«

»

Ene 10 2013

Imprimir esta Entrada

SIN DIAGNÓSTICO CIENTIFICAMENTE APROBADO

Chaco: Mal de Chagas

 

El Chaco es una provincia con alto riesgo de contraer chagas. La enfermedad causada por un parásito y transmitida por vinchucas es un grave problema social y sanitario. Toda la región del nordeste es considerada zona de riesgos alto y moderado. Chaco está la cabeza.

Conforme las estimaciones de la Organización Panamericana de la Salud en Argentina existirían 7,3 millones de personas expuestas, 1,6 millones infectadas y más de 300.000 afectadas por cardiopatías de origen chagásico. La prevalecía de la infección en embarazadas sería de 6,8% en el año 2000 y de 4,2% en el 2009. Otras fuentes informan mayores valores de exposición, de infección y de enfermos cuyas patologías se encuentran relacionadas con el mal de chagas, como causa generadora.

En base a los datos llevados por la OPS, se estima que cada año nacen unos 1.300 niños infectados por transmisión congénita, que si fueran diagnosticados podrían ser tratados y curados. La prevalecía media de infección en niños menores de 14 años sería de 1,5% en 2009, estimándose que se curan 9 de cada 10 niños tratados en fase aguda y 7 de cada 10 tratados en fase crónica.

 

Funciona mal el programa provincial de chagas

 

Desde hace muchos años que alertamos a la población sobre el mal funcionamiento del programa provincial de lucha contra el mal de chagas, lo que naturalmente no quita responsabilidades al ministerio de salud y a los sucesivos gobiernos que administraron la provincia del Chaco. Institucionalmente dieron a conocer que menos del uno por ciento de los menores de 15 años de edad dio positivo, como resultado de los análisis serológicos realizados durante el 2012 a 7.636 alumnos de distintas escuelas de los Departamentos San Fernando y Libertad. Informaron que los estudios realizados reflejaron como resultado que 51 chicos habían contraído el mal.

Jorge Nasir, jefe del programa de chagas, presentó la información como un resultado altamente positivo, cuando en realidad el programa a su cargo funciona muy mal, también a partir de su propia responsabilidad e inoperancia. Para poner en evidencia el pésimo funcionamiento del sistema provincial, basta con señalar que durante el año 2012, salvo escasas y aisladas excepciones, no se efectuaron fumigaciones planificadas y controladas en Chaco, especialmente en la zona roja. Las brigadas no trabajaron. Se argumentó en base a la supuesta falta de recursos económicos y que no se produjeron las transferencias de fondos desde la nación. Por lo tanto, el vector ha ganado la batalla puesto que se ha reproducido a niveles tales como si nunca se hubiera fumigado. En definitiva, reina la vinchuca por lo que suponemos que se ha disparado el nivel de infección, que además no está diagnosticado en mínima medida. De este modo, se ha consolidado profundamente la falta de detección, diagnóstico y tratamiento de los enfermos, con lo cual se profundiza la expansión de las cifras negras de la salud pública, que en el campo del mal de chagas encuentra en Chaco uno de sus mayores expresiones. El mal funcionamiento del programa provincial se sintetiza en la falta de un catastro pleno y real de las personas infectadas, quienes se encuentran abandonados a su destino, ignorando la enfermedad contraida.

 

¿Utilizaron reactivos no aprobados por ANMAT?

 

Laboratorios Chaqueños S.A. es una empresa mixta, con participación mayoritaria del Estado. Esta empresa fue habilitada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Medica (ANMAT). La habilitación se instrumentó a través de la Disposición Nº 0450/10, autorizándose al laboratorio a fabricar productos médicos para diagnostico de uso “in vitro.” La dirección técnica sería ejercida por el bioquímico José Francisco Reguera y la co-dirección técnica estaría a cargo de Griselda Maria Graciela Prieto Figuerrero. Complementando tal instrumento, está vigente la Resolución 145/98 del entonces ministerio de salud y acción social, que establece las normas que regula el registro, elaboración, fraccionamiento, distribución, comercialización, importación y exportación de productos para diagnostico de uso “in vitro”. En este punto, aparece el sistema de diagnóstico aplicado para determinar las personas infectadas de mal de chagas, y las eventuales derivaciones que se pueden producir o que ya se produjeron, que en caso que sean corroboradas serán de notable gravedad sanitaria.

Laboratorios Chaqueños S.A. provée al ministerio de salud pública de Chaco los reactivos para diagnosticar la enfermedad de chagas. Los reactivos adquiridos por el ministerio de salud son hemaglutinación indirecta, aglutinación directa e inmunofluorescencia indirecta. Estos productos son utilizados en el laboratorio central de salud pública y distribuidos a través de la red de laboratorios del sistema sanitario público. Sin embargo, tales reactivos no habrían sido aprobados por ANMAT, con lo cual no contamos con diagnósticos científicamente certificados en cada oportunidad en que se efectuaron los análisis serológicos.

 

Debe comprenderse que un reactivo que no fue aprobado por ANMAT no está autorizado ni permitido para circular y ser utilizado porque la autoridad administrativa no lo declaró competente. Al no tener estos reactivos la indispensable aprobación de ANMAT, los resultados (diagnósticos) obtenidos carecen de respaldo científico que avale y garantice su certeza y veracidad. Por lo tanto, se puede informar un resultado positivo cuando es negativo y, lo que es peor, se puede informar resultado negativo cuando es positivo. Esta situación tan grave, que se suma al hecho concreto de que durante el 2012 no se llevó adelante un programa planificado de fumigación, sobre todo la zona roja, coloca al mal de chagas en el rango de endemia fuera de control. Por añadidura, continúa el genocidio silencioso como consecuencia de una enfermedad que se mantiene oculta o escondida por las autoridades y con poca difusión en los medios masivos.

 

 

Jueves 10 de enero del 2013

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=3738