«

»

May 11 2013

Imprimir esta Entrada

DESMONTAN EN ZONA AMARILLA

El Impenetrable chaqueño

Está prohibido desmontar en zona amarilla; sin embargo, se desmonta a diez kilómetros del Paraje “Las Pirámides”, en El Impenetrable chaqueño, en plena zona amarilla según el Mapa de Zonificación del Chaco, que forma parte de la legislación provincial que regula la conservación y explotación racional del monte nativo chaqueño para lograr su correcto aprovechamiento socioeconómico integral.

Ya se habría iniciado los trabajos de desmonte, aún antes de que la Dirección de Bosques otorgue el correspondiente permiso de cambio de uso de suelo, lo que constituye una grave infracción que pasa desapercibida producto de la inercia o de la ineficacia del sistema de control, que demuestra una extraordinaria permisividad.

Tendrían previsto pasar el predio de zona amarilla a verde para legalizar el desmonte. La titular del predio, cuyos datos catastrales son Circunscripción 5, Parcela 225 y 226, coordenadas 25 35 0.09 Sur 61 31 19.65 Oeste, del Departamento Almirante Brown, es la firma Cuenca del Salado S.A, que solicitó un plan de aprovechamiento de cambio uso de suelo, pidiendo autorización para desmontar 2.900 hectáreas de las 4.900 que totaliza el campo. El técnico responsable sería Diego Kalbermatter. Con íconos celestes y los puntos gps señalizamos el predio en las dos imágenes satelitales que ilustran la nota.

Desmontaron 33.619 hectáreas en el 2012

El Director de Bosques anunció por los medios de comunicación que el gobernador chaqueño le instruyó para que dispusiera las medidas administrativas para desmontar 40 mil hectáreas en el curso del año 2012. Bird Life informó que durante el 2012 en Chaco se desmontaron 33.619 hectáreas, que es un dato más que preocupante tomándose en cuenta el desbalance ambiental chaqueño, sobre todo en algunas regiones muy específicas y determinadas. En realidad, la superficie intervenida fue mayor si tomamos en cuenta los desmontes clandestinos, los silvopastoriles y las explotaciones forestales, autorizadas e ilegales.

En relación a los desmontes que se produjeron durante el 2011, suponiendo que la información fuera incompleta, igualmente expresa el extraordinario volumen de las intervenciones vinculadas con los avances de las fronteras productivas de la mano de un modelo que es excluyente desde el punto de vista social y económico, generador de una alta concentración de la tierra y de la riqueza entre muy pocos beneficiarios, además de afectar severamente el ambiente y la biodiversidad. Durante el 2011 serían 133 los permisos otorgados para desmontar. Si esto se confirmara, podemos proyectar una superficie estimada de 42.500 hectáreas desmontadas, cálculo que efectuamos promediando las superficies intervenidas en los predios autorizados y reconocidos, que fueron 96.

El dato final que genera mayor preocupación es que el último inventario forestal informó la supuesta existencia de un total de 4,9 millones de hectáreas de monte en Chaco, coincidiendo con el dato del inventario forestal anterior, que se realizó en el 2005, lo que pone en evidencia el error o la falsedad en que se ha recaído. El dato proporcionado por el gobierno es erróneo o falso. Tiene por objetivo impulsar la continuidad de los desmontes, de los silvopastoriles y de las explotaciones forestales, acelerando el volumen y la intensidad de las intervenciones. En realidad, el saldo de monte actual no debe superar una superficie de 3,4 millones de hectáreas. A esto se agrega que se desconoce la salud del monte, lo que es muy preocupante porque gravita negativamente sobre la dudosa sustentabilidad del ecosistema chaqueño, cuya fragilidad solamente es ignorada por el gobierno y por los empresarios.

 

Resistencia, 11 de mayo de 2013.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=5396