«

»

Ago 28 2012

Imprimir esta Entrada

¿Qué esconde el bajo desempleo en el Chaco?

Un informe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa) describe el fenómeno que se conoce como “desempleo oculto”, que se integra por gente desalentada debido a falta de oportunidades y/o escasas habilidades para el empleo.

 

El último informe sobre situación laboral difundido por el Indec sorprendió por el dato de que en la ciudad de Resistencia, Chaco, la tasa de desempleo estaría muy próxima al 0%. La cifró en 0,4% de la población económicamente activa. Esto representaría menos de 600 personas sin trabajo en la capital chaqueña. Este nivel de desempleo contrasta con los niveles que se observan en el resto del país donde la tasa de desempleo en los grandes aglomerados urbanos ascendió en el mismo período a 7,2% de la población activa lo que representa unos 840 mil desocupados.

El ente también advirtió que la muy baja tasa de desempleo abierto está asociada a una alta proporción de personas en edad de trabajar que declara no estar interesada en insertarse en el mercado de trabajo. “Esto, en la mayoría de los casos, manifiesta un problema laboral peor que el desempleo”, señala un informe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa), que advierte, también según datos oficiales, que “apenas 6 de cada 10 personas en edad activa participa en el mercado de trabajo, mientras que las 4 de cada 10 restantes son amas de casa, estudiantes o personas que no estudian ni trabajan. Si estas personas comenzaran a buscar trabajo, la tasa de desempleo sería hasta 3 veces más alta que la observada para el promedio nacional”.

Para desentrañar el fenómeno, Idesa recurrió a los datos desagregados del INDEC, para lo que se cuenta con información al 4° trimestre del 2011, con el fin de observar el estado de situación laboral de la gente en edad de trabajar. Tomó, para fines de simplificación, las personas con entre 20 y 60 años de edad de Resistencia y del total de país, y observó que:

“En Resistencia, del total de la gente con entre 20 y 60 años, el 60% trabaja o busca activamente un trabajo. En el promedio del total país, para el mismo grupo de edades, el 76% trabaja o busca activamente un trabajo. Esto significa que, si Resistencia tuviera la tasa de participación laboral entre gente de 20 a 60 años que prevalece en el promedio nacional, su tasa de desempleo no sería del 0,4% sino del orden del 21%.

Cabe aclarar que para las estadísticas se considera desocupado no a quien no tiene trabajo o está sin trabajar sino a quien, pese a buscarlo determinado período de tiempo, no lo encuentra.

Idesa advierte que “el desaliento en el mercado laboral está asociado a dos déficits básicos. Por un lado, es el reflejo de carencias en el nivel de educación y la formación para el trabajo. Para mucha gente con reducidos niveles de capital humano son muy bajas las posibilidades de conseguir un empleo que genere un nivel de ingresos que justifique el esfuerzo de ir a trabajar. Por otro lado, el gran déficit de inversión en capacidad productiva deriva en que la cantidad de empleos que genera el sistema productivo no sea acorde con el tamaño de la población”.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=3013