«

»

Sep 17 2013

Imprimir esta Entrada

Se volvió a postergar el jury de enjuiciamiento contra la jueza Corchuelo

La magistrada denunció y recusó a los consejeros

 

17/09/2013 La jueza Amanda Corchuelo recusó y denunció penalmente a los miembros del Consejo de la Magistratura del Chaco por lo que se volvió a postergar la sustanciación del jury de enjuiciamiento por supuesto mal desempeño en sus funciones.

La jueza laboral Amanda Corchuelo presentó una denuncia penal y recusó a los seis integrantes titulares del Consejo de la Magistratura del Chaco y logró así posponer el jury de enjuiciamiento en su contra que debía iniciarse este martes por presunto mal desempeño. La magistrada fue denunciada por conceder medidas cautelares que permitieron el funcionamiento de salas de videopóquer para asegurar la continuidad de la fuente laboral de los accionantes. La audiencia fue suspendida y se resolvió convocar a los consejeros suplentes que deberán resolver en forma urgente las recusaciones planteadas por la acusada.

En contacto con RADIO CIUDAD, el coordinador del Centro Mandela y jefe del estudio de abogados que asumió la defensa técnica de la doctora Corchuelo, Rolando Núñez, explicó que “se interpuso una formal y amplia denuncia penal contra los consejeros firmantes de la penúltima resolución –Nº 233/13- que retomó el trámite del jury a pesar de que hay una orden de suspensión que está dispuesto por un fallo cautelar” en función de que la jueza planteó un recurso de inconstitucionalidad que aún no fue resuelto por el Superior Tribunal de Justicia del Chaco.

“Los consejeros, cuando resolvieron la semana pasada retomar el trámite y señalar audiencia, han incurrido probablemente en abuso de autoridad con incumplimiento de los deberes de funcionario público, o han dejado de cumplir los oficios propios de los consejeros que acumuladas a otras irregularidades severas y graves permitió a la doctora Corchuelo persuadirse de que debía iniciar una denuncia penal”, explicó el abogado.

Nuñez apuntó además que existen “otros factores y elementos que vinculan estrechamente al presidente del Consejo de la Magistratura (Oscar Olivieri), con otro miembro que es (Marcos) Verbeek, que es el ministro de Gobierno y el denunciante (Ricardo Sánchez) en relaciones no solamente partidaria lo que hace permitir dudar de la imparcialidad de un proceso como este que es acotado, reducido, por una ley que viola todo derecho de defensa, y que mal aplicado viola aún más el principio del debido proceso y la igualdad ante la ley”.

“Ningún juez puede ser enjuiciado por una sentencia”

Con respecto al origen de la causa, que fuera impulsada en 2008 por el jefe de la bancada de diputados del Partido Justicialista, Ricardo Sánchez, Núñez cuestionó que aquella composición del Consejo de la Magistratura no haya rechazado la denuncia “por defectos muy marcados en el plano de la argumentación”. “Debía rechazar la denuncia pero irregularmente devolvió la denuncia al denunciante, para que complete. La denuncia volvió a entrar, con algunas correcciones, pero para nuestro punto de vista sigue siendo insuficiente”, recalcó.

Al respecto, el coordinador del Centro Mandela aseguró que tanto la doctrina internacional como nacional advierte que “ningún juez puede ser enjuiciado o sometido a jury por una sentencia”. Y precisó que “las excepciones son escasísimas: por ejemplo haber sido denunciada y cometer un delito, haber cobrado un soborno para dictar una sentencia, haber querido beneficiar voluntaria e intencionalmente a algunas de las partes en el pleito. Sin embargo, en el caso de la doctora Corchuelo no mereció ninguna denuncia penal por ningún hecho de los que están contemplados en el Código Penal”.

El coordinador del Centro Mandela aclaró que “no es pensamiento de Rolando Núñez, es la doctrina y jurisprudencia mayoritaria que sostiene la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que ahora encabezada por el doctor Lorenzetti, uno de los doctrinarios que más avanzó en el desarrollo de este tema, que predica, repite, reitera en congresos y en foros que no corresponde que se pida un jury de enjuiciamiento para ningún magistrado por el dictado de una sentencia, menos cuando se trata de una sentencia en una medida cautelar”.

El fallo de la polémica

Núñez recordó que el fallo que motivó el pedido de jury fue por una medida cautelar que acompañó una acción de amparo presentada por casi 140 trabajadores de empresas de videopóquer. “Cuando se dicta una sentencia en una medida cautelar, el juez no tiene que tener la probanza plena y completa de la verdad que tiene que descubrir cuando investiga en el juicio principal. Es suficiente con que el derecho invocado sea razonablemente verosímil”, explicó. Y advirtió que en ese marco la jueza dictó la cautelar “diciendo que los trabajadores siguieran trabajando y que Lotería Chaqueña no cierre los videopoquers donde estaban trabajando los amparistas”.

“Lotería recurrió y logró que finalmente, cinco meses después, el Superior Tribunal de Justicia anulara el fallo. Con los procedimientos habituales que tenemos dentro de nuestros códigos, se resolvió el tema dentro de los carriles, de los recursos y de los remedios que están previstos cuando se dicta un fallo adverso a alguna de las partes que no está satisfecha o afecta sus derechos”, recordó.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=6669