«

»

Sep 27 2018

Imprimir esta Entrada

Villa Ángela sigue siendo observada por la Justicia: ¿Federal o Provincial?

Fuente: NOVA Chaco

¿Quién es el “Lazarito” Báez Chaqueño?

El gobernador Domingo Peppo y a su derecha, César Claris.

La respuesta a la pregunta de qué fuero está investigando a un empresario de la construcción es obvia, pero dejaremos librada al buen criterio de los lectores ya que la información sobrevendrá de una u otra manera.

Vale la pena aclarar que Lázaro Báez está acusado y detenido por facturar una suma sideralmente superior a su imitador chaqueño, pero las proporciones de un presupuesto nacional durante 12 años también muy superior a la del Chaco en 5 años.

César Claris es un empresario de la construcción, oriundo de Villa Ángela, que dio sus primeros pasos como tal desde allí, confirmando muy buena relación y trato con el ex gobernador Roy Abelardo Nickisch y con el entonces intendente Domingo Peppo, continuando esta sintonía fina cuando el actual gobernador estuvo al frente del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV).

En pocas palabras, muchos empresarios de la construcción con mayor cupo financiero, mayor calificación y capacidad quisieran tener las adjudicaciones de obras que tiene hoy Claris.

“Cacho” o “Cachito”, según el grado de afinidad que tengan con el ex jugador de báscket de Unión Progresista de Villa Ángela, construyó su fortuna, relaciones y poder desde que Roy Nickisch, siendo gobernador del Chaco tuvo fuerzas para romper el círculo cerrado de 3 ó 4 empresas que facturaban el 80 por ciento de la obra pública provincial. Hoy de aquel podio, ya casi no existe Juan Alberto García Construcciones, por ejemplo. Entonces Roy creó la APyMEC, del cual puede darse por cierto que rompió aquel cerco de la “nobleza y aristocracia” de la obra pública del Chaco.

Como siempre ocurrió, no importaba si era ultraperonista o ultraradical, sino los contactos y capacidad de negociar dividendos en la repartija. Pero nos fuimos de tema.

César Ernesto Claris facturó desde 2013 a lo que pudimos conocer de 2018 $ 344.403.299 o su equivalente en dólares U$S 37.823.803. Todo esto sin contar con los pagos de la Jurisdicción 38, Obligaciones del Tesoro, Compensatorias que son sumas pagadas en planillas o datos que el ojo común no puede acceder porque solo unos pocos privilegiados de Tesorería General de la provincia no tienen restringida esa data.

En el año 2013 la suma alcanzó a $ 16.076.810, tomando la cotización del dólar de 12 de agosto del mismo año ($5,55) obtenemos la suma en dólares de 2.896.722.

En 2014 esa suma anual trepó a $ 54.058.938, tomando la cotización del 6 de agosto ($8,27) logramos en dólares 6.536.751. Podemos observar que en año se triplicó el monto percibido.

En 2015, pudo cobrar $ 63.157.043, que con la cotización del 18 de agosto ($9,28) da en dólares 6.805.715.

En 2016, lo percibido fue de $ 61.161.597, tomando la cotización de 24 de agosto ($15.13) en dólares obtenemos 4.042.405.

En 2017, la suma se trepó nuevamente y alcanzó a $ 109.679.372,  unos 6.231.782 dólares tomando la cotización del 1 de septiembre.

Y en lo que va de este 2018, el monto se encuentra en $ 40.269.478, siendo en dólares 1.310.428 según la cotización del 13 de agosto ($30,73).

Por eso, sobre estos números, están trabajando muy pocos hombres y mujeres, para resolver si le cabe o no una imputación en la Justicia. No podemos contar el final de la película, porque aún no está terminada, pero podemos asegurar que hay integridad y honestidad en el servicio de Justicia porque la investigación está en manos del fiscal Federal Patricio Sabadini y todo su equipo.

Sabemos que la “sensación nérvica” aumentó más que la inflación en Villa Ángela, tanto que alcanzó al Número Uno.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=23430