«

»

Oct 21 2011

Imprimir esta Entrada

La ineficiencia del servicio 911 refleja la crisis estructural de la Policía del Chaco

 

 

 

 

Rolando Núñez: La ineficiencia del servicio 911 refleja la crisis estructural de la Policía del Chaco

El titular del Centro Mandela señaló que el factor que acelera y potencia la violencia es la creciente impunidad en la fuerza policial, ya que dentro y fuera de la institución no existen órganos de control, por lo que el incumplimiento o mal desempeño no son sancionados.
La detención y posterior agresión que sufrió el reportero gráfico del diario La Voz del Chaco, Sergio Valenzuela, este miércoles por la noche por parte de agentes del Servicio 911, hizo reflotar la problemática de la formación insuficiente que reciben los agentes de la Policía del Chaco, siendo uno de los factores de la actual crisis institucional que atraviesa.
El hecho motivó la apertura de un sumario administrativo contra el personal policial que actuó en dicho operativo lesionando al trabajador de prensa mencionado, el cual fue anunciado por el subsecretario de Seguridad provincial, Javier Oteo, quien calificó al hecho de lamentable. Analizando este nuevo hecho de violencia policial, el titular del Centro de Estudios Nelson Mandela, Rolando Núñez, expresó que “la ineficiencia del servicio 911 es consecuencia de los problemas estructurales de violencia y corrupción que arrastra la Policía del Chaco desde hace años”.
En este sentido, lejos de efectuar una evaluación meramente coyuntural, Núñez explicó que los agentes hoy día están recibiendo una insuficiente formación y capacitación, pero a eso hay que añadir que el proceso de formación que reciben es netamente autoritario, ya que en la práctica se los induce a la violencia, como símbolo de autoridad. “El factor que acelera y potencia la violencia es la creciente impunidad en la fuerza policial, ya que dentro y fuera de la institución no existen órganos de control, por lo que el incumplimiento o mal desempeño no son sancionados como corresponde y así crece la impunidad”, explicó el profesional.

Especulación

Esto último, pone en evidencia que no hay ningún poder de Estado, tanto en el área judicial o penal, que externamente controle a la fuerza de seguridad en su desempeño, “esto genera que el personal policial especule anticipadamente con este estado de impunidad antes de cometer hechos ilegítimos, sabiendo que las condenas a los policías son excepcionales”, agregó Rolando Núñez.

En este sentido, remarcó que la privación ilegítima de la libertad que sufrió el reportero Valenzuela trascendió porque se trataba de un trabajador de prensa, ya que a diario cientos de jóvenes por su condición de pobreza o por ser de piel oscura, son maltratados por los integrantes del servicio 911 y nadie se hace eco.

Soluciones

A su vez, el titular del Centro Mandela mencionó que existen cuatro decisiones claves que aportarían solución a este alto grado de corrupción en la fuerza policial del Chaco, como ser: capacitación plena y efectiva que abarque a todo el rango jerárquico; pago de salarios apropiados; disciplinar al mal desempeño sin excepción mediante la aplicación del reglamento interno disciplinario y el control político a la institución policial, a fin de monitorear su funcionamiento.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=324