«

»

Jul 04 2012

Imprimir esta Entrada

Indígenas y criollos endurecerán la protesta en el Interfluvio

Reclaman tierras y el fin de los desmontes

La asamblea de campesinos criollos e indígenas del Interfluvio Teuco – Bermejito resolvió intensificar las protestas, a partir de este miércoles 4 de julio, por el derecho a la tierra y el fin de los desmontes.

A través de un comunicado de prensa, las comunidades anunciaron que “ante la falta de respuestas por parte de las autoridades competentes de la provincia del Chaco las medidas de fuerza se profundizarán en el área del Interfluvio, y de no resolverse los problemas llevarán los reclamos a la ciudad de Resistencia y/o Buenos Aires”.

La zona del Interfluvio Teuco – Bermejito está habitada por campesinos indígenas y criollos, quienes son víctimas de un conflicto por tierra de muy larga data. Un área de 150.000 hectáreas fue otorgada en propiedad a la asociación indígena Meguesoxochi, por el gobierno de la Alianza, con más de 600 familias criollas dentro de dicha superficie. Desde entonces la Meguesoxochi reclama que las 150.000 hectáreas sean liberadas de criollos, ante este reclamo el gobierno de la Alianza puso en marcha un plan de reubicación de criollos que fracasó.

Las comunidades criollas e indígenas de la zona denuncian que “en la actualidad la Meguesoxochi tiene importantes acuerdos políticos y económicos con el gobierno del Chaco y la corporación forestal que explota los montes del Interfluvio. Todos los criollos y más del 60 % de las comunidades indígenas se oponen a la explotación forestal porque según ellos atentan contra el equilibrio ambiental, contra sus actividades productivas, y solo beneficia a las empresas forestales y a un grupo minoritario de dirigentes”.

En la actualidad la asociación Meguesoxochi reclama la expulsión de los campesinos criollos; por otro lado, los campesinos criollos y gran parte de la comunidad indígena reclaman reconocimiento de los derechos históricos, integración y participación en las decisiones políticas en todo lo que atañe al Interfluvio Teuco – Bermejito.

Recordaron que “la última propuesta del gobierno de Capitanich para los campesinos criollos fue: reubicación en una parcela de 20.000 hectáreas en la ex estancia La Fidelidad. Los campesinos afirman que la propuesta del gobierno se trata de un desalojo encubierto. El tema La Fidelidad es un capítulo aparte”.

Por último, los manifestantes del Interfluvio afirman que “el conflicto por la tierra es pura y exclusiva responsabilidad del estado chaqueño y no un conflicto interno como quieren vender algunos funcionarios políticos”.

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=2560