«

»

Jul 20 2012

Imprimir esta Entrada

Oteo admitió el fracaso de 911 y pidió no generalizar las denuncias sobre el Gemo

El secretario de Seguridad dijo que ya le expresó su parecer a los jefes de esa área policial. Reconoció que hay que replantear todo y comenzar de cero, pero avisó que eso demandará tiempo. Pidió no generalizar las acusaciones contra el Grupo Motorizado.

El secretario de Seguridad de la Provincia, Javier Oteo, admitió ayer en una entrevista en Radio Libertad que el Servicio 911 es un fracaso, y contó haber informado a sus responsables de esta evaluación en los mismos términos. “Muchachos, esto ha fracasado, reorganicemos y recomencemos todo de cero”, contó haberles dicho.

“El 911 tiene más de 800 hombres, y en ninguna estructura es funcional esa cantidad de gente”, analizó Oteo, y agregó a esto “las comisarías desmembradas que hay que reorganizar“. Pero dijo estar trabajando para revertir esta situación, aunque admitió que “eso lleva tiempo”.

Oteo dijo esto al referirse a las denuncias por el mal accionar policial y los maltratos a ciudadanos durante requisas en plena vía pública, en especial contra efectivos del Grupo Especial Motorizado (Gemo).

Apenas puesto en funciones el Servicio 911, de emergencias policiales, surgieron cuestionamientos por el comportamiento arbitrario de sus efectivos, presumiblemente en cumplimiento de lo que se denominó “cupo de detenciones”. El fiscal en lo Penal especial de Derechos Humanos, Francisco Daniel Turraca, alertó sobre el cúmulo de denuncias de damnificados en operativos que terminaron en detenciones arbitrarias. Y en el mismo sentido se había expresado en reiteradas oportunidades el coordinador del Centro de Estudios Nelson Mandela, el abogado Rolando Núñez.

Por su parte, el subsecretario de Derechos Humanos de la Provincia: José Luis Valenzuela, contó haber escuchado de parte de propios efectivos policiales que era condición un número mínimo de detenciones por turno, bajo apercibimiento de recibir sanciones y recargos por el incumplimiento de esta meta.

Ahora el Gemo

Idénticas críticas que oportunamente recibiera el Servicio 911, ahora son dirigidas al Gemo, cuyos efectivos fueron denunciados por excesos en intervenciones desmedidas, apremios y detenciones ilegales, principalmente en perjuicio de jóvenes aborígenes en jurisdicción de la Comisaría Décima.

El fiscal Turraca advirtió la desproporción que se observa en materia de gastos operativos y movilización de efectivos, en relación con el resultado de los operativos: “Se movilizan veinte hombre y se secuestran dos cigarrillos de marihuana”, graficó. Para él, este tipo de procedimiento es parte de las políticas aplicadas por el Poder Ejecutivo provincial con el propósito de publicitar el accionar policial y exhibir que se está actuando contra la inseguridad.

Oteo reconoció el uso desmedido de los recursos policiales en operativos que no siempre se justifican, pero pidió no generalizar ni alentar sospechas sobre el accionar del Gemo, y aseguró que se están investigando todas las denuncias presentadas contra esa división.

Hay sectores que no quieren la ley

 

El secretario Javier Oteo cree que algunos de los más resonantes casos de inseguridad de los últimos tiempos no fueron “casuales”, y mencionó el robo a la familia del empresario Enrique Tissembaum, y el robo y la violencia perpetrada contra la periodista Mila Dosso, entre otros. Según su análisis, “hay sectores a los que no le interesan este tipo de reformas”, y opinó que por esta razón conspiran contra la aplicación de la Ley de Seguridad Pública.

En el mismo sentido, el funcionario cargó contra algunos periodistas o sectores de la prensa que se oponen a los cambios en seguridad y “operan” en ese sentido, difundiendo con un énfasis particular este tipo de episodios. “Esto pasa porque hay libertad de prensa y expresión; sería lindo que todos estuvieran de acuerdo, pero no siempre es así”, reconoció.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=2749