«

»

Jul 05 2012

Imprimir esta Entrada

Interfluvio: afirman que el Gobierno no quiere escuchar a los criollos

Están movilizados cortando rutas. Ayer se sumaron más piquetes, incluso de aborígenes seguidores del intendente Ricardo Sandoval e incluso miembros de la Asociación Megexogochi. Afirman que el problema es un cáncer que comenzó cuando se entregaron las tierras en época de Rozas, y se despertó ahora con la gestión de Capitanich.

El conflicto en toda la zona del Interfluvio se recrudece y está llegando a su punto extremo con criollos que hace 10 días cortaron el tránsito en el Puente Santa Ana; hace dos días en el Puente Campo de Mayo y en el trascurso de ayer, aborígenes seguidores del intendente aborigen Ricardo Sandoval de El Espinillo y miembros de la Asociación Megexogochi cortaron el tránsito en el puente La Sirena, que comunica El Bermejito con Castelli y El Espinillo en apoyo a los criollos. “Ahora serán cortes totales en reclamo de posesión de la tierra y del cese de corte de madera de algarrobo. Aquí el enojo contra el Gobierno es generalizado y crece cada día más. Vamos a endurecer nuestro reclamo hasta las últimas consecuencias, y si vuelven a mandar la infantería para liberar el puente, aquí va a haber muertes, que es lo que aparentemente quiere el Gobernador, eso manifiesta la gente “, enfatizó Víctor Gómez, representante de los criollos en el Interfluvio.

Recientemente en representación de las aproximadamente quinientas familias criollas que reclaman un reconocimiento a la “posesión histórica de la tierra que habitan hace más de 100 años”, solicitaron a legisladores provinciales del Bloque Justicialista y de la Alianza Frente de Todos, en oportunidad de la sesión de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados que se realizó en Bermejito, que medien para una solución inmediata al conflicto, porque de lo contrario continuaran con la medida de fuerza por tiempo indeterminado.

“Si nuestros políticos que nos representan no presionan al Gobierno provincial para que se haga cargo de este problema, no nos va a quedar otra que seguir endureciendo nuestra medidas de fuerzas hasta las últimas consecuencias. Después que no digan que no les avisamos”, remarcó en contacto con la prensa, Víctor Gómez.

Más adelante aseguró: “Ya estamos cansados del verso que nos hacen desde el Gobierno, hablando de buscar una solución en conjunto y de bregar por la paz social, pero aquí lo que va a haber es un estallido social si nadie da una respuesta. Hace 22 años que venimos con esta situación, que estamos pasando penurias y, encima, mientras veníamos reclamando bajo la lluvia el director de Bosques, como burla, sigue dando permisos para cortar madera en los asentamientos de los criollos”.

“Esta situación es como un cáncer que estaba dormido. El Gobierno de Rozas y Pibernus entregaron un título de propiedad de la tierra a la Asociación Megexogochi, con 500 familias criollas dentro de esa reserva. Ese cáncer se despertó cuando el Gobierno de Capitanich autorizó a los aborígenes a cortar madera de algarrobo en nuestro asentamiento. Hasta casi se generó enfrentamientos con arma de fuego. Podemos asegurar que más o menos en un año, desde nuestra zona, salieron 1000 a 1200 equipos de madera de algarrobo. Cada equipo lleva 45 a 50 toneladas y según el director de Bosques de la provincia, le pagan $ 450 la tonelada a Zenón Cuellar de la Asociación Megexogochi. Nosotros hicimos la denuncia ante la policía, se incautaron maderas, pero después desde el Gobierno se pidió a la Fiscalía que se devuelva. Aquí se deforesta sin control y con total impunidad”, remarcó.

“Los de mi Gobierno no quien dar continuidad de gestión de los Gobiernos anteriores y hacerse cargo de todos los problemas y resolverlos, porque evidentemente existen otros intereses. Parece como si estuviésemos pidiendo nuestra libertad y el Gobierno no quiere escuchar al Pueblo unido. Me recuerda a las épocas de nuestra revolución solo que a 200 años después”, comparó.

“Este Gobierno y sus funcionarios tienen la costumbre de tirar la pelota para adelante y no solucionar los problemas de la gente. Desde aquí le decimos que paren de discriminar, trabajen en la unión y en la igualdad de oportunidades. El Gobierno tiene que tener una continuidad de gestión y refutar todo lo ilegítimo como un verdadero justicialista. Mi gente no es piquetera, sale a manifestarse porque ya se cansó de esperar y soportar mentiras, queremos trabajar y vivir dignamente. ¿Por qué no pueden entender eso?”, se preguntó.

“Espero que den alguna solución para tranquilidad de la gente, porque esto así no puede seguir, hay bronca, impotencia y humillación debido a la actitud de soberbia del gobernador que empeñó su palabra para darnos una solución y hasta hoy no pasa nada. El 95 % de la gente no quiere salir. El Gobierno nos prometió 20.000 hectáreas en la Fidelidad y es mentira porque esas tierras son privadas. También dice que nos va a indemnizar y otra vez miente, porque apenas tiene plata para pagar los sueldos. Por todas esas mentiras, vamos a ser muy duros en esto y desde hace tiempo ya lo venimos advirtiendo”, sentenció finalmente Víctor Gómez, en diálogo con la prensa.

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=2579