«

»

May 28 2019

Imprimir esta Entrada

Somos Monte advierte sobre un daño irreversible si no frenan los desmontes en el Impenetrable chaqueño

El ingeniero Agrónomo de Somos Monte, Rodolfo Acosta, brindó una explicación técnica sobre el comportamiento del suelo tras los desmontes. Habló de una degradación diaria y casi sin control. Celebró el fallo que prohíbe la tala de bosque nativo en las zonas amarillas y aseguró que a partir del diagnóstico, “no se debe seguir desmontando”; en tanto que “el pronóstico es que vamos a tener un desierto en nuestro Impenetrable”. El 5 de junio, en el marco del Día del Ambiente, se manifestarán en la plaza 25 de Mayo.


Rodolfo Acosta, ingeniero Agrónomo y activista de Somos Monte.

El ingeniero Agrónomo, Rodolfo Acosta, visitó este lunes los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN y se refirió al fallo que prohíbe los desmontes en las zonas amarillas a partir de describir la situación de deterioro que diariamente afecta a los montes chaqueños.

La Ley de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo prevé que no se desmonte en la zona de categoría amarilla como lo están haciendo. Esto es considerado un desmonte ilegal, aprobado por el poder Ejecutivo pero no debería desmontarse en esa zona. El otro es clandestino, es decir que sin autorización se avanza sobre el desmonte.

Recordó que en declaraciones públicas, el director de Bosques (Emanuel Carrosino), reconoció que se desmontaron “solo 32.000 hectáreas, pero no sabemos”. “Nosotros estimamos, por las apreciaciones que tenemos de la foto satelital, que alcanzan unas 50.000 hectáreas ya desmontadas”.

Comentó que “el pretexto” que se utiliza para desmontar en esas zonas es justamente “la capacidad de uso de los suelos”. Explicó que “con el cambio en el uso se pretende pasar a agricultura suelos que no son aptos para esto. La capacidad de los suelos aptos para agricultura sería clase 2 o 3. Aquí tenemos clase 5,6 y 7 que son suelos que sin una cobertura vegetal se pierden”. “Nosotros vemos, cuando andamos por El Impenetrable o en fotos que, con las lluvias torrenciales como se dan en la zona y el suelo descubierto, desprotegido se forman verdaderos zanjones que se llaman cárcavas. Con lo que se va avanzando en la desertización de los suelos. Nuestro diagnóstico es que no se debe seguir avanzando en esto y nuestro pronóstico es que en la brevedad vamos a tener un desierto en nuestro Impenetrable. Por eso bregamos para que se frene el desmonte”, afirmó el entendido en la materia.

“Sacarle el monte a un suelo y dejarlo descubierto tiene muchas consecuencias negativas si no se le da el manejo apropiado. Nuestros suelos arrancan con un 9%, 8% de materia orgánica que es lo que le da irrigación y le permite al suelo absorber agua”, aseguró Acosta y posteriormente explicó que el suelo tiene “como cañerías que circulan el agua hacia las napas freáticas. Esas cañerías se cierran por falta de materia orgánica y por laboreo continuo. Entonces, de 100 milímetros se aprovechan 10% o 20% milímetros solamente penetren en el suelo y el resto tenga que escurrirse. Se escurre de las zonas más altas a las más bajas y sabemos que tenemos un gradiente superficial, de 7 u 8 metros de la zona Oeste al río Paraná, una diferencia de altura y el agua se viene para acá, inclusive se viene el agua de Santiago del Estero con el inconveniente de que es agua turbia, con suelo muy fino que se va estacionando en las distintas superficies y eso va haciendo que se pueda absorber menor cantidad de agua de lo que puede absorber”.

Recomendó que además de las obres previstas para contener las inundaciones, se realicen cortinas forestales “para evitar que el escurrimiento arrastre el suelo y muchas prácticas que no son las apropiadas que se están haciendo en el Chaco”, y otras cosas que mejoren las condiciones de absorción del suelo.

Celebró el fallo del Juzgado Civil y Comercial de la 21º Nominación de Resistencia, que prohibió las autorizaciones a desmontes en la zona Amarilla que establece la Ley de Bosques y bregó por que la Subsecretaria de Recursos Naturales, organismos de contralor, actúe de inmediato. “Por día es impresionante el avance del desmonte y cada día que pasa es más perjudicial para el Chaco”, aseguró.

Recordó que entre los puntos con los que insisten en el petitorio de Somos Partes, además del freno a los desmontes, es la declaración de la Emergencia Ambiental “que nos permitiría recuperar parte del monte nativo con el enriquecimiento con especies nativas y se puedan hacer varios trabajos para recuperar parte del perjuicio que ocasionó el desmonte”, dijo. El documento fue elevado a la Cámara de Diputados del Chaco, la Subsecretaría de Recursos Naturales y al gobernador del Chaco, Domingo Peppo.

Para el ingeniero Agrónomo, “los controles no funcionan como deberían; a los organismos de contralor pareciera que no les preocupa proteger al monte, esa es la misión que tienen. No funcionan, se ven camiones circulando por todo el Chaco, sin la guía forestal, con madera sin identifica. Eso demuestra que no hay ningún tipo de control y no vemos que se paren camiones. Entran quebrachos de General san Martín, de Pampa del Indio, según figura en la guía pero sabemos que ya no es de esa zona, ya no hay más, los mecanismos de control son muy flojos.

Manifestación en el Día del Ambiente

El 5 de junio, en el marco del Día del Ambiente, Somos Monte convoca a una concentración a las 10, en la plaza 25 de Mayo. “Esperamos a toda la ciudadanía a expresar su preocupación también. Todos estamos preocupados por lo que nos está ocurriendo con estas inclemencias climáticas que demuestran que hay que proteger nuestros montes”, concluyó Acosta.

Fuente: Chaco Día por Día

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=25538