«

»

Nov 01 2012

Imprimir esta Entrada

Puerto de Barranqueras

 

El puerto que no has de tener

 

Tenemos a la vista dos notas; una, de diario NORTE, edición del 24 de marzo de 2009, titulada “Comenzó el dragado definitivo del Riacho Barranqueras” y el siguiente, del mismo medio, editado ayer miércoles 30 de octubre, bajo el siguiente título “Graves inconvenientes para navegar en el Riacho Barranqueras”. Capitanich, en la nota de 2009, calificó “… como un hecho trascendente el comienzo del dragado definitivo que permitirá llevar adelante una estrategia fundamental para aprovechamiento del puerto y las instalaciones de la ex-Junta Nacional de Granos a los fines de abaratar costos”.

En la actualidad resulta muy positivo que los medios masivos de comunicación se hagan eco de los problemas estructurales de navegación que hoy tienen los operadores para gestionar en el Puerto de Barranqueras y en los restantes existentes en el Riacho de Barranqueras:

Los silos de Faca, de la Junta y otros puertos están con acopio de grano y cereales que no pueden despachar ya que no pueden entrar las barcazas por el escaso calado. En la ex Junta dragaron en el frente de la misma; hicieron un pozo. Sin embargo, las barcazas pueden llegar vacías, pueden cargar perfectamente, pero no pueden navegar. Encallan por falta de calado.

Los muelles de cerealeros privados no pueden cargar las barcazas, al igual que la ex Junta. De prolongarse la situación, tendrán que cargar de las terminales a camiones, lo que supone doble manipuleo y mayores costos para trasladar los productos.

La situación del colono es muy peculiar y preocupante. El posible acuerdo con los administradores del Puerto de Santa Fe tiene por objetivo fundamental la exportación de carbón. Tienen planeado sacar en camión el carbón de Chaco, para luego embarcarlo en dicho puerto dado que en Barranqueras resulta dificultoso o imposible operar el producto, no solo por lo que ocurrió con el carbón blanco y la nueva postura de la Aduana, sino por el escaso calado del Riacho, que se torna inoperable repetidamente. La pregunta entonces, es para qué tenemos el Puerto de Barranqueras, si es el puerto que no hay que tener siguiendo los criterios de los que más saben en la materia.

También se difundió la información de que en diciembre llegarían las cuatro primeras barcazas mandadas a construir por la provincia. Si arriban, probablemente queden fondeadas como las otras tres que se compró y no se utilizaron porque no sirve, ya que más allá de los delirios de movimiento de granos que se viene anunciando, lo cierto es que con mucha suerte este año se comercializarán por la ex Junta no más de 70 mil toneladas, muy lejos de las 400 o 500 mil toneladas que se comprometió, y que están muy lejos de la capacidad de acopio de los silos de la ex Junta, que es de 110 mil toneladas.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=3474