«

»

Sep 23 2013

Imprimir esta Entrada

Agrotóxicos: un apicultor denunció una nueva fumigación ilegal

Juan Rajoy reveló que este viernes, sin previo aviso, un productor sojero fumigó con agroquímicos a cien metros de donde se encuentran instaladas sus colmenas, su único modo de subsistencia. Sospecha que el fumigador contaría con protección de la policía y la Jueza de Paz de Colonias Unidas.

Un intenso olor a veneno impulsado por viento del este despertó de su siesta a Juan Rajoy y su familia este viernes 20 de septiembre en su chacra ubicada en Colonia La Pastoril –a pocos kilómetros de la ciudad de Colonias Unidas-. Es que en el campo sojero del productor Juan Manuel Morano habían pulverizado con agrotóxicos a 100 metros de sus colmenas, sin darle aviso previo, como habían acordado ante el Juzgado de Paz de Colonias Unidas y tal como lo prevé la ley provincial de Biocidas, en su artículo 30. Rajoy se dedica a la apicultura como único modo de subsistencia y los agrotóxicos no suelen ser piadosos con las abejas: o se van o se mueren.

Julio Romero, una persona que se identificó como funcionario del Ministerio de Planificación y Ambiente del Chaco, le dijo telefónicamente que recién el martes podría llegar al terreno para constatar su denuncia. O sea, muy probablemente, cuando ya no quede ninguna evidencia.

El caso vuelve a dejar al desnudo la laxitud de los sistemas de control para la aplicación de la ley de Biocidas en el Chaco. Si bien hubo avances a partir de la sanción de la norma, como la delimitación de las líneas agronómicas de los municipios, quiénes siguen padeciendo las lagunas en la legislación son los pequeños productores y agricultores familiares en las zonas rurales adonde el Estado suele llegar tarde y cuando los daños ya están consumados.

Siete denuncias

Rajoy comentó que desde 2007 viene denunciando en la comisaría de Colonias Unidas –a ocho kilómetros de su chacra- y sospecha de una complicidad por parte del personal policial con el productor sojero, ya que esas denuncias nunca fueron informadas ante la autoridad de aplicación de la ley de Biocidas: el Ministerio de Planificación y Ambiente del Chaco.

En 2009, Rajoy se presentó ante el Juzgado de Paz de Colonias Unidas para reclamar que se paren las fumigaciones. Un año después, nació su hija con una malformación cardíaca, conjeturan a causa de la exposición de su esposa a la aplicación intensiva de agrotóxicos.

En contacto con CHACO DIA POR DIA, Juan Rajoy reveló que cuando fue a realizar las denuncias ante el Juzgado de Paz de Colonias Unidas, la titular del mismo, Elvira Kaenel, en lugar de investigar si el productor denunciado había cumplido o no con lo que establecen las normativas ambientales, comenzó a solicitarle a él todo tipo de documentaciones sobre las tierras en donde realiza sus prácticas de apicultura, es decir, investigó a la víctima.

Este tipo de situaciones, que se repiten en distintos puntos del interior provincial, debieran llevar a revisar ciertos vacíos que exhibe la aplicación plena de la ley de Biocidas cuando los sectores campesinos más vulnerables se ven expuestos a situaciones de indefensión que sólo se pueden compensar con una acción comprometida por parte de los funcionarios del Estado provincial. En estos días, otra familia campesina de la misma zona, los Aranda, irán a juicio oral por intentar detener el paso de un tractor que iba a fumigar frente a su vivienda y a una escuela rural, luego de haber sido abandonados a su suerte por parte de funcionarios provinciales cuando el área de ambiente todavía dependía del Ministerio de la Producción.

Fuente: http://www.chacodiapordia.com/interes-general/noticia/79988/agrotoxicos-un-apicultor-denuncio-una-nueva-fumigacion-ilegal

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=6752