«

»

Ago 28 2013

Imprimir esta Entrada

Greenpeace realizó una advertencia al Gobierno sobre área de exploración

Por medio de una nota los ambientalistas advierten sobre proyecto de ley presentado por el Ejecutivo. Las áreas que se pretenden destinar a reservas mineras son Zonas Amarillas y Rojas, en las que no se puede desmontar.

El pasado lunes 26 Greenpeace presentó notas dirigidas al Gobernador, al ministro de Planificación y Ambiente y al presidente de la Cámara de Diputados, con el objeto de señalar una seria advertencia respecto del proyecto de ley que presentara el Poder Ejecutivo con el objeto de que se declare áreas de reservas mineras las zonas de Tres Pozos (Nueva Pompeya), Pico del Chaco y Puerto Lavalle, para encarar acciones de prospección y de exploración de sustancias minerales.

En la emergencia, Greenpeace advirtió al gobierno chaqueño sobre la vigencia de la Ley Nacional de Bosques (26.331), específicamente el artículo 14 del referido texto legal, dado que las áreas que se pretenden destinar a reservas mineras son Zonas Amarillas y Rojas, en las que no se puede desmontar, actividad que resulta inevitable para las tareas de prospección y de exploración que pretende autorizar el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo.

La advertencia de Greenpeace se refuerza con la idea de que tales actividades son posibles solamente en Zona Verde (Categoría III, según el mapa de zonificación de Chaco).

La misiva, fundamentos

La misiva firmada por Hernán Giardini, Coordinador Campaña de Bosques Greenpeace Argentina, advierte que la norma impulsada desde el Poder Ejecutivo provincial para declarar como “zona de reserva minera” para la prospección y exploración de sustancias minerales en la zona de Tres Pozos Nueva Pompeya, Pico del Chaco y Puerto Lavalle.

En tal sentido, Greenpeace quiere advertir que el artículo 14º de la Ley Nacional de Bosques (26.331) establece claramente que “no podrán autorizarse desmontes de bosques nativos clasificados en las Categorías I (rojo) y II (amarillo)”.

Cabe señalar que la reglamentación de dicho artículo no incorpora a la actividad minera dentro de las excepciones: “En las Categorías I y II podrá autorizarse la realización de obras públicas, de interés público o de infraestructura tales como la construcción de vías de transporte, la instalación de líneas de comunicación, de energía eléctrica, de ductos, de infraestructura de prevención y control de incendios o la realización de fajas cortafuego, mediante acto debidamente fundado por parte de la autoridad local competente. Para el otorgamiento de dicha autorización, la autoridad competente deberá someter el pedido a un procedimiento de Evaluación del Impacto Ambiental”.

Teniendo en cuenta que la minería realizada en zonas boscosas tiene un impacto significativo e implica la transformación (desmonte) de las mismas además de otros impactos ambientales, requerimos que conforme a lo establecido por la Ley de Bosques la futura autorización de este tipo de actividades en bosques nativos quede restringida únicamente a los clasificados en la Categoría III (verde), previa Evaluación de Impacto Ambiental y audiencia pública, señala la misiva redactada por la agrupación ambientalista.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=6450