«

»

Abr 11 2013

Imprimir esta Entrada

RECONOCIMENTO DEFINITIVO DE LA PROPIEDAD COMUNITARÍA INDÍGENA

Reserva Grande (El Impenetrable)

El sábado 2 de marzo el gobernador del Chaco anticipó que el 19 de abril, fecha en que se conmemora el Día del Aborigen Americano, entregaría el título de la futura propiedad comunitaria indígena denominada Reserva Grande, situada en El Impenetrable chaqueño. Así fue acordado en una reunión que mantuvo con la asociación comunitaria MOWITOB, que representa a las familias qom, wichí y mocoví. “Después de 23 años de espera tenemos la mensura y la aprobación del plano con relevamiento poblacional, esto es 262 criollos y 350 familias aborígenes”, señaló Capitanich a través de su cuenta oficial de Twitter. Dijo que “creemos en la necesidad de consenso con los pobladores criollos para lo cual constituimos una comisión especial para ejecutar la decisión de transferir el título. Pusimos la meta del 19 de abril para hacerlo. La reserva aborigen es de 308.000 hectáreas, la mayor propiedad comunitaria de la República Argentina”.

Luego de los legítimos y comprensibles reclamos de las familias criollas que poblaron y habitan por generaciones en lo que será la propiedad comunitaria indígena conocida como Reserva Grande, recientemente el gobernador prorrogó el plazo para que se efectúe la escrituración que pretendía realizar el día 19 de abril. La decisión de aplazar la entrega del título fue dispuesta por Capitanich a través del decreto 388, dictado el pasado 15 de marzo. La oportuna y correcta decisión adoptada por el gobierno apuntó a ampliar los plazos para la realización del relevamiento topográfico y poblacional y la mensura perimetral del predio. Encomendó a una unidad ejecutora, integrada por organismos e instituciones públicas y privadas, que lleve adelante la tarea de escrituración y el proceso de planificación y convocatoria para lograr consensos respecto de la situación (posesión) de los pobladores criollos que viven en la Reserva Grande, que es la cuestión más compleja que dificulta la entrega del título de propiedad a la asociación indígena MOWITOB. Pareciera que el gobierno ha tomado nota de las graves confrontaciones que se han generado entre familias indígenas y criollas en territorios de la propiedad comunitaria de la Meguesoxochi, ubicada en el Interfluvio, que en la actualidad pasa por hechos -potenciales o concretos- de mayor gravedad y peligrosidad, especialmente por el saqueo de los algarrobos que supone la connivencia entre funcionarios, explotadores forestales y algunos dirigentes indígenas que fueron cooptados por las deformaciones del mundo blanco. Probablemente esto hizo que el gobierno desacelerara su intención de entregar el título el próximo 19 de abril porque habrá tomado nota de que se debe promover una instancia de verdadero dialogo para lograr consensos entre la comunidades indígenas y las familias criollas.

La actual administración pretende que los acuerdos concluyan el 20 de julio de este año, como fecha máxima; sin embargo, todo indica que será difícil y complicada la tarea de la unidad ejecutora provincial dado que la existencia de intereses tan contrapuestos entre las comunidades indígenas y los criollos seguramente dificultará que en tan breve tiempo se alcancen consensos que sean justos y equitativos, de tal modo de que los participan de la cuestión entiendan que se haya llegado a una solución que signifique una justa composición de intereses y de derechos. Por lo tanto, suponiéndose que no logren un pleno consenso al día 20 de julio , al gobierno le quedan dos alternativas; la primera, y más razonable, consistiría en prorrogar nuevamente la vigencia del decreto 116/07, insistiendo en la tarea de buscar consenso; la segunda, que es la menos aconsejable y que está contemplada en el punto 4.4 del Anexo del decreto 388/13, lo llevaría a escriturar la propiedad comunitaria entregando el título de la Reserva Grande a la asociación indígena MOWITOB. Esta última solución profundizaría la situación de confrontación entre indígenas y criollos, escenario en el que se han colado algunos explotadores forestales que se metieron en el territorio para sacar madera, apuntando principalmente al monte de algarrobo, ante la inercia, complacencia o complicidad de funcionarios y agentes del estado que trabajan en distintos organismos y dependencias del Ministerio de la Producción, con el acompañamiento – en algunos casos- del personal policial. Este factor es una de las claves que ejerce una fuerte presión para que el gobierno tome decisiones que no contemplen bases de consensos y de respeto pleno y equitativo entre las comunidades indígenas, como dueños ancestrales de las tierras, y los criollos que por generaciones viven en la Reserva Grande. La solución al grave conflicto creado, que se puede profundizar si el gobierno equivoca los caminos, nos lleva a pensar que no aprendemos de las experiencias pasadas y que tropezamos varias veces con la misma piedra, que casi siempre se apoya en las torpezas de la gestiones de gobierno. Con la propiedad comunitaria de la Meguesoxochi, fue Ángel Rozas; ahora, el desafío de sensatez y razonabilidad pesa sobre el gobernador Capitanich, lo que no deja de ser un gran dilema a propósito de su caótica gestión.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=5141