«

»

Jun 27 2012

Imprimir esta Entrada

JUSTICIA Y EQUIDAD SOCIAL EN LA POLITICA AMBIENTAL

POLITICA Y JUSTICIA AMBIENTAL DEBEN SER SINONIMOS DE EQUIDAD Y JUSTICIA SOCIAL

 

“El ser humano ya no puede ser concebido independientemente del medio ambiente que él mismo ha creado. Ya es una poderosa fuerza biológica, y si continúa destruyendo los recursos vitales que le brinda la Tierra, sólo puede esperar verdaderas catástrofes sociales para las próximas décadas”. Mensaje de Juan Domingo Perón a los Pueblos Y Gobiernos del Mundo en vísperas de la Cumbre de Medio Ambiente Humano en Estocolmo 1972. Nuestro Futuro Común.

La república Argentina en 1935 poseía 1.072.600 Km,² al momento del informe oficial de Medio Ambiente sus bosques llegaban a 331.904 Km², en menos de 70 años disminuyo el 70% de su superficie boscosa, la provincia del Chaco poseía 82.500 km², llegando a 51.018 Km² en menos de 70 años disminuyo el 40% de su superficie boscosa, conteste con el “Primer Inventario Nacional de Bosques Nativos” año 2005, Presidencia de Carlos Néstor Kirchner, estas tasas de deforestación escandalosas tienen en nuestros territorios nombres y apellidos es en este escenario fáctico puntual, en que se inscriben una serie de acciones positivas del estado, como son la reforma constitucional, la ley de presupuestos mínimos, la ley de bosques nativos a nivel nacional, la adhesión provincial. Guiado por los principios constitucionales y ambientales de precaución, buen gobierno, criteriosamente se mueve la decisión del gobernador Capitanich, para revisar si las acciones del organismo de bosques y la subsecretaria de recursos naturales se condicen con la reversión del escenario referido, conforme a derecho, en aras de abordar y corregir lo que se estaba haciendo de la cuestión silvopastoril

Un poco de Historia: Hace varios años como abogado del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen, (ENDEPA) me toco patrocinar la causa que hoy con sentencia firme, del Superior Tribunal de Justicia, que monitorea la Dra. Grillo (primera juez que dicto sentencia), en defensa del bosque nativo de todos los chaqueños, tal intervención fue fruto de un largo proceso de debate con las comunidades indígenas, del pueblo Wichí, ante la avanzada de la corporación forestal, o los “pica palos”, sobre el bosque nativo, el lobby forestal había logrado avanzar en una reforma inconstitucional y que pretendía dejar en tabla rasa nuestros bosques, con el cuento de la posterior reforestación, sabido es que el modelo de explotación forestal en Chaco de tipo minero, no requiere gran inversión, tampoco grandes riesgos y que son propensos a plantar ni margaritas; el bosque que nos pertenece a todos es usufructuado por un grupo, que se auto representa y que no representa a las grandes mayorías de pequeños campesinos e indígenas, que si viven en el bosque, utilizando integralmente todos sus recursos, que sufren y son víctimas de las políticas etnocidas y de exclusión por parte de quienes quieren seguir llevándose gran parte de la renta del bosque sin ninguna medida de mitigación, reparación, racionalidad política ni económica.

Perfume de Mujer: En esta lucha contra los intereses sectoriales quizás valgan dos ejemplos de defensa de los intereses colectivos sobre los intereses sectoriales o corporativos. Uno el de la Ingeniera Agrónoma Inés Aguirre, ex directora de bosque quien era vista por los medios locales, como una funcionaria que hizo honor a su misión, de defensa de los intereses del pueblo chaqueño, equilibrando el modelo de desarrollo, con la justicia social y la defensa del bosque, “El Bosque del Chaco en manos de una mujer para defenderlo”, a dos hojas diario Norte, páginas 8 y 9, domingo 26 Enero de 1997, decía elogiando su labor, que ponía los pelos de punta a los sectores forestales y de agricultura intensiva – minera, finalmente el gobierno de la alianza en su momento la termino desplazando de su cargo, justamente por cumplir con su deber, de enfrentarse a las corporaciones y no ceder a sus intereses.

Y el otro ejemplo sin lugar a dudas es la Dra. Grillo, quien dicto la primera sentencia ligada a la defensa del bosque chaqueño, que luego fuera ratificada por la Cámara en lo Contencioso Administrativo y finalmente confirmada por el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia del Chaco, referida a la derogación de la reforma de la ley de Bosques, que implica un monitoreo constante de nuestro bosque nativo, con una evaluación de impacto ambiental y social, en fin un corazón valiente de nuestra justicia en la región, que contagia pasión, al decir de Isabel Allende.

Canal Volver en clave provincial: Cada tanto este escenario de defensa de los intereses sectoriales en contra del pueblo del Chaco y como en una película del canal volver, se vuelve a repetir, con los mismos actores, los mismos argumentos, los mismos intereses, valga este ejemplo documentado. Bajo el Título “ La Asociación Forestal de Castelli denuncia grave situación del sector” (Diario Norte Página 28. Interior, 26.10.1996), decía una solicitada a una página. La corporación forestal se quejaba por los controles que realizaba el estado, que le impedían seguir depredando el Departamento Güemes e incluso reclamaban el pago de un ingeniero forestal, transfiriendo hasta los gastos mínimos al estado, gasto e inversión“0”, era y es el lema aún hoy de esta corporación. Bajo el argumento de amenaza de fuentes de trabajo, este sector sigue en la misma posición, sin generar reales fuentes de trabajo en los lugares en donde se corta el bosque nativo, provocando una transferencia de renta en detrimento de los reales habitantes del bosque chaqueño, que no son defendidos con tanto ahínco por nuestros legisladores y algunos funcionarios.

Nuevos Escenarios: En Argentina y en Chaco a partir de la reforma constitucional, se debe dar otro escenario, en cuanto a la necesidad del manejo a perpetuidad de los recursos naturales, las necesarias medidas de precaución y prevención, (legislada en la ley de presupuestos Mínimos a nivel nacional), que buscan indudablemente el resguardo de bienes que más allá del valor económico son bienes colectivos, en derechos de cuarta generación, por su vitalidad intergeneracional, hablando en criollo son imprescindibles para nuestra existencia como especie, la de nuestros hijos y la de nuestros nietos. Y para un modelo de desarrollo a perpetuidad, sustentable, equitativo, de una de las zonas más ricas en bienes de la provincia del Chaco y de escándalosas cifras de miseria que debemos revertir con políticas activas por parte del estado provincial y que los actores estatales debemos tomar movidos por la racionalidad en defensa de nuestra gente y no de sectores económicos que ya tienen sobrados defensores y opíparas ganancias. Este derecho al ambiente se convierte en toda su plenitud en un derecho humano al ambiente, que no desplaza el derecho a la alimentación sino que lo comprende, lo acoge en toda su dimensión, con carácter inclusivo y con prioridad a quienes viven en el bosque.

Nuevas Agendas: Dos hechos políticos fundamentales pusieron el tema ambiental en la agenda nacional, en agenda constitucional real; además del contexto nacional e internacional referido al tema ambiental a partir de una agenda mundial; uno fue el conflicto con las pasteras sobre el Río Uruguay, que incluso nos llevo a un grave conflicto diplomático con nuestros hermanos uruguayos por la transferencia de pasivos ambiéntales por parte de las pasteras finlandesas y el otro escenario fue dado por el avance de la frontera agrícola, por el modelo de desarrollo basado en el monocultivo de la soja, este último generó la instrumentación de la ley de presupuestos mínimos de protección ambiental de los bosques nativos (Ley 26331), que tuvo como eje, la acción de diversas organizaciones ambientales, con una fuerte incidencia de la organización Greenpeace ( véase Revista Chaqueña de diario Norte, Domingo 23 de Mayo de 2004, bajo el Título de Alegato Comunitario de Justicia Ambiental) y numerosas organizaciones (entre ellos el Dr. Rolando Núñez), a nivel provincial, que conformamos el foro de desarrollo sustentable y nos enfrentamos con la gestión radical de aquél entonces, en nuestra provincia, generando también una vocinglería de parte de “ los pica palos” y algunos cómplices en el estado, entre ellos el representante de la CONAQUE Bruno Schwesig; Secretario de Recursos Naturales y Medio Ambiente y el silencio de muchos diputados de la zona de Castelli que no movían ni una pestaña ante los atropellos sobre el bosque, la tierra los campesinos y los indígenas.

De la Equidad legal a la Equidad Real: El escenario en la provincia debe ir hacia un cambio sustancial, en esta materia, la implementación de la ley de bosques, no tuvo en su instrumentación la debida participación y garantías de sustentabilidad que la ley nacional requiere, así los pueblos indígenas no fueron consultados debidamente como nos marca el Convenio 169 de la OIT, como indica el propio anexo de la ley nacional, no como un dato formal sino como indicador de sustentabilidad y hoy tenemos escenarios lamentables como es el caso de la Propiedad Comunitaria del Teuco Bermejito; tampoco ha existido un debido desarrollo legislativo de las nuevas normas que incidan en el territorio, digo hay que renunciar al cabildeo por los poderosos y generar herramientas legislativas de calidad cívica y democracia ambiental, quizás también exista no ya la necesidad de plantear acciones defensivas, como es el caso del amparo, sino acciones que vayan en búsqueda de la reparación de los pasivos y daños ambientales, (como lo ha planteado el gobierno nacional para con la empresa Repsol y los daños que ha generado en nuestro ambiente), determinándose incluso las responsabilidades punitivas para quienes insten desde las corporaciones con la prosecución de estas actividades de alto impacto y daño a nuestro pueblo, como el caso de los Fumigadores y Productores que son Juzgados en la Cámara I del Crimen, de la ciudad de Córdoba.

Ética de la Sustentabilidad: Es el eje rector de la ley de bosques nativos, las decisiones deben ir encaminadas a alentar el cuidado del bosque, induciendo conductas que reviertan la depredación del bosque, hacia su recuperación, restitución de bosque, es por ello que llama poderosamente la atención que las comunidades indígenas ni los campesinos, en nuestra provincia se hayan beneficiado con los fondos previstos por la ley nacional, a los fines de que los mismas no se vean obligadas a rifar sus bosques, en manos de los mismos de siempre, como son los casos de sociedades no santas de dirigentes políticos con los pica palos. Me pregunto que es lo que pasa en la provincia que los auténticos dueños del bosque no son beneficiados por los fondos de la ley nacional y si los sectores que más daños han hecho a nuestro bosque, colocándose a los pueblos indígenas en un callejón que los obliga a rifar sus bosques.

Tampoco ha existido un rediseño real de la política de bosques nativos, más allá del pintado del mapa provincial, con rojo, amarillo y verde, seguimos con las mismas leyes, las mismas institucionalidad y las mismas instituciones en materia de bosque, se debe avanzar en contemplar los indicadores de sustentabilidad ambiental que deben regir las intervenciones en el bosque nativo, es así que se ha desvirtuado sustancialmente lo que debería ser el manejo silvopastoril, pensando en otro actor importante de nuestra vida económica provincial como es el sector ganadero, no se puede gerenciar para la insaciable corporación forestal y ahora ganadera, cuando deberían en realidad resguardar los intereses colectivos y sociales sobre el bosque nativo.

Construcción de una provincia más solidaria y fraterna: A comenzado en estos momentos en Brasil, la Cumbre Río + 20, los desafíos entre Ambiente y Desarrollo están latentes, de modo paralelo se da la cumbre de los pueblos, nosotros celebramos todo esto y acá desde nuestro lugar sabemos que debemos seguir generando las condiciones políticas y materiales, para que nuestro pueblo y en especial los sectores más exluídos sean los reales beneficiarios de soberanía política, económica, social, conteste con la postura de nuestros gobiernos regionales no avalamos el apoderamiento por parte de ninguna corporación o gobierno de nuestros recursos, en una suerte de imperialismo verde, proseguimos nuestra lucha de seguridad alimentaria y dignidad para todos, apoyando a los pequeños agricultores, a los indígenas, evitando los procesos de migración, de transferencia de renta, frenar el aumento de la huella ecológica, de apoderamiento del bosque por parte de un sector que mantiene un mismo discurso y una serie de acciones por años, sin el menor riesgo empresarial, que no admite control ni contralor del estado, como si el escenario fáctico – jurídico mundial, regional, nacional y local no hubiese sido modificado, no hay escenario de desarrollo posible sin equidad , sin que los habitantes del bosque sean los primeros beneficiados, no podemos seguir agudizando la brecha entre ricos y pobres con argumentos pueriles que esconden intereses corporativos, que resisten desde la lógica neoliberal la real integración y desarrollo pleno de todo nuestro pueblo, para mantenerse en la lógica de la no inclusión, en búsqueda de prebendas, la acción de nuestros poderes constituidos por mandato del soberano, el pueblo, debe ser luchar contra las corporaciones, luchar por el bien común en contra de los intereses sectoriales, en búsqueda de dignidad , justicia social, que incluye trabajo decente, para todos defendiendo nuestro planeta para nosotros y las generaciones venideras. Y como decía Evita “…Cada uno debe empezar a dar de sí todo lo que pueda dar, y aún más. Solo así construiremos la Argentina que deseamos, no para nosotros, sino para los que vendrán después, para nuestros hijos, para los argentinos de mañana….-

 

Nota al pie:

 

 

1 Julio César Garcia. Abogado Ministerio de Gobierno, Justicia y Seguridad de la Pcia. Del Chaco.

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=2489