«

»

Oct 01 2012

Imprimir esta Entrada

El joven esquizofénico, que estaba en la Alcaidía, fue trasladado al Perrando

Tras el Habeas Corpus presentado por su caso

El joven Flores fue trasladado desde la Alcaidía hasta la Sala 13 del Hospital Perrando, pero habría 5 casos más de personas con problemas mentales alojados en la cárcel.

Mientras tanto, el Sistema Penitencial reconoció que hay cinco personas más que padecen de algún problema mental y de adicción a las drogas, alojados en la cárcel. El Centro Mandela está elaborando la presentación de un habeas corpus colectivo, que incluya a varios detenidos con problemas mentales y de fuerte adicción a las drogas.

El joven Moisés Flores que padece graves problemas mentales como esquizofrenia y epilepsia y que se encontraba alojado en la Alcaidía de Resistencia, desde el jueves pasado fue internado en la Sala 13 del Hospital Ferrando, luego de un Habeas Corpus presentado en la justicia por el Centro de Estudios Nelson Mandela.

La decisión se tomó luego de la presentación que se hizo en el Juzgado de Ejecución Penal N° 2, a cargo del juez Juan Carlos Cima, quien decidió que la Secretaria de Seguridad Provincial tenía 15 días para crear o generar un espacio adecuado donde suplir o resolver la situación de esta persona, que también fue rechazada en la Comunidad Terapéutica de La Eduvigis que no cuenta con un sistema de puertas cerradas y no recibe a condenados.

El resonante caso puso de manifiesto las graves denuncias que ya se venían presentando acerca de las condiciones carcelarias en la provincia, además de evidenciar que no se cuenta con lugares aptos para personas con problemas mentales en conflicto con la ley.

De hecho, el mismo Sistema Penitencial reconoció que existen cinco personas que padecen de algún problema mental y de adicción a las drogas que están alojados en la Alcaidía, lo que motivó que el Centro Mandela esté elaborando, ahora, la presentación de un habeas corpus colectivo, que incluya a varios detenidos dentro del sector vulnerable.

La medida abarcará a aquellos que cuenten con medidas de seguridad debido a problemas mentales y de adicción al consumo de drogas en un estado avanzado.

Sin lugares aptos para internación

“Este es un tema que ni siquiera el Comité Contra la Tortura ni los organismos de Derechos Humanos lo han abordado”, dijo José Ballesta, asesor legal del Centro Mandela y la familia Flores y recordó la Acordada 3208 como fallo precedente que data de 2011 acerca de un caso similar al de Flores y que da lugar al habeas corpus presentada por la madre.

En el mismo se solicita el alojamiento para una persona con problemas mentales en un lugar adecuado a sus condiciones y la norma prevé su cumplimiento para otros casos.

Ballesta dio a conocer que de los detenidos con enfermedades mentales que estarían alojados por el Servicio Penitenciario, en su mayoría son homicidas. Uno de ellos está imputado en la causa del primer incendio en la comisaría 7 de Resistencia y se trataría de un toxicómano, a pesar de que hay casos en los cuales el trastorno mental es producto de la propia incapacidad mental pero también producto del consumo de drogas.

Recordó que hasta la Ley de Estupefaciente, (la N° 23.737), también se refiere acerca de las condiciones de salud y los lugares en que deben ser alojadas aquellas personas con problemas de adicción.

“El tema de medidas de seguridad es complejo y no está abordado ni siquiera por los organismos que debieran bregar por la seguridad de estas personas. No obstante, el Poder Judicial tampoco puede avanzar mucho al respecto porque el sistema de administración es el que tiene que expedirse para llevar a cabo la ejecución de la medida y su cumplimiento”, manifestó. Y dejó en claro que la cuestión está contemplada en la división de poderes del Estado, ya que el Ejecutivo es el encargado de llevar adelante estas prácticas.

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=3239