«

»

Oct 10 2018

Imprimir esta Entrada

Violación de un niño de 7 años: El Centro Mandela advierte que, “es evidente que no se investigó”

Fuente: Chaco 21 Tv
En la tarde de ayer se detuvo al acusado por el caso de abuso sexual de Maxi, un pequeño de 7 años que, en el 2014, sufrió un abuso y desde entonces está internado en el Garraham. El niño ya ha sufrido 7 operaciones, un hecho que indigna a la sociedad chaqueña.

 

Omar Alberto “El Japo” Almirón estaba prófugo de la justicia hace cuatro años, luego de que los medios nacionales durante el día de ayer se hicieran eco y difundieran el caso con un pedido de recompensa, el victimario se entregó en la Fiscalía.

Diario21.tv pudo saber que desde el Centro Mandela el caso se había denunciado en el  2015:

“Entraron los medios de comunicación del 900 que son pesos pesados y pusieron en un contraste la situación que expuso al poder judicial. El hecho se produjo hace un poquito más de cuatro años -la cámara Gesell se hizo hace un año y piquito-  no tenía orden de captura. Después de la Cámara Gesell recién surgió la orden. Es evidente que no se investigó de manera correcta, este hecho tan grave, teniendo en cuenta que Maxi ha atravesado más  siete operaciones porque tuvo una infección generalizada, hasta que en el mes de julio desembocó en un proceso muy grave por un virus intrahospitalario multiresistente”, explicó Rolando Nuñez.

“Julio probablemente fue el mes más bravo que pasó Maxi, ahora está estable pero tuvieron que extirparle todo el intestino;  no ingiere comida y solamente tiene alimentación parenteral. Habrá que programar una megaoperación para reemplazarlo con un intestino plástico en el momento adecuado en el que esté fortalecido. Maxi está muy bien anímicamente, es un niño extraordinario, incluso el sostiene a su mamá y su hermana que a diario lo acompañan”

“Para nosotros es inentendible que estuviera circulando por la ciudad casi libremente aunque seguramente con algunas precauciones. Se presentó espontáneamente porque hay que agradecer el mérito de un organismo del Ministerio de Seguridad de la Nación que lucha contra la impunidad y asistencia a víctimas a través de su directora que visitó a Maxi en el hospital y salió descompuesta después de verlo… Nos escribió una nota en donde expresó su dolor de madre como funcionaria junto a dos abogados que propusieron el pago de recompensa que de alguna manera están ocultando la falla de los organismos investigadores”, añadió.

“El está detenido y debe ser juzgado correctamente. Yo nunca me alegro por la detención de nadie pero ante ciertas situaciones tengo otras ideas. Ahora hay que juzgarlo y respetar su derecho a la defensa. Esto desemboca en una etapa nueva, veremos como sigue.  Hay que tener en cuenta que no solamente “Japo” abusó de Maxi, sino que obligó a su hijo a penetrarle un palo –que fue arrancado de la tierra de su patio- a la víctima y le generó múltiples infecciones en sus órganos vitales”, agregó.

“La justicia penal actuó muy mal y el superior tribunal de justicia y el procurador general tampoco brindaban toda la información que tenían que brindar, se pusieron las pilas la directoras y los abogados –a nivel nacional- con el pago de recompensa, y ahí está el por qué se presentó el prófugo en la Fiscalía”, concluyó.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=23520