«

»

Ago 26 2013

Imprimir esta Entrada

Centro Mandela cuestiona restricciones impuestas a los menores en La Verde

Centro de Estudios e Investigación Social Nelson Mandela de Derechos Humanos de Resistencia cuestionó un escrito firmado por distintas autoridades de la localidad de La Verde que impone restricciones al acceso a determinados lugares así como al tránsito de los menores no más allá de medianoche.

En un extenso escrito analiza la decisión escrita que endilga a Gonzalo Grabre, secretario de Gobierno municipal; Graciela Bepre, directora de la Escuela Secundaria 180; al médico Blas Navarro del hospital; al comisario Carlos Zanazzo y al juez de Paz, doctor Luis Alfredo Canal. El Centro Mandela destaca que algunos sectores de la población de la localidad de La Verde despertaron espantados, después de un letargo que deriva de un especial proceso institucional, políticoysocial que experimentan como comunidad. Ya no se puede negar que se acumularon diferencias sociales, desencuentros y nuevas adversidades, hasta no hace mucho tiempo desconocidas, quizás por los avatares políticos de los últimos gobiernos municipales. Por su actualidad, se destaca el intendente que gobierna el municipio, a quien algunos sectores acusan de Intolerante o autoritario, además de otros matices que lo presentan como un administrador muy peculiar.

Una población que se ca-racterizaba por la convivencia que había logrado casi espontáneamente durante muchos años, se levantó una mañana y se encontró con una extraña hoja, de doble faz, firmada por Gonzalo Grabre, representando a la municipalidad, Graciela Bepre, directora de la Escuela Secundaria 180, el médico Blas Navarro por el hospital, el comisario Carlos Zanazzo por la policía y el juez de Paz, doctor Luis Alfredo Canal.

La extraña hoja está encabezada por un Inquietante titular, que refiere a las medidas a seguir hasta el 15 de septiembre. No es una ley del Congreso Nacional, ni de la Cámara de Diputados del Chaco; tampoco es un decreto del gobernador, ni un edicto de algún origen que respecte las constituciones de Argentina y de nuestra provincia. Es un especial y llamativo instrumento que avanza e invade las competencias y las facultades de varios poderes públicos. Es llamativamente insólito, por un lado; pero es grave y preocupante porque avanza -como un verdadero estado gendarme- sobre los derechos, garantías y libertades públicas y privadas de los pobladores de La Verde o de quienes quieran visitarlo o pasar un tiempo en dicho lugar.

La suma del poder público local estableció, en el punto uno de la rara y chocante hoja, que los menores sólo podrán transitar por la localidad hasta las 24 horas, decretando que luego serán intimados a ir a sus hogares, y en caso de desobedecer se los conducirá a la comisaria para ser retirados por sus padres o tutores. En el segundo punto, las autoridades reglamentaron que los menores “tienen prohibida la entrada a bares y salones de baile. Sólo están autorizados a concurrirá cumpleaños familiares siempre que estén invitados y asi lo demuestren. No puede quedar circulando en la vía pública”. En el tercer punto se hizo referencias a desórdenes o daños causados a la propiedad, tramo en que se citó -como si fuera necesario- la aplicación del código de faltas de la provincia. La sorprendente y singular hoja finalizó diciendo que “de continuar con los problemas generado por los menores, se tomarán medidas con respecto al Ingreso, de los involucrados en las contravenciones, a la Estudiantina 2013”. Por si fuera poco, en la exótica hoja se señaló que la medida se “estirará” hasta el mes de noviembre del corriente año. Todas estas aberrantes órdenes, mandos y decisiones fueron reglamentadas y promulgadas por la suma de los funcionarios públicos de La Verde. Así se comportaron. De esta manera no sólo han violado los derechos, garantías y libertades públicas y privadas de los ciudadanos, sino que han caído en situaciones extraordinarias de abusos de poderes, que no es frecuente encontrar que sean firmados por la totalidad de los funcionarios públicos de una localidad.

Múltiples persecuciones

“La extraña hoja, de la que no surge lugary fecha de redacción, constituye un verdadero decretazo, absolutamente violatorio del sistema republicano y democrático constitucional, que es el sistema institucional y político de convivencia que acordamos los argentinos. Sin embargo, La Verde parece un estado feudal porque escapa o se aparta de las reglas vigentes. Los exóticos desempeños de los funcionarios, que representan la suma del poder público de la localidad se pusieron de acuerdo para restringir y violar los derechos y garantías de los pobladores o de cualquier forastero de transitar libremente por el lugar. Dejaron de lado ios estratégicos y fundamentales postulados constitucionales y de los Tratados Internacionales de Derecho Humanos y, especialmente, los del Estatuto Jurídico del. Menor y de la Familia, aunque también violentaron los postulados fundamentales del derecho penal puesto que dejaron de lado los principios de culpabilidad, de proporcionalidad dé las penas, el de reserva y el de legalidad. Desconocieron que el derecho penal y el contravencional son de actos y no de autores. Dejaron de lado el principio de prohibición de persecución penal o contravencional múltiple. En definitiva, arrasaron con todo a través de una hoja muy rara y chocante, aunque en realidad lo que vale condenar son las ¡deas y las convicciones de los funcionarios firmantes, que son vastamente antidemocráticas e inconstitucionales, además de quedar expuestos a denuncias pénales. Es que las medidas dispuestas no sólo son propias de las esferas judicial y legisla-tiva, sino son órdenes impuestas en lo policial, educativo, social, cultural y político. Los funcionarios incurrieron en una gravísima irregularidad, capitalizando irregularmente la suma del poder público distribuido en competencias diversas, no obstante lo cual impusieron severas restricciones contra las libertades ciudadanas del mismo modo en que se hacía durante la dictadura militar, en la que ganó la presunción de peligrosidad de determinado grupo de personas, lo que permitió viola -en forma continua y sistemática- los derechos humanos de la época. Pareciera ser que en la descabellada hoja se plasmó la idea de peligrosidad y de habitualidad conflictiva- delictiva de los menores, que en realidad son víctimas de las deformacio¬nes del mundo heredado de los adultos y de la criminalización mediática que se les ha cargado, sobre todo cuando son pobres y, negritos. Probablemente estos conceptos y pensamiento habrán posibilitado que la suma del poder público local de La Verde se inclinó a favor de las visiones autoritarias para sa-tisfacer reclamos de sectores social que plantean o exigen mayores medidas restrictivas y avasalladoras con el pretexto de mejorar la convivencia o de lograr un bienestar social, para lo cual no dudan en caer eh abusos. La extraña hoja es una inexplicable vuelta al pasado”.

 LINK ORIGINAL:  www.diarionorte.com

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=6410