«

»

Jun 19 2012

Imprimir esta Entrada

OPERAN CIENTOS DE TOPADORAS CLANDESTINAS

 

 

En el Chaco existen un total de 417 topadoras en condiciones de operar

 

En la provincia del Chaco, hay un total de 417 topadoras de diferentes potencias que operan ó están en condiciones de operar, según un informe al que tuvo acceso NORTE.

 

SAENZ PEÑA (Agencia). La presencia de topadoras en el Chaco ha sido siempre motivo de alarma en sectores ambientalistas, en tanto que desde las organizaciones que nuclean a los productores forestales, se establece que forman parte del parque de maquinarias destinadas a la actividad del sector, en un marco regulado por el propio estado provincial y nacional, a través de sus distintos organismos como la Dirección de Bosques, responsable del otorgamiento de los permisos correspondientes.

 

De las 417 topadoras que hay en la provincia, 46 son de baja potencia; 252 son de mediana potencia y 119 son las de grandes dimensiones. Son, precisamente, las grandes maquinarias, son las que más daños hacen al suelo. Estas topadoras grandes no deberían trabajar ni en los desmontes, son muy pesadas para los suelos y poco maniobrables.

Por otra parte, los tractores con pala son 44 y se encuentran diseminadas en distintos de la provincia del Chaco.

 

Las topadoras están distribuidas de esta manera: Tres Isletas y Juan José Castelli 7, Pampa del infierno 5, Sáenz Peña y Pampa del Indio 4, Los Frentones 3, Villa Berthet y Villa Río Bermejito 2 y Presidencia de la Plaza, Quitilipi, Taco pozo, General San Martín, Charata, Las Poncheras, Colinia Elisa y Villa Ángela 1.

 

La producción forestal en la provincia sigue siendo uno de los fundamentos de la economía por su valor agregado, y tiene en si misma diversas aplicaciones como la industria de la madera, la tánica, la producción de carbón vegetal y también la industria del mueble.

 

La existencia de permisos forestales de aprovechamiento, no obstante, no implica que no se estén realizando tareas de desmonte clandestinas, y prueba de ello, la misma Dirección de Bosques se realizó números operativos incluso, junto a la Dirección de Trabajo, la AFIP y hasta la Dirección de Fauna con Gendarmería Nacional.

 

Desmontes ilegales

 

En el periodo de doce meses, comprendido entre marzo de 2010 y marzo de 2012, se detectaron 400 casos de desmontes ilegales, mediante la utilización de imágenes satelitales desde la oficina de Geoinformación de la Dirección de Bosques instalada en Sáenz Peña. La mayoría de estos desmontes, estuvieron concentrandos en el norte de Pampa del Infierno, Los Frentones y Río Muerto, pero también en zonas del sudoeste chaqueño como Charata.

 

Desde la oficina de GEO Información de la Dirección de Bosques, se “barre” mediante un sondeo satelital los predios chaqueños y se obtienen imágenes satelitales para detectar desmontes ilegales y seguimiento de los permisos otorgados.

 

En la actualidad el GEO se dedica a dos cosas fundamentales, uno el monitoreo de los permisos, se entregan las autorizaciones forestales y se pide datos que nos dan a nosotros la posición del terreno a trabajar sobre la superficie terrestre, por lo tanto nosotros cada semana, cada quince días estamos recorriendo cada uno de los permisos para ver en qué etapa va, y si no se sale del área especificada por el permiso.

 

Las autoridades provinciales consideran que los productores en general se cuidan mucho de no pasarse de la línea que ha fijado para su trabajo, pero existen algunos inconvenientes con el agente que maneja la topadora, ya que no está muy al tanto de lo que es una coordenada, de lo que es un punto georeferenciado entonces si no se les indica correctamente, generalmente tienden a salirse del predio.

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=2333