«

»

Mar 18 2019

Imprimir esta Entrada

Escracharon al gobernador Peppo en la Casa de las Culturas

Grupos artísticos sorprendieron con cánticos al Gobernador en la Casa de las Culturas

basta de desmontes

El grupo Candomberas, junto a la Murga La Chicharra, desplegaron una pancarta con la consigna “No al Desmonte”, recordándole al Gobernador el reclamo  de sectores de la comunidad civil, en la cual están nucleados movimientos y onegés ambientalistas, de Derechos Humanos y Sociales, que dieron origen al espacio Somos Monte Chaco, más la participación de Greenpeace. Reclaman que  el gobernador Peppo frene inmediatamente  los  desmontes ilegales que se viene que se vienen ejecutando en zona protegida de Chaco, para lo cual violan la Ley de Presupuestos Mínimos (26.331).

A su vez, al grito de “Que se vaya”, el público manifestó su reclamo de “salario digno”. Peppo expresó su negativa verbalmente y con el dedo índice de la mano izquierda.

 “¡Que se vaya, que se vaya!” y “¡Salario digno!”, sonaron los gritos de docentes en el auditorio de la Casa de las Culturas la noche del pasado domingo 17 de marzo. Los reclamos fueron dirigidos al Gobernador, que  se había ubicado en primera fila junto a su esposa: Emilse Nanoff, presidente de la Fundación Chaco Solidario, que huyó despavorida.

Todo ocurrió en el marco del recital “Para Encontrarnos”, que contó con las voces de Rocío Delssín, Ana Prada y Teresa Parodi, organizado por los Institutos de Cultura y de Turismo con motivo del Día de la Mujer.

El evento pensado para el Parque de la Democracia fue suspendido el 10 de marzo por las lluvias, algo que se repitieron este domingo, obligando a trasladar el evento a la Casa de las Culturas, un ámbito habitualmente acogedor para los gobernadores.

Peppo-escrachado-en-la-Casa-de-las-Culturas-2-283x300

El buen ánimo del Gobernador duró poco. Apenas comenzó a oírse la voz del presentador, bajaron los cánticos “invitándolo” a retirarse. Hizo el gesto “no” con el dedo índice  y lo repitió con el otro al girar para enfrentar a sus detractores.

El escrache conmovió o alteró al Gobernador y espantó a su esposa, que se retiró despavorida del lugar, dejándolo solo.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=24890