«

»

Sep 19 2012

Imprimir esta Entrada

Declaración de cineastas chaqueños sobre el mal manejo de los fondos públicos

Discutiendo las Políticas culturales en el área audiovisual

 

Como ciudadanos nos sentimos con derechos a discutir las políticas culturales de nuestra provincia, puesto que la cultura es un derechos inalienable de todos los ciudadanos, tal como lo estable la Ley Nº 6255. Porque creemos que el debate y participación ciudadana no se termina con el voto, como señala la Presidenta del Instituto de Cultura. Por lo expuesto, consideramos manifestarnos democráticamente, ante los “aporte“ que realiza el gobierno de la provincia del Chaco a la producción audiovisual.

Cabe mencionar que el Fondo provincial de Fomento de la Provincia dispuso de $ 50.000 para 9 proyectos (un promedio de 5000 pesos por cada corto realizado). Y ese monto surgió de la coparticipación del INCAA y no del presupuesto provincial.

Estos montos son insuficientes para un desarrollo del lenguaje audiovisual, e irrisorios comparados con los que se otorgan a productoras o personalidades, que no son del Chaco y que en el caso de Víctor Laplace no contratan técnicos, ni actores locales.

Hace más de un año, cuando reclamamos por el otorgamiento sin concurso de un subsidio para la realización audiovisual del documental Chacu por parte de Felipe Pigna, le propusimos al Ministro de Educación Francisco Romero un llamado a concurso para documentales y ficción sobre temáticas relacionadas a la cultura del Chaco. Se comprometió a llamar a concurso en conjunto con el Instituto de Cultura, pero aún seguimos esperando. Nosotros no pretendemos que se nos otorgue por vía directa recursos para nuestras producciones, sino que el Estado por medio de los entes que corresponden, convoquen a concursos honestos, para promover la participación de todos los realizadores de la provincia, de manera justa y democrática.

La mayoría del financiamiento en los últimos años en el Chaco, provino de los Concursos de la TDA (Televisión Digital Abierta). En este sentido el INCAA (Instituto Nacional de Ciencias y Artes Audiovisuales) aposto a reducir las asimetrías entre las provincias y Buenos Aires, otorgaron cupos regionales y provinciales en dichos concursos. Desde la nación se federalizan recursos para impulsar proyectos audiovisuales en el Chaco, y el gobierno provincial otorga recursos provinciales a dedo, a productoras que no residen en el Chaco, sin concursos, sin jurados, sin ningún tipo de control sobre el proceso y calidad del producto, sin exigir contratación de técnicos, actores, catering, etc. de la provincia.

Las políticas culturales deben ser políticas de estado, no políticas de un gobierno o del funcionario de turno. Políticas abiertas al debate y a la participación de los sectores involucrados. ¿Cómo se puede proyectar el desarrollo de una política cultural de un sector determinado (en este caso del audiovisual) de espaldas a los trabajadores de este sector?

¿Quién controla la adjudicación de nuestros dineros? ¿Podrá intervenir en estos casos el defensor del pueblo? ¿O será como creen algunos, que ganar las elecciones te habilita para hacer lo que quieras y otorgarle a quien quieran los recursos de todos?

A los funcionario les decimos que pueden seguir otorgándole arbitrariamente a a Cherri ($2.589.073.30) Laplace (1.300.000), a Rafecas (1.500.000), a Pigna, a Gastón Pauls (¿nos falta alguno?), pero no citen el mandato popular. En la historia hay bastos ejemplos de quienes en nombre de los votos recibidos cometieron una cantidad de barbarismos y tropelías.

Propuestas y capacidades existen de parte de realizadores y técnicos audiovisuales en la provincia. Esperamos que también exista de parte de gobernantes y funcionarios provinciales, facultad y competitividad para apostar por realizadores locales y no por nombres propios que encandilan en las luminarias ¿Qué les parecería si solicitamos funcionarios de otras provincias que vengan a gestionar en vez de ustedes?

Por todo lo que antecede, solicitamos

1- Que se revea el decreto del otorgamiento de $1.300.000 a la realización de “Puertas de hierro” de Víctor Laplace, de $2.589.073 de Cherri y 1.500.000 de Rafecas.

2- Que mediante los fondos de la Ley de Industrias Culturales, se incluya un plan de financiamiento claro y justo, al desarrollo de producciones audiovisuales chaqueñas (con realizadores y técnicos chaqueños).

3- Que en la reglamentación de ley de Industrias culturales, priorice y garantice el desarrollo de pequeñas productoras locales existentes, frente a la radicación de grandes productoras de afuera.

4- Y por último, solicitamos una audiencia con el Gobernador, para discutir estas cuestiones y proponer un plan de desarrollo del sector audiovisual en la provincia.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=3159