«

»

Jun 29 2012

Imprimir esta Entrada

Preocupación por llamativos episodios vividos por la jueza Grillo

En la causa por supuestos desmontes ilegales

Rolando Núñez mostró su preocupación por una serie de llamativos episodios que tuvieron como protagonista a la Jueza Civil y Comercial Nº6, Iride Grillo. Manifestará su inquietud por escrito ante la Legislatura y al Superior Tribunal de Justicia.

El coordinador del Centro Mandela, Rolando Núñez, mostró su preocupación por una serie de llamativos episodios que tuvieron como protagonista a la Jueza Civil y Comercial Nº6, Iride Grillo, en el marco de la causa

Dr. Rolando Núñez, coordinador del Centro Mandela

donde se investigan supuestas violaciones a la Ley de Bosques en las denominadas explotaciones silvopastoriles. Aseguró que la semana entrante realizará presentaciones ante la Legislatura y el Superior Tribunal de Justicia.

En declaraciones a CHACO DIA POR DIA, Núñez manifestó su inquietud por la serie de hechos que tuvo que padecer Grillo en el marco de las audiencias por los supuestos desmontes ilegales en El Impenetrable chaqueño, entre los que se cuentan: una supuesta grabación clandestina de una de las audiencias, la posterior “visita” de diputados oficialistas al juzgado por esta causa, la “precupación” que surgió en algunos ámbitos vinculados con el gobierno por la admisión de amicus curiae (amigo de la Justicia) al Centro Mandela y, por último, el rumor que surgió sobre un posible juicio político en su contra.

A través de un comunicado de prensa, Núñez detalló que estas son las mismas preocupaciones que tiene la magistrado las cuales incluso fueron manifestadas en la audiencia del 21 de junio en su juzgado. “La juez Grillo se manifestó en términos inusuales apenas se inició la audiencia que se realizó en su juzgado el pasado 21 de junio”, comentó Núñez.

“Con un lenguaje muy cuidadoso, pero a su vez muy claro y entendible, (la Jueza Grillo) expuso cuatro preocupaciones. Tras una breve introducción, dijo que llegó a su conocimiento -a través de una fuente que respetaba- que se habría grabado la audiencia anterior sin su consentimiento. Agregó que si eso ocurrió, sería un hecho grave”, señaló.

“En segundo término, señaló que la visita de los diputados justicialistas a su juzgado le significó una profunda preocupación, por lo que implicaba o significaba tales presencias. Señaló que el diputado Bergia, con el acuerdo gestual de los restantes legisladores, afirmó que seis de las ocho personas que habían participado de la audiencia anterior dijeron que Rolando Núñez había “manejado la audiencia””, sostuvo.

“Las expresiones del diputado Bergia evidentemente impactaron en la Dra. Grillo, quién se explayó en profundidad sobre el modo en que se llevó adelante la anterior audiencia, resaltando la participación de todos los asistentes, en pie de igualdad, rescatando su rol de juez y directora de la audiencia. De sus expresiones se pudo interpretar que la presencia de los diputados en su despacho pudo haber significado un factor de presión, inadmisible frente a un magistrado independiente y de la democracia”, indicó Núñez.

“La tercer preocupación que abordó la Dra. Grillo giró sobre el juicio que se le iniciaría como consecuencia de su desempeño en la causa iniciada por tres comunidades indígenas, que cuenta con sentencia firme -o sea, consentida por las partes- ratificada en dos instancias superiores. Refirió la juez que esta información también había llegado a su despacho a través de la misma fuente y, que si se confirmara, constituiría un hecho de gravedad, que podría dificultar o poner en crisis la tranquilidad espiritual que necesita cualquier magistrado para administrar justicia”, afirmó.

“La cuarta preocupación que mencionó fue las incompresibles críticas que provocó su decisión de asignar un amicus curiae en la etapa de control que efectúa en lo relativo al cumplimiento de la sentencia que en su momento dictara. Señaló, con toda claridad que había dispuesto la intervención del amigo de la jurisdicción a través de una resolución que fundamentó con amplitud y que las partes consintieron. Antes de terminar de manifestar sus preocupaciones, la juez volvió a repetir que deseaba no ser distorsionada en sus expresiones y en su gestión, lo que permitió suponer que esto ya había ocurrido. Luego de exponer los cuatro puntos, pidió opinión y puntos de vistas. Se expresaron en apoyo de la independencia de los jueces dos de los participantes en la audiencia”, recordó Núñez.

Para el abogado, de las cuatro preocupaciones que destacó la Dra. Grillo, tres son graves. “Una de ellas, específicamente la presencia de los legisladores en su despacho y las expresiones del diputado Bergia, es de notable gravedad institucional porque -de hecho- puede significar un conflicto de poderes, hasta la violación por parte de los legisladores de la prohibición que establece en el art. 152 de la Constitución del Chaco, que dispone que en ningún caso los diputados pueden atribuirse el conocimiento de causas judiciales pendientes o terminadas”, comentó.

“Esta prohibición está íntimamente relacionada con el respeto que se debe a los jueces por la inviolabilidad funcional e independencia del poder judicial frente a los restantes poderes del Estado. Esta cuestión es muy grave; sin embargo, pasó casi desapercibida en el batifondo de descalificaciones organizadas entre funcionarios y productores para embestir -abierta o desembozadamente- contra la juez Grillo y, en mayor medida, contra Greenpeace y el Centro Mandela. Mientras tanto, se mantiene impune el caso de gravedad institucional generado desde otro poder del Estado”, señaló.

 

 

 

 

 

Fuente: Chacodiapordia.com

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=2532