«

»

Ene 11 2013

Imprimir esta Entrada

Núñez: La Policía es hoy un instrumento del Gobierno y esto sólo garantiza la impunidad

El titular del Centro Mandela analizó que la cuestión no se agota en la pésima formación de los policías, sino que debe incluirse la nueva función social que adquirió la fuerza policial en los últimos años en el Chaco. Lamentó que el Poder Judicial garantice la continuidad de los apremios ilegales al no investigar como corresponde.

En el marco de los apremios ilegales que tuvieran lugar en la comisaria Cuarta de la ciudad de Resistencia, según se denunció en las últimas horas, el coordinador del Centro de Estudios “Nelson Mandela”, Rolando Núñez, consideró que son hechos que deben ser caratulados como “torturas y tormentos”, y dijo que los mismos se reiteran en las comisarías chaqueñas debido al cambio de rol que tuvo la Policía del Chaco en los últimos años.

El profesional analizó que la cuestión no se agota en la pésima formación de los agentes policiales, la cual no se basa en un sistema de entrenamiento civilizado de investigación de delitos y resolución de conflictos, sino que la lectura de los hechos debe incluir la nueva función social que adquirió la fuerza policial en los últimos años en el Chaco, por decisión de las autoridades de Gobierno. En este sentido, sostuvo que “la creciente violencia en los métodos empleados por los policías y la continuidad de los mismos son la consecuencia de que la institución policial ya no pertenece al Estado, sino que es hoy un instrumento del Gobierno de turno y en ese contexto se está garantizando la impunidad”.

Asimismo, Núñez criticó la inacción y complicidad del Poder Judicial ante las denuncias que recepcionan por casos de torturas, vejaciones y apremios ilegales, señalando que esto contribuye en torma decisiva en la prosecución de estos delitos e impide que los culpables reciban la condena que les corresponde. “Salvo que los casos alcancen un nivel notorio de conocimiento público, las causas de este tipo se caratuian como un delito excarcelable, luego se deja pasar el tiempo y pueden pasar dos cosas: que la causa prescriba o que los acusados sean sobreseídos”, gráfico el profesional.

Lo que debe hacerse

Por otra parte, Rolando Núñez explicó que aquellos agentes policiales que fueran denunciados por cometer distintos apremios ilegales, deben ser separados del cargo de inmediato e iniciárseles un sumario administrativo, lo que implica la exclusión de los mismos de las filas policiales. En lo que respecta a la Justicia, remarcó que los juicios deben efectuarse con total transparencia, neutralidad y vocación de investigar, “esto es importante resaltar porque la Justicia provincial siempre encubrió a los policías que castigan, torturan y aplican tormentos, sin olvidar que el actual secretario de Seguridad (Javier Oteo) avala y permite las torturas al no tomar las medidas administrativas apropiadas para combatir este flagelo que esta instalado en toda la estructura policial”, concluyó.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=3743