«

»

Jun 29 2018

Imprimir esta Entrada

Greenpeace resiste amenazas y apremios ilegales

Por Noemí Cruz, Campaña de Bosques.

A lo largo de nuestra historia las empresas y gobiernos que expusimos nos han dado respuestas duras, nos han detenido muchísimas veces, pero nunca habíamos recibido apremios ilegales ni amenazas directas de ser 5b34fd591c2a5destruidos. Eso está poniendo en riesgo la integridad de las personas que formamos Greenpeace y la posibilidad de seguir haciendo campañas.

Durante nuestra campaña para frenar los desmontes ilegales en Salta expusimos al dueño de la finca Cuchuy, Alejandro Braun Peña. Por esa razón, a principios de marzo el empresario enfrentó en persona a miembros de Greenpeace y amenazó con gastar “2 o 3 palos verdes” en perjudicarlos a ellos particularmente y a nuestra organización. Su abogado agregó “Por suerte estamos en otra época del país. Él no es Yabrán, sino, imagínense”. Diez días después, Juan Carlos Villalonga, diputado nacional del PRO, amenazó (“ya vas a ver lo que te va a pasar por meterte conmigo”) e insultó telefónicamente a una integrante de la organización.

Por esa razón el 11 de abril del 2018 Greenpeace presentó una querella penal en el juzgado porteño número 20 denunciando a Braun Peña y a Villalonga.  Ambas fueron ratificadas. El 24 de mayo del 2018 se presentó además un reclamo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, donde se explica en detalle el contexto y ambas amenazas.  Y este mes enviamos una carta al presidente Mauricio Macri para que interceda ante estas intimidaciones que pretenden limitar la libertad de expresión y derecho al reclamo pacífico.

No sería razonable esperar a que estas amenazas avancen o tener que lamentar consecuencias gravísimas por no actuar a tiempo.  Esta denuncia penal también la hacemos pública para proteger no sólo a las personas que sufrieron las intimidaciones, sino a todas las personas que luchan y reclaman por sus derechos y que deben poder hacerlo con libertad, sin miedo, con la garantía de que el Estado democrático debe proteger y hacer efectivo el ejercicio de esos derechos.

Que en plena democracia un funcionario público del gobierno y un empresario se sientan con la impunidad de insultar o “apretar” a personas de una ONG no es aceptable ni queremos normalizarlo. Ahora será la justicia la que investigue a fondo y determine las responsabilidades.

Notas relacionadas:

http://www.greenpeace.org/argentina/es/noticias/Ante-las-amenazas-del-empresario-Braun-Pena-Greenpeace-responde-No-nos-van-a-callar/

http://www.greenpeace.org/argentina/es/noticias/Greenpeace-Argentina-denuncio-amenazas-ante-la-CIDH-/

http://www.greenpeace.org/argentina/es/noticias/Greenpeace-pide-al-Gobierno-Nacional-que-interceda-contra-las-amenzas/

http://www.greenpeace.org/argentina/Global/argentina/2018/06/Carta%20finalizada.pdf

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=22629