«

»

Nov 05 2018

Imprimir esta Entrada

Paula Sartor Sáenz “responde por las denuncias de las camionetas de Chagas y las motos que no aparecen”

Fuente: Portico Noticias

Por Javier Insaurralde

Paula Sartor Sáenz salió a defender la gestión, a contar su historia respecto a un tema muy sensible como es que escondan vehículos en un galpón de Juan José Castelli, cuando vemos que faltan vehículos en la región, esta interna de gobiernos, que no sabemos si el problema es de nación o es de provincia, hasta ahora lo que tenemos es la denuncia del Dr. Gómez y la constatación de la FIA, además de que estuvimos en los lugares , encontramos camionetas escondidas y obra sin terminar en estado deplorable.

Nadie se hace responsable, el ministro de salud que vive su mundo, la burbuja de la maravilla, donde todo esta bien, en el cual maneja un ministerio sin rumbo, con funcionarios en salud que no tienen en mucho de los casos idea de que tienen que hacer, donde salen a defender lo que les ordenan, solo responde ordenes de un jefe que esta llevando un ministerio al precipicio.

La ex jefa defiende lo indefendible
En el descargo SARTOR dice “Me dedico a realizar este escrito, con el objeto de brindar información sobre los dichos que han circulado con relación a las camionetas de Chagas paradas en Juan José Castelli y a la obra de construcción de la Base Nacional de Control de Vectores en la misma localidad. Descarto que razones que motivaron al Dr. Gómez, a quien respeto, a realizar la denuncia han sido promover que estos vehículos estén en servicio, pero lamentablemente me veo en la obligación de comunicar que la información que se transmitió fue errónea en muchos aspectos”.

Intentaré ser muy precisa en la cronología de los hechos. En el año 2013, la Presidenta Cristina Fernández decide dar un impulso a las acciones de control de la enfermedad de Chagas en Argentina, para poder alcanzar el Plan de Eliminación de Chagas 2011-2016. Para ello, decide solicitar un préstamo de U$ 25 millones al Fondo Financiero para el Desarrollo de los Países de la Cuenca del Plata (FONPLATA). El Programa Nacional de Chagas (PNCh), entonces dependiente de la Dirección de Enfermedades Transmitidas por Vectores del Ministerio de Salud de la Nación (MSAL) elaboró un documento de priorización para avanzar con la propuesta ante el FONPLATA quién determinó que el proyecto sería financiable y firmó el contrato con Argentina en el año 2014. La implementación del proyecto, implicaba el establecimiento de un riguroso Manual Operativo donde se estableció que la Unidad de Financiamiento Internacional (UFIS) sería la administradora y monitora del proyecto mientras que la ejecutora sería el PNCh ( link para acceder al Manual Operativo: http://www.msal.gob.ar/…/Lici…/Ver_Aviso_de_Contratación.pdf ).

En el año 2015, fui convocada por la entonces Jefa del PNCh Mgter. Cinthya Spillmann para actuar como consultora por el PNCh en la provincia del Chaco, esta selección se basó en mi experiencia en el tema dado que tuve la oportunidad de realizar un doctorado y un pos-doctorado investigando sobre esta enfermedad. Esta solicitud fue apoyada por la entonces Directora de Epidemiología Dra. Betina Irigoyen, quien puso todo a su alcance para que el proyecto comience a ejecutarse al igual que las Subsecretarias Centeno y luego Usandizaga. Tal es así que, en noviembre de 2014, Chaco fue un de las primeras provincias en firmar el Convenio de Gestión del Proyecto FONPLATA, firma establecida entre el Ministro Parra Moreno y el Secretario Nacional Jaime Lazovsky. Este convenio fue luego ratificado en 2015 por el ministro Sager y el propio gobernador del Chaco Jorge M. Capitanich. Es importante destacar, que si bien no se encontraba establecido en el convenio, el Gobernador Capitanich firmó un decreto para ceder un predio al MSAL en la localidad de Juan José Castelli para poder cumplir con los requisitos para iniciar las obras de construcción de la Base Nacional. Con esto queda bastante claro que la provincia del Chaco apoyó desde un principio, y lo sigue haciendo, la ejecución de este importante proyecto.

 ________________________________________________________________________________________
PUEDE LEER MÁS:
Nación y Provincia vaciaron el Programa de lucha contra el Mal de Chagas en Chaco
________________________________________________________________________________________

Dado que la Dirección Nacional de Control de Vectores no tenía infraestructura en la provincia del Chaco, los comienzos del funcionamiento del equipo nacional en Chaco se establecieron con mucho apoyo de la provincia, apoyo que excedía las obligaciones establecidas en el convenio de gestión. Se me asignó trabajar en la coordinación de este equipo nacional, al cual se le brindó espacio físico y movilidad para asegurar su funcionamiento mínimo hasta tanto se concluyeran las obras de construcción de la base nacional y se adjudicara camionetas. Se contrataron 43 técnicos de campo, los cuales fueron capacitados y coordinados en conjunto entre la provincia y la nación. Debido a mi desempeño en este rol en la provincia del Chaco, en el año 2017, el Dr. Jorge San Juan, Subsecretario de Estrategias de Atención y Salud Comunitario me convoca para coordinar el PNCh. Si bien mi rol se extendía a trabajar todas las provincias del país, mi trayectoria en la provincia del Chaco me permitió transmitir las necesidades operativas del equipo técnico en el Chaco, por ello en el momento de efectuarse la entrega de las camionetas adquiridas por el MSAL el 4 de octubre de 2017 (https://www.argentina.gob.ar/…/salud-entrego-55-camionetas-…), el Dr. San Juan no dudo en enviar 8 unidades 0km a la provincia del Chaco. Esto fue comunicado inmediatamente a mi par en la provincia, Dra. Mariela Fabiani. La comunicación formal a la Ministra Mariel Crespo fue realizada por el Dr. San Juan en una visita efectuada el 10 de noviembre (http://comunicacion.chaco.gov.ar/…/crespo-se-reunio-con-aut…).

En este punto, creo que es necesario aclarar que en el Manual Operativo del Proyecto FONPLATA-ARG 19/2013 establece los procedimientos estandarizados por el propio FONPLATA para los procesos de adquisición y adjudicación de bienes. Es así que se realizaron la licitación pública internacional para la adquisición de 55 camionetas 4X4 en agosto de 2016 (http://www.ufisalud.gov.ar/index.php…) y una comparación de precios para la adjudicación de empresas para la construcción de la base nacional de Control de vectores en febrero de 2017 (http://www.ufisalud.gov.ar/index.php…). Tanto para los llamados como los procesos de adjudicación las determinaciones técnicas fueron establecidas por el PNCh y las especificaciones administrativas por UFIS. La provincia del Chaco no intervino en absolutamente ninguna de las etapas de llamado o selección de la empresa adjudicada. Según establece el manual operativo del proyecto, los bienes adquiridos (camionetas y la Base Nacional) pasarían a ser patrimonio del Ministerio de Salud de la Nación. Por ello la provincia tuvo que realizar la sesión del terreno para poder dar inicio a las obras. No puedo juzgar si hubo sobreprecios o malas cotizaciones, esa consulta debe efectuarse ante la UFIS quien monitoreó todo el proceso.

Por todo lo expuesto, queda claro que tanto la Base Nacional de Control de Vectores como las camionetas en cuestión son patrimonio de la Secretaria (ex Ministerio) de Salud de la Nación, y tal como expresara en comunicados el Ministro Zapico, la provincia del Chaco ha realizado todas las gestiones para dar uso a estas movilidades y para concluir con las obras.
También es importante destacar, que si bien los vehículos efectivamente se encuentran con muy poco uso desde noviembre de 2017, se encuentran resguardados en un predio gestionado por la provincia por el cual el MSAL no abona renta, y en permanente supervisión por parte de los responsables del equipo nacional en Chaco quienes con sumo compromiso y cuidado han establecido esquemas de rotación de los vehículos, limpieza y de chequeo permanente. Con esto quiero decir que los vehículos no están abandonados, se encuentran cuidados pero sub-ocupados.
Estas barreras administrativas fueron las que me llevaron a presentar mi renuncia al cargo del PCh en enero de este año. Por lo tanto, estimo que las respuestas a las preguntas efectuadas por el Dr. Gómez deben realizarse ante las autoridades nacionales, esperamos que las mismas puedan resolver a la brevedad las limitaciones administrativas para poder poner operativos estos recursos tan importantes.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=23826