«

»

Jul 09 2018

Imprimir esta Entrada

Séptima visita de Macri a Chaco: tren, violencia, pobreza y comida para alumnos indigentes

Fuente: Chaco Hoy

 

Arrancando el segundo semestre, el gobernador del Chaco le prometió al presidente de la Nación en Charata que lo seguirá dónde vaya aunque ello represente para el Chaco más ajuste y postergación. Fue en la inauguración del tramo chaqueño de la renovación de la línea ferroviaria General Belgrano, que al día siguiente mostraba un descarrilamiento en la provincia de Santa Fe.

Dos jefes policiales de distritos manejados por el PRO admitieron hace tiempo –y provocaron polvareda política- que la situación delicada de la economía había incrementado los índices del delito. Fue en mayo pasado, y las manifestaciones provocaron una crisis política que obligó a las autoridades del Ministerio de Seguridad, encabezadas por Patricia Bullrich a desmentirlo.

El jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni, señaló al contexto económico como uno de los causales de la inseguridad, al afirmar que “la pobreza y la exclusión llevan a que muchas personas salgan a robar”.

“La violencia permanente de los delincuentes es producto de la droga, y después hay una situación social que hace que la persona que tenga la necesidad de comer delinca. La pobreza y la exclusión lleva a que muchas personas salgan a robar”, dijo a Radio La Red.

Lo que ya no se discute en general es que finalmente el fallido plan económico del gobierno de Cambiemos está incrementando el número de pobres. La cosmética que le permitió al presidente Mauricio Macri, celebrar en abril que había bajado la pobreza en el país.

Según los datos oficiales, pese al aumento en los transportes y servicios básicos, la escalada en la inflación y la suba de los salarios por debajo de la misma, el índice de pobreza fue de 25,7% al cierre del segundo semestre de 2017, con una caída de 4,6 puntos porcentuales respecto al 30,3% de igual período de 2016.

Todo esto se dio antes del mes de junio cuando los mercados hicieron estallar el plan económico y convencieron al gobierno nacional que fondearse con el FMI era la solución.

La gravitación del plan económico que el gobierno de Domingo Peppo aceptó a piejuntillas desde diciembre de 2015 tiene consecuencias directas en regiones postergadas del país. En el Chaco, los índices golpean más duramente. Mayor tasa de inflación, menor tasa de crecimiento, mayor tasa de desocupación, incremento de la pobreza y ahora también crecimiento del delito.

Las estadísticas oficiales que distribuye el gobierno nacional y que en la provincia se obviaron por completo marcan un crecimiento de la cantidad de hechos delictivos en los dos años de gobierno de Domingo Peppo. Según datos oficiales en la provincia del Chaco se registraron en 2015: 24.965 hechos, en 2016: 26.358 y en 2017: 26.896.

El primer año de gestión el crecimiento fue importante, y en términos constantes también lo fue en 2017.

 

Las cifras no son peores porque el Ministerio de Seguridad las retocó a fines de junio después de que se difundieran datos oficiales que mostraban que habían subido los robos a mano armada y los homicidios en la ciudad de Buenos Aires, pero el Gobierno porteño mostrara sus propias cifras. Ahora los números dicen todo lo contrario: que en 2017 hubo menos asaltos y asesinatos que un año antes.

Los datos están contenidos en el Sistema Nacional de Información Criminal (SNIC) y publicados en la página web estadisticascriminales.minseg.gob.ar.

En todos los casos el crecimiento de la cantidad de delitos en la provincia del Chaco no varió, aunque también haya menguado en relación con la primera información oficial aportada por el gobierno nacional.

Falta saber cómo marcha el 2018 cuando ya se cerró el primer semestre. Desde la asunción de Cambiemos en el gobierno nacional, “el segundo semestre” es la meta a la que hay que llegar para la aparición de los brotes verdes. Para lo que resta de este año ya está garantizada la frustración.

El gobierno provincial se encuentra contenido por el Pacto Fiscal respecto del que el ministro de Hacienda, Cristian Ocampo, se ha transformado en intérprete de las palabras del gobernador, para hacer entender exactamente lo contrario de lo que el primer mandatario quiere señalar.

En el medio, el diputado Livio Gutiérrez, advirtió que cerrado junio, “por primera vez en la historia del Chaco” se superaron los 5.000 millones de pesos de coparticipación en un mes, los ingresos que envió nación subieron el 43.3% acumulado interanual, 17 puntos por arriba de inflación”.

Pero después de ello, en una realidad de cabotaje, sólo el ministro de Desarrollo Social, Roberto Acosta, ha acertado en dar a conocer las consecuencias del plan de ajuste que su colega de Hacienda prefiere no mirar.

En Radio Libertad, Acosta, reconoció que la presión de los sectores marginados va en aumento. Pero además advirtió que esto genera un aumento de la violencia familiar, los abusos y las adicciones.

Desarrollo Social se hará cargo desde el segundo semestre de los comedores escolares, que hasta ahora estaban en manos del Ministerio de Educación. El Centro de Estudios e Investigación Social “Nelson Mandela” advirtió esta semana que en octubre de 2016 se destinaban 2,60 pesos para refrigerio, 3,80 pesos para almuerzo y 8,25 pesos para financiar la elaboración de cuatro comidas diarias en las escuelas albergues, en las que los niños viven por razones de distancias.

Posteriormente, se aumentó un 30% los valores de las raciones. Para refrigerio destinaron 3,38 pesos, 4,32 para almuerzo y 10,72  para las cuatro comidas que se deben brindar en los comedores escolares de las escuelas albergues. Esos valores se mantienen vigentes en  la actualidad, aunque los precios de los productos alimenticios en góndolas aumentaron un 142% en el período transcurrido entre septiembre de 2016 a junio de 2018.

Se trata de otro durísimo ajuste sobre los sectores más postergados, pero ni eso basta para que la provincia comience a poner reclamos ante la Nación. El presidente Mauricio Macri visitó, el 4 de julio, por séptima vez el Chaco, vino para inaugurar un tramo, una parte de 500 kilómetros de renovación de vías férreas del Ferrocarril Belgrano. Las manifestaciones del gobernador fueron entonces “Vamos a poner todo el esfuerzo, por supuesto vamos a defender el federalismo y nuestros provincias. Pero vas a encontrar alguien acá que te va a acompañar”, sostuvo el mandatario chaqueño al referirse a la discusión sobre el pacto fiscal y el Presupuesto 2019.

Macri y Peppo se subieron al tren que al otro día colapsaría en la provincia de Santa Fe.

 

Pese a esa manifestación de acompañamiento ya es al gobernador al que le llegan los reclamos. “La plata falta por todos lados”, dijo para justificar que continuará la política de vencimientos de facturas eléctricas sin subsidios cada 20 días.

Esta semana utilizó una frase parecida cuando fue abordado por la falta de aportes a escuelas de gestión privada para el pago de salarios. “Nosotros estamos tratando de regularizar ese tiempo y plantearnos el rol que tienen las escuelas privadas en el contexto provincial. Es un esfuerzo más que se le pide al Estado y no es que no se les quiera pagar, es que la plata no alcanza”.

¿Qué sería “plantearnos el rol que tienen las escuelas privadas”? No lo aclaró.

Calificá esta nota

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=22683