«

»

Jul 24 2012

Imprimir esta Entrada

La justicia laboral está al borde del colapso, advierte el Centro Mandela

El Centro de Estudios e Investigación Social “Nelson Mandela” que coordina Rolando Nuñez emitió un informe en el que refleja la crisis en la justicia laboral a partir de la acumulación de causas, el cual se sustenta por datos específicos del que se desprende que al inicio del año los tres juzgados laborales de primera instancia de la ciudad de Resistencia acumulaban 39.112 juicios en trámite.

A partir de este dato no dudaron en sostener que esto “refleja el deficiente funcionamiento del servicio de justicia laboral”, aunque aclaran que “el sistema no colapsa por el gran esfuerzo de jueces, magistrados y trabajadores judiciales; pero, evidentemente se atraviesa una dura crisis de gestión si lo medimos simplemente por los resultados, dejando de lado el aspecto cualitativo del servicio de justicia del trabajo, que por cierto es destacable si tomamos en cuenta que solamente fueron revocadas 125 sentencias de un total de 8.143 dictadas en primera instancia en el período 2000/2010”.

Gran congestión

También expresaron que “la congestión de causas es extraordinaria y pone en una crisis muy profunda a los tres juzgados. Es tal el nivel de acumulación de juicios que se torna imposible la correcta prestación del servicio de justicia. El notable déficit acumulado no solo se traduce en el dictado demorado de las sentencias definitivas, sino también de las providencias simples y de los pronunciamientos interlocutorios. La espera que deben soportar los trabajadores demandantes para ingresar a la grilla de dictado de sentencia se aproxima al año. El pronóstico y la proyección de esta crisis de gestión y de servicio es aún más preocupante si tomamos en cuenta que en el período 2000/2010 se acumularon muchas causas que están esperando sentencia”.

Los números

El Centro de Estudios expone que entre el 2000 y el 2010 se iniciaron 21.635 juicios laborales que ingresaron a los tres únicos juzgados del trabajo de la capital chaqueña, circunscripción que tiene mayor concentración de población y el más elevado índice de litigiosidad laboral. “En el mismo lapso se dictaron 8.143 sentencias. Si bien no es aconsejable una traducción directamente proporcional entre las causas iniciadas y aquellas en las que se dictaron sentencia en el mismo período, lo concreto es que el déficit extendido -que se potenciará en el curso de los próximos años- aumentará y se acumulará notablemente, superando la marca actual de retardo en la prestación del servicio de justicia que demandan los trabajadores”.

Asimismo alertan que durante ese período de 10 años, los tres tribunales dictaron un total de 740 sentencias promedio por año, mientras que recibieron 1.966 juicios, también por año promedio. “Estas cifras reflejan el deficiente funcionamiento de la justicia laboral por la extraordinaria congestión de causa que se acumularon”.

Sin financiamiento

“El Poder Judicial atraviesa una dura crisis de financiamiento, la que se pudo apreciar cuando se discutía el presupuesto para este año, con la escasez de recursos que afectaría el normal funcionamiento”. De todos modos el Centro Mandela propone que para que no colapse el sistema judicial laboral “se deben crear nuevos tribunales en forma inmediata porque es la única solución posible”, resaltando que se deben fijar las prioridades de inversiones entendiendo que mientras se está por inaugurar un nuevo hotel casino en la provincia, no se puso en funcionamiento el juzgado multifueros en la localidad de Nueva Pompeya, creado por ley hace varios años, por lo tanto “la población que vive en El Impenetrable no tiene justicia laboral, civil, comercial, administrativa y penal”.

Fuente: Diario Norte.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=2761