«

»

May 31 2019

Imprimir esta Entrada

Es tu veneno | Fabián Tomasi no murió

Hoy despedimos con tristeza a Fabián, que llevó durante larguísimos años los signos del modelo agroindustrial depredador en su propio cuerpo devastado y transformó ese acto criminal del sistema en investigación, lucha y denuncia. Su testimonio, incansable, es un legado para los pueblos del mundo.

Pero Fabián Tomasi no murió, a Fabián lo mataron de una forma cruel y lenta, envenenado por agrotóxicos asociados al monocultivo de soja. En Entre Ríos, provincia Argentina, la más contaminada del planeta.

El modelo agroindustrial depredador, contaminante y asesino que explota a la Argentina y a lxs Argentinxs, provoca pobreza, enfermedad y muerte de personas, plantas, animales y una infinidad de consecuencias terribles en aire, tierra y agua

“Por qué debemos abandonar la lucha sabiendo que la verdad está de nuestro lado”  Fabian Tomasi

“No cometamos el error de pedir salud y no justicia porque así nos enfermaremos todos”  Fabián Tomasi

“Mbu­ru­cu­yá se encuentra con­mo­cio­na­da por un hecho que sucedió el sábado por la tarde con dos niños. Una nena de 12 años murió y su hermano de 10 fue asistido en el hospital “María Au­xi­lia­do­ra” de Saladas y dado de alta. El suceso ocurrió, pre­sun­tamen­te, por ingerir man­da­ri­nas con­ta­mi­na­das.

La fin­ca es­tá ubi­ca­da en la Pri­me­ra Sec­ción de­no­mi­na­da “El Pa­go”, a 5 ki­ló­me­tros de Mbu­ru­cu­yá. Ayer la Po­li­cía jun­to a fun­cio­na­rios del Juz­ga­do de Sa­la­das re­a­li­za­ron el alla­na­mien­to.
En el mar­co de la in­ves­ti­ga­ción pro­ce­die­ron al se­cues­tro de los agro­quí­mi­cos que uti­li­zan pa­ra com­ba­tir las pla­gas que afec­tan a las plan­ta­cio­nes de na­ran­ja y li­mo­nes del lu­gar. No se pu­do con­fir­mar si al­gu­no de los res­pon­sa­bles de la plan­ta­ción que­dó de­mo­ra­do en la co­mi­sa­ría del pue­blo, que son el in­ge­nie­ro y al en­car­ga­do del cam­po.
La Jus­ti­cia ave­ri­gua el po­si­ble uso de un in­sec­ti­ci­da que se­ría le­tal con só­lo in­ha­lar­lo.
Se­gún tes­ti­mo­nios, los ni­ños de ape­lli­do Pa­red in­gre­sa­ron a una zo­na del cam­po que no es­tá alam­bra­da y co­mie­ron unas fru­tas que se en­con­tra­ban en un ca­nas­to.

El ne­ne in­gi­rió me­dia fru­ta, tu­vo nau­se­as y se des­com­pen­só. En cam­bio, la her­ma­na co­mió la man­da­ri­na com­ple­ta y a los po­cos mi­nu­tos que­dó sin sig­nos vi­ta­les. La fa­mi­lia es­tá cons­ter­na­da por es­te la­men­ta­ble su­ce­so. El ni­ño fue asis­ti­do en Sa­la­das don­de, tras la re­vi­sión y mos­trar una im­por­tan­te me­jo­rí­a, fue da­do de al­ta, se­gún co­mu­ni­ca­ron fuen­tes hos­pi­ta­la­rias a épo­ca. A la ni­ña, mé­di­cos fo­ren­ses le hi­cie­ron la au­top­sia co­rres­pon­dien­te, cu­yos re­sul­ta­dos se­rán re­mi­ti­dos a la Jus­ti­cia.” Diario Epoca

“El hecho ocurrió en la tarde del sábado. La chica estaba junto a su hermano en la plantación, sufrió una descompensación y se decidió trasladarla para su mejor atención al hospital María Auxiliadora, de mediana complejidad, situado en la ciudad de Saladas, a 54 kilómetros de distancia de Mburucuyá.”  Publicó Clarín

La muerte evitable de otrx niñx engrosa la lista interminable de víctimas evitables del mundo atravesado por una crisis sanitaria sin precedentes ni políticas de control.

Argentina formó parte del tribunal contra la multinacional Monsanto, instancia intercontinental en que la empresa fue encontrada culpable de ecocidio, y fue un médico Argentino quién expuso datos epidemiológicos contra Monsanto. Estamos frente a una realidad que mata, que es evitable, que además está estudiada y comprobada, que tiene varias instancias judiciales, como en la provincia de Córdoba con el primer juicio latinoamericano contra empresas fumigadoras que provocaron la enfermedad y muerte en una población entera como la de Barrio Ituzaingó Anexo; sin embargo los controles no aparecen.

Sendas investigaciones dan cuenta que la mayoría de los productos de consumo masivo están “contaminados con veneno” es decir ESTÁN ENVENENADOS, que quiere decir ESTAMOS ENVENENADOS, en dosis para algunos más tolerables que para otrxs, pero todos estamos expuestxs a que nos toque la fruta prohibida, o la carne loca…  y las autoridades y gobiernos desoyen todos los reclamos y muchas veces son quiénes obstaculizan las denuncias y las acciones de las poblaciones contra las empresas que provocan la enfermedad en sus propios cuerpos.

El “caso” de esta niñaa de 12 años que murió después de haber comido una fruta envenenada, que hasta suena a cuento de Walt Disney  tal como aparece en los medios, pero ni es cuento ni es “caso”, era toda su vida, como lo fue para Santiago Nicolás Arévalo que murió el 4 de abril de 2011 en la misma provincia producto de envenamiento por contacto con agrotóxicos

La autopsia de Nicolás, hecha el 5 de abril de 2011 y firmada por dos miembros del Instituto Médico Forense, los doctores Gustavo Aristimuño y Rodolfo Ninamango, da cuenta de un nene de 4 años, de “buen desarrollo óseo muscular” y “en buen estado nutricional”. Reporta también que el examen del Laboratorio Químico Forense (con el número 1.347) analizó muestras de contenido gástrico, sangre e hígado. “Confirma el hallazgo de órgano clorado en sangre e hígado”, se lee en la autopsia. El veneno había impactado de lleno en el sistema hepático de Nicolás.

Pero mientras que Nicolás Arévalo, tras haber peregrinado kilómetros por cinco centros de salud provinciales murió con los pulmones deshechos, el cerebro inflamado y escupiendo espuma sanguinolienta, su primita Celeste logró llegar al Hospital Garrahan, en Buenos Aires, en  donde alcanzaron a filtrar su sangre y le salvaron la vida.

La de Nicolás y Celeste es una de las tantas familias pobres que, en esta zona de Corrientes, viven rodeadas de “tendaleros” (así es como llaman los vecinos a los toldos transparentes bajo los cuales crecen los tomates) y expuestas por eso mismo a la bestial carga química que implica este cultivo cuando se realiza en forma industrial, como aquí. ¿Qué se le aplica al tomate? Sobre todo, una batería de insecticidas, acaricidas y funguicidas (sustancias químicas sintéticas, salidas de un laboratorio y diseñadas para matar insectos, ácaros y hongos) que a menudo no son sólo peligrosas sino que en otros países están prohibidas hace años.

No basta ni con la muerte misma, siempre aparecen argumentos que intentan explicar lo que ni siquiera necesita explicación “Oscar Barbera, presidente de la Asociación de Citricultores de Bella Vista, en diálogo con la emisora local Radio Dos aseguró que los agroquímicos que se utilizan para los cítricos “son todos registrados” y que tienen colores dependiendo del “grado de peligrosidad: banda verde, amarilla y roja”. “Los que son más peligrosos son tratados únicamente por personal autorizado”, publicó Clarín en referencia a lo ocurrido en Mburucuyá. Sabemos que estas protocolizaciones de los venenos no son la respuesta para evitar los desastres que ocasionan. Daños tremendos en el ambiente, daños irreparables en las personas.

Con el uso de una batería de insumos de mercado promovida desde el seno mismo de los gobiernos que gestionan el Estado en complicidad con empresas nacionales y multinacionales, el modelo megaproductivo extractivo determina un combo que destruye la salud del pueblo y condiciona a enfermedad a generaciones futuras, es decir, aún antes de existir, el derecho a la salud nos es negado. Aguas contaminadas, aires contaminados, suelos desertificados, suelos inundados, alimentos contaminados, personas contaminadas como en el caso extremo de los miles de pueblos en el país que están siendo fumigados con agrotóxicos para el tratamiento de monocultivos extensivos, que incrementó de un modo alarmante las malformaciones y generó una epidemia de cáncer, de abortos inducidos por el contacto directo o indirecto con los venenos, enfermedades pulmonares, de piel, autoinmunes, pobreza, desocupación, trastornos mentales y muchas muertes.

Cecilia Fernández Lisso | Idep Salud

Las luchas contra el extractivismo depredador | una identidad de clase

Aportes para la articulación territorial

jachal1Monocultivo extensivo de soja, trigo, maíz, pino… con su asociado  corrimiento de fronteras, desertificación, desmonte, envenenamiento con agrotóxicos en ríos, suelos, aires, gentes… para alimento del ganado que nutre a la vez las grandes cadenas de comidas procesadas; para el biodiesel y otros combustibles que trasladan las producciones de un lado al otro del planeta, y llenan góndolas y más góndolas de tanto supermercado de franquicia intergaláctica o garantizan la materia prima de las pasteras… Estrangulamiento de ríos para construcción de megarepresas que permiten a su vez la construcción de megaemprendimientos megaenergéticos… Contaminación, sin ningún tipo de limitaciones en otros ríos, y napas, y aires y gentes para la megaminería; o voladura,  desaparición… no sabría cómo llamar a la aberrante, calamitosa acción que ejerce la actividad económica de minería a cielo abierto que borra del paisaje la montaña entera, no puedo imaginar ingenieros y científicos expertos diseñando con fondos de los Estados semejante idea/proyecto…  no alcanzaría el vocabulario de varios idiomas para enumerar tamaño desastre…  como las perforaciones con explosiones en las grietas de la tierra a cientos de metros de profundidad para extraer el gas y el petróleo de modo “no convencional” (como si el convencional no hubiese sido ya suficiente para detener la pelota)…

El combo actúa en conjunto para sostener esta locura nefasta sin precedentes en la historia de la humanidad.

Mega empresas contratadoras de empresas medianas, contratadoras de pequeñas empresas contratadoras de servicios para llevar adelante todos estos procesos en “acuerdo con los países” donde se lleva a cabo cada actividad extractiva.

Se necesitan grandes extensiones de tierra para que todo esto suceda, y América la ofrece en el 2000 con el tratado del IIRSA Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana.

“Invitados por el Presidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, los Jefes de Estado de Argentina, Fernando De la Rúa; Bolivia, Hugo Bánzer Suárez; Chile, Ricardo Lagos Escobar; Colombia, Andrés Pastrana Arango; Ecuador, Gustavo Noboa; Guyana, Bharrat Jagdeo; Paraguay, Luis Angel González Macchi; Perú, Alberto Fujimori Fujimori; Suriname, Runaldo Ronald Venetiaan; Uruguay, Jorge Batlle Ibañez; y Venezuela, Hugo Chávez participaron de la Primer Reunión de Presidentes de América del Sur. También estuvieron presentes los Presidentes del Banco Interamericano de Desarrollo, Enrique Iglesias, y de la Corporación Andina de Fomento, Enrique García.

La Primera Reunión de Presidentes de América del Sur reafirmó el espíritu de entendimiento y armonía que identifica las relaciones entre los países suramericanos y su realización resultó de la convicción de que la contigüidad geográfica y la comunidad de valores conducen a la necesidad de una agenda común de oportunidades y desafíos específicos… Esta Iniciativa se constituyó como un mecanismo institucional de coordinación de acciones intergubernamentales de los doce países suramericanos, con el objetivo de construir una agenda común para impulsar proyectos de integración de infraestructura de transportes, energía y comunicaciones.“

Poco tiempo después El Comité Regional Sudamericano de UICN80 (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), preocupado por la escasa información sobre IIRSA y por sus potenciales impactos, lanzó a través de la UICN-Sur, con sede en Quito, una propuesta de comunicación, monitoreo y diálogo: el «Observatorio Ambiental IIRSA».

“Que empieza a evaluar las prioridades de IIRSA para los proyectos por la importancia para el país y los ejes de integración, que son:

  • Eje Andino (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela)
  • Eje Andino del Sur (Chile, Argentina)
  • Eje del Amazonas (Colombia, Ecuador, Perú, Brasil)
  • Eje de Capricornio (Chile, Argentina, Paraguay, Brasil)
  • Eje del Escudo Guayanés (Venezuela-Brasil-Guyana-Surinam)
  • Eje de la Hidrovía Paraguay-Paraná (Paraguay, Argentina, Uruguay, Brasil, Bolivia)
  • Eje Interoceánico Central (Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Perú)
  • Eje MERCOSUR-Chile (Chile, Argentina, Uruguay, Brasil)
  • Eje Perú-Brasil-Bolivia
  • Eje del Sur (Argentina, Chile)

Estos grandes ejes de IIRSA atraviesan áreas de una enorme diversidad biológica y cultural, y podrían generar impactos sobre comunidades y ecosistemas y la capacidad de éstos para prestar servicios ambientales irremplazables para el desarrollo. América del Sur, una región de 18 millones de km2, donde habitan 350 millones de personas, tiene la mayor biodiversidad y la mayor oferta de agua dulce del planeta.”

En 2006 El Observatorio presenta el MAPA del IIRSA ¿Iniciativa para la integración?

mapa observatorio IIRSA

Los nadies que valemos menos que la bala que nos mata, escribió y luego editó y hasta grabó con su propia voz Eduardo Galeano, nos organizamos.

Es fácil imaginar qué está en disputa cuando se fuerza a tiros a las comunidades a dejar sus territorios y si resisten, los costos de cada vida valen mucho menos que los réditos de tamaño proyecto. Y “todo esto” es mucho más fácil legitimarlo en medio de la ignorancia de “todo esto”, por eso poco oímos y vemos, lo más visible es el conflicto, los gritos de desesperación y denuncia, de muy bajo costo, claro.

Pero los impactos se profundizan día tras día, se adicionan semana tras semana, se tremendizan mes a mes, colapsan año tras año…

MAPA DE LA SOJA EN ARGENTINA

mapa soja

MAPA MINERO EN ARGENTINA

mapa minero

MAPA DE CENTRALES HIDROELÉCTRICAS EN ARGENTINA

hidroelectricidad_en_argentina

 MAPA DE LAS CUENCAS DE PETROLEO

MAPA DE CUENCAS PETROLERAS

CUENCAS DE EXPLOTACION NO CONVENCIONAL

CUENCAS DE NO CONVENCIONAL

Todos los mapas están disponibles en internet; el mapa minero corresponde a la exposición realizada en 2013 por Maristella Svampa en ATE,  material publicado en la serie de Cuadernos para Volver a Carrillo, Vol II La Tierra… Sin fin, capítulo 5 megaminería

Podríamos seguir con los mapas que describen cómo el modelo extractivo se extiende por cada segmento del territorio, y multiplicarlo hacia toda latinoamérica… Pero imaginemos, si fuera posible, todo esto, incluyendo hasta los puntos suspensivos que no están escritos, sucediendo todo el tiempo, y más aún, imaginemos todos estos procesos de altísimos grados de violencia sobre los bienes comunes y las personas, realizados todos al mismo tiempo… día tras día… por años y años.

Por Cecilia Fernández Lisso

Fuente: Idep Salud

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=24162