentes atrapados por las adicciones y que incurren en hechos delictivos y violentos, “tiene que ser la familia y la escuela, pero la familia en el Chaco y el resto de la República Argentina está atravesando por un proceso de fuerte desintegración en los sectores más populares o más excluidos”, se lamentó.

Esta desintegración se la atribuyó a “la falta de proyectos de vida, de proyecto familiar, de proyecto colectivo, de trabajo con salario digno, de vivienda digna, de protección de la niñez, de protección de la mujer embarazada”, agregando que “son los postulados históricos de la seguridad social de la República Argentina, que hoy lamentablemente, ni aun con el gobierno actual en el que se consiguieron muchas mejoras, no se logró recomponer en los niveles que permita vivir con menos inconductas sociales, con menos violencia y con menos delito”.

Ante las denuncias de docentes que aseguran no haber sido preparados para tratar con niños y adolescentes adictos, Núñez aseguró que “una derivación directa y concreta de ‘negacionismo’ es no preparar a los docentes para la detección temprana del niño que incurre o insiste en las adicciones”. También sostuvo que “un funcionario público, un dirigente político, tiene que estar abierto a la realidad para profundizarla cuando viene bien y para cambiarla cuando viene mal” e insistió en la permanente negación de las autoridades ante combos de alcohol drogas en menores.

Todos a la escuela y en doble jornada

Sobre los pasos necesarios para abordar la situación, Núñez presentó una alternativa, sin descartar que pueden existir otros mecanismos, “en todas las escuelas, arrancando de los sectores más excluidos de la periferia, la escuela de doble jornada para que el aprendizaje tenga más chace, pero además hay que sacarlos de la calle a los pibes, a veces hay que sacarlo del hogar hasta que el hogar se recomponga, hay que sacarlo de las adicciones, de la violencia y del ocio, y hay que traerlo a la escuela”, planteó.

“Hay que capacitar desde el portero en adelante, a todos”, sentenció e incluyó “a los padres que están sin trabajo, que están con planes sustitutivos de empleo o planes de programas sociales, a la escuela, con nosotros, a arreglar los bancos, a pintar las paredes, vamos a volver a las viejas materias de actividades prácticas, empezamos otra vez artes y oficios desde la escuela primaria, pero empezamos por arreglar toda la escuela”, propuso.

Menos obras y mas visión social

“No hacemos obras nuevas, vamos a arreglando la escuela, ocupemos las escuelas y ocupémonos de las escuelas”, planteó Núñez para luego lanzar la propuesta de incorporación de un “pequeño centro de salud para el control de todos los chicos, salud bucal, oído y garganta, talla, peso y el tema de las adicciones”, insistiendo en que “hay que reconstruir el concepto de escuela con participación de todos y romper el aislamiento y el ocio”.

“La idea es fácil pero la solución es bastante difícil pero hay que empezar y no pensar que acumular ladrillos es hacer escuelas y es igual a educación”, expresó el coordinador del Centro Mandela y aclaró que “si tenemos una cantidad de chicos de 14 a 24 años que no estudian, no trabajan, y están siendo primerizos o repitiendo conductas delictivas, si vemos el promedio de muchachos que están presos en la alcaidía de Resistencia, si vemos las estadísticas criminales de los últimos 5 años, estamos frente a un gravísimo problema que si no empezamos a asumir no vamos a resolverlo. Ahora si seguimos inaugurando obras, inaugurando obras, inaugurando obras, parecemos chiflados porque no entendemos el problema social, no hay visión social en los gobiernos”, finalizó.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=6756