«

»

Abr 26 2013

Imprimir esta Entrada

“Me quiero ir”

                                                               Por Hernán Gaspar Lorenzino, Ministro de Economía de Argentina.

Según el Indec, el Gran Resistencia es la región con menos pobres del NEA

a

25/04/2013 La tasa de pobreza en el Gran Resistencia descendió a 5,9%, mientras que la indigencia bajó a 1%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Es la mejor posicionada en el nordeste argentino, por delante de Formosa, Posadas y Corrientes.

En el segundo semestre de 2012, la tasa de pobreza en el Gran Resistencia descendió a 5,9%, mientras que la indigencia bajó a 1%, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

De acuerdo la información oficial, el índice de pobreza, es decir la porción de la población cuyos ingresos son inferiores a la canasta básica total, pasó del 14,2%, en la segunda mitad de 2011, al 5,9% en el mismo período de 2012. Mientras que la pobreza en los hogares chaqueños disminuyó del 9,9 al 4,7%.

La indigencia, que abarca a quienes no alcanzan la canasta básica alimentaria, también tuvo una merma importante durante este mismo período: pasó del 2,3 por ciento al 1%, en personas y del 2 al 1%, si se toma como unidad de análisis los hogares.

El Gran Resistencia es la mejor posicionada en el nordeste argentino, en cuanto a registros de pobreza e indigencia. Le siguen Formosa, con el 6,4 por ciento de pobres y 0,7 de indigentes; Posadas, con 8,2 por ciento de pobres y 2 por ciento de indigentes y el Corrientes, con el 11,8 por ciento y el 2,3 por ciento, respectivamente. Las ciudades con menor índice de pobreza del país son Ushuaia (1,2%) y Santa Rosa (1,5%).

A nivel nacional, la tasa de pobreza descendió 1,1 puntos desde el 6,5% que se registró en 2011 y la indigencia 0,2 desde el 1,7% de un año atrás. Alrededor de dos millones de personas son pobres en la Argentina y de ellas unos 600 mil son indigentes, según datos referidos a 2012.

El Indec dedujo este resultado a partir de la consideración oficial de que una persona deja la indigencia y logra alimentarse con un ingreso diario de 6 pesos. En consecuencia, sobre una población superior a los 40 millones de habitantes 2.160.000 son pobres y 600 mil están sumidos en la indigencia, según los cálculos oficiales.

La pobreza se determina a partir de la Canasta Básica Total (CBT), que según el Indec a fin de 2012 tenía un costo de 1.613,43 pesos para familia compuesta por dos adultos y dos menores.

La indigencia se define desde el valor de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que para el año pasado alcanzó los 719,07 pesos para una familia tipo. La CBA está integrada sólo por alimentos para la subsistencia de un mes y la CBT le incorpora servicios básicos.

Tanto la CBT como la CBA se formulan a partir de la variación del índice de precios al consumidor, cuya metodología es cuestionada por analistas privados y derivó en una moción de censura para el país por parte del FMI.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=5306