«

»

Ene 25 2013

Imprimir esta Entrada

Hablaron los rehenes del motín: “Nuestra garantía fue la presencia de la prensa”

Provinciales | 24 Enero de 2013 | En la siesta de hoy fueron dados de alta tras permanecer internados.

 

Dos de los efectivos del Servicio Penitenciario que estuvieron por más de 15 horas como rehenes en el motín llevado adelante por cerca de 150 reclusos reconocieron que volvieron a vivir tras su liberación y que la presencia de la prensa fue su garantía. En la siesta de hoy fueron dados de alta tras permanecer internados.

Explicaron que en todo momento trataron de no quebrarse para no mostrar debilidad, además intentaron también de alguna forma crear un vínculo con sus captores, dialogar con ellos, negociar para arribar a algún acuerdo.

Recordaron que  el motín comenzó aproximadamente el lunes  entre las  17:30  y las 18:00, producto de un  conflicto que hubo entre un celador del módulo 6 y un interno. “Escuché una serie de discusiones yo estaba en la oficina de personal, salgo  a mirar y veo cuando un interno rompe la ventana de la celaduría del modulo 6, abre el portón y comienzan a salir todos los internos de una manera alterada. En la guardia solamente estaba el comandante de guardia y otros efectivos penitenciarios que acudieron en ayuda al celador” contó uno de ellos.

Indicó además que los internos salieron armados con todo tipo de elementos contundentes, “y agredieron al personal penitenciario que no tuvo tiempo de reaccionar en forma efectiva. En ese momento tomaron la guardia, luego ingresaron y tomaron todas las armas y se valieron de esto para luego poder tomar todos los módulos y poder lograr que algunos internos se evadan. Cuando  se produce esto salgo de mi oficina y me encuentro con el agente Airbag en el modulo 4 estaba solo, entonces acudo a su apoyo y nos quedamos apostados en la celaduría por espacio de cuatro horas”.

“Pasaron las horas y se escuchaba la violencia con la cual se manejaban los internos, entonces cuando vieron que no eran rescatados por ninguna fuerza y vieron que había abierto todos los módulos y ya tenían a un agente de rehén y lo tenían paseando por todo el complejo, en ese momento comenzaron a ingresar al modulo 4 donde nosotros nos hallábamos y no nos quedó otra que abandonar la celaduría y acceder  a lo que ellos pedían. Creíamos que terminaba todo para nosotros” expresaron los efectivos.

Explicaron que los internos ingresaron a las corridas al lugar donde estaban ellos los comenzaron a golpear, “nos hincaban con las lanzas que tenían. En todo momento tratamos de negociar, de decirles que se tranquilicen, que iban a tener lo que ellos querían, pero si nos hacían algo iba a ingresar el grupo armado. Nosotros éramos la única garantía que ellos tenían para que la situación no pase  a mayores y para que ellos puedan lograr lo que querían, de esa forma  lograrnos por un tiempo tranquilizarlos de alguna manera. Nos llevaron  hasta el modulo 6. Ellos  pedían que los efectivos policiales se retiraran del perímetro del Complejo, ese fue el primer punto, el segundo fue la presencia de la prensa para garantizar nuestra seguridad  y para garantizar que a ellos no se los iba a tocar, además de la confección del acta compromiso que incluía una serie de puntos que luego se dieron a conocer”.

Aclaró uno de los agentes que fue tomado de rehén que el acta compromiso fue realizado por él mientras estaba de rehén, pero los integrantes de Derechos Humanos y el Comité contra la Tortura aseguraron que ellos arribaron a ese acuerdo, cuando en realidad ya estaba todo encaminado.

Los jóvenes agentes contaron que en todo momento estaban amenazados con un arma ya sea de fuego o blanca, además que constantemente los amenazaban con matarlos, los insultaban. Les decían que los iban a linchar, que los iban a crucificar. Los internos lo sacaron a pasear por todo el perímetro y les decían los internos que si no accedían a su pedido iban a ser boleta o les iban a empezar a sacar las uñas con una pinza. Tenían las facas constantemente en el cuello y las lanzas.

LA NEGOCIACIÓN

Explicaron que la negociación consistió en lograr que se retire toda la fuerza policial del perímetro y lo segundo a negociar era que entre la prensa.

Los rehenes pudieron observar que los internos todo el tiempo estaban consumiendo  psicofármacos y en momento intentaron que nosotros hiciéramos lo mismo y tomaban  algún tipo de bebidas fermentadas. “Nosotros  no queríamos tomar ni comer nada que ellos nos ofrecieran porque nuestro miedo era que nos pongan  algo en la bebida”.

 LA LIBERACIÓN

Recordaron que fueron liberados a las 8:00 de la mañana del día martes, esto fue posible cuando ingresó la prensa, la gente de Derechos Humanos y se da lectura al acta compromiso. “Ellos se tranquilizaron un poco cuando vieron ingresar a los medios,  les habíamos dicho que la única garantía que tenían ellos era la presencia de la prensa y también nuestra garantía de que no les iba a pasar nada” señalaron.

Tras la firma del acta compromiso se produce la liberación de los dos últimos rehenes.

“Cuando salimos respiramos hondo y dijimos hoy volvimos a nacer, y agradecer que pudimos salir con vida de esta situación, actuamos con profesionalismo porque en ningún momento nos quebramos y a pesar de la tensión y la amenazas creo que actuamos en forma correcta porque una persona en esa situación puede llegar a hacer cualquier cosa”, dijeron los agentes.

Finalmente agradecieron a los medios de prensa presentes porque la presencia de los medios fue una garantía para ellos para que estén con vida  y puedan estar contando lo que les pasó.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=4009