«

»

Sep 17 2013

Imprimir esta Entrada

Victoria Seguros: la Argentina dejó de estar parcialmente en los territorios no catastróficos

La producción agropecuaria es una industria a cielo abierto que implica cada vez mayor inversión por hectárea, y hoy enfrenta riesgos climáticos que se han acentuado notablemente. Si bien Argentina es uno de los países de América Latina con mayor desarrollo de seguro agrícola, lo cierto es que los riesgos climáticos se han duplicado en la última campaña. Como ejemplo: en diciembre, una sola tormenta afectó más de 500.000 hectáreas en el centro del país y generó el 40% de toda la siniestralidad del año.

Leonaro Ratto especialista en Riesgos agropecuarios

Victoria, Entre Ríos, Agosto de 2013. Los cambios climáticos modifican permanentemente la situación de siniestralidad agrícola en el país y exigen decisiones acertadas de parte del productor agropecuario.

En la ciudad de Victoria, Entre Ríos, la compañía Victoria Seguros -una empresa del Grupo Bagó- organizó una reunión donde se presentaron los resultados de la campaña pasada, se evaluaron las exigencias de los actuales reaseguros, se mostraron datos estadísticos sobre la cantidad de hectáreas aseguradas con mapas sobre la distribución del granizo y se lanzaron las novedades 2013/14.

Hoy en día, la Argentina dejó de estar parcialmente en los territorios no catastróficos. El riesgo es cada vez mayor porque las tormentas de granizo son más frecuentes e intensas. Y si en los últimos 5 años en promedio se registró una siniestralidad del 75%, en la campaña pasada este número se duplicó y el mercado asegurador terminó el año 2012/13 con un promedio de 160% de siniestralidad: cada 100 pesos de prima las compañías de seguro están devolviendo al sector agrícola 160 pesos.

Granizo, el principal problema

El mayor riesgo es el climático: daños por granizo en primer lugar, heladas, vientos, sequías, falta de piso o lluvias en exceso. Existen riesgos específicos según la zona en la que está el campo y el cultivo. Por ejemplo, existen muchos casos de pérdidas en cebada por el efecto del viento.

Según explicó Leonardo Ratto -responsable ejecutivo de la división Riesgos Agropecuarios de Victoria Seguros- el año pasado una tormenta que se desarrolló entre los días 14, 15 y 16 de diciembre afectó tres provincias (Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos) con caídas de granizo de alta intensidad e impactó sobre 500.000 hectáreas de cultivo. El 24 de diciembre se vivió la segunda tormenta fuerte de la campaña, que afectó 200.000 hectáreas en Córdoba y provincia de Buenos Aires. Durante el mes de abril se registraron nuevas granizadas en época de cosecha, afectando campos de la pampa húmeda. Ante este panorama que se viene repitiendo año a año, se recomienda asegurar el cultivo inmediatamente después de la siembra, porque el costo del seguro es el mismo si se lo contrata al comienzo del ciclo o 30 días antes de la cosecha. No conviene asumir el riesgo de granizadas en los primeros días de implantación sin cobertura por especular con los momentos de mayor desarrollo foliar o de desarrollo de vaina en soja. Tampoco es recomendable contratar el seguro sobre la tormenta, porque hoy las pólizas tienen al menos de 3 a 5 días de carencia. Actualmente una cobertura se calcula sobre un porcentaje de la suma a asegurar y el promedio (dependiendo de la zona y el riesgo) es de un quintal de soja para cubrir 30 quintales por hectárea.

Dentro de su gama de productos, Victoria Seguros ofrece coberturas por “Granizo Clásico” y “Granizo PLUS”, que indemniza pérdidas parciales, totales y diferencias de rendimiento por reemplazo de cultivos, y además cuenta con los adicionales de viento y helada para los cultivos tradicionales. También se aseguran los silos bolsa contra fenómenos climáticos y vandalismo, maquinaria agrícola, transporte de granos y todo riesgo operativo agropecuario.

Responsabilidad civil en la actividad agropecuaria

Otro riesgo importante en toda actividad agrícola ganadera es la responsabilidad civil del establecimiento y por animales sueltos. Según explicó Eduardo Gómez, Gerente Técnico de Victoria Seguros, el riesgo del animal suelto está comprendido dentro de las coberturas por responsabilidad civil de todo el establecimiento. La realidad indica que es común el escape de un animal a pesar de que el establecimiento posea alambrados o contenciones en buenas condiciones. El daño que puede producir es variable. Si un vehículo a 60km/h impacta contra un animal, como mínimo habrá lesiones que son responsabilidad del dueño del animal. Las coberturas por responsabilidad civil cubren también incendios que suelen darse en temporada de cosechas en época estival, donde se produce el daño de la cosechadora, la pérdida de parte del cultivo y la propagación del incendio a los cultivos vecinos.

Integral Avícola

Es un seguro desarrollado por Victoria Seguros pensado exclusivamente para el productor avícola, con la más amplia cobertura que la actividad de cría-engorde de aves requiere. Protege al productor por ave perdida, ante los riesgos de incendio, vendaval y tornado, con la opción de granizo. Integral Avícola resguarda al productor por la pérdida de beneficios. La cobertura se extiende por un plazo de 90 días desde el siniestro para que el damnificado cuente con el tiempo suficiente para la reconstrucción de las instalaciones. Además de estas coberturas, Integral Avícola ofrece los adicionales de Incendio casa de familia y viviendas, galpones, silos, silos bolsa y alambrados; Equipos de computación, electrónica, centrales telefónicas, etc.; Responsabilidad Civil Comprensiva; Maquinarias, de arrastre o autopropulsadas; y Accidentes personales (asegurado y/o personal independiente). Esta cobertura está destinada para el productor avícola que busca optimizar la protección de su patrimonio minimizando los riesgos asumidos en su establecimiento.

Acerca de Victoria Seguros

Victoria Seguros fue fundada en 1921, y en 1977 el Grupo Bagó adquirió la totalidad del paquete accionario. Es una compañía con 100% de capitales argentinos, en permanente búsqueda del mejoramiento del servicio y la innovación. Mantiene contacto directo y constante con sus Productores Asesores de Seguros, lo que le permite estar al día con respuestas ágiles, ideas nuevas y creatividad, adecuándose de esta forma a las necesidades de sus asegurados. Su cartera de productos para riesgos agrícolas incluye coberturas para los principales cultivos extensivos, producciones ganaderas, avícolas, responsabilidad civil, instalaciones, etc. Todas las coberturas cuentan con el respaldo de los reaseguradores con los que opera, compañías de reconocido prestigio y líderes a nivel mundial.

Fuente Original: http://panoramaruralahora.blogspot.com.ar/2013/09/riesgos-agricolas-el-seguro-forma-parte_10.html

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=6655