«

»

Jun 28 2018

Imprimir esta Entrada

Informe de RATT Internacional sobre la trata de niñas en la triple frontera

Por Fernando Mao, desde Puerto Iguazú, Misiones-Argentina

En el informe de RATT se destaca la ausencia de un plan nacional y de políticas públicas desde el estado nacional sobre la trata de niñas en la Triple Frontera. Marcan  graves vacíos en el Estado en materia de  dispositivos de prevención y asistencia.

El territorio en la Triple Frontera  sigue siendo propicio para la trata, el tráfico y la  explotación comercial y no comercial de niños, niñas y adolescentes. Faltan controles ante una población con necesidades básicas insatisfechas, que día a día aumenta

WhatsApp Image 2018-06-26 at 9.03.10 PMLa Triple Frontera  se ha transformado nuevamente, ante ausencia de políticas de prevención y protección a la Trata y el Trafico  de Niñas, Niños y Adolescentes,  en un escenario de frecuentes violaciones sistemáticas a los derechos de niños, niñas y adolescentes dentro del marco de la CIDN en correlato con la Ley Nacional 26.061 de Protección Integral de los Derechos del Niño sancionada en el año 2005.

Existe una estrecha vinculación entre la trata y  el trabajo infantil doméstico, relacionados en los que la RATT Argentina Línea Fundadora viene librando batallas desde el año 2006, en su comienzos fundacionales como red nacional junto al Ministerio del Interior, desde el Programa Victimas contra las violencias, pero también con una red de complicidades que involucra al poder y a parte de la sociedad que no se involucra lo suficientemente y mira para el otro lado.

El panorama es complejo. Unos 880 mil niños y niñas viven en la zona y representan en promedio el 45 por ciento de la población de la frontera compartida por los tres países, según el informe “Situación de la Niñez y Adolescencia en la Triple Frontera de Argentina, Brasil y Paraguay, Desafíos y Recomendaciones”, elaborado por las oficinas de Unicef de los tres países para analizar la situación de la infancia en 62 municipios de la Triple Frontera.

Esa investigación advierte que la pobreza y la insuficiencia de servicios sociales básicos de calidad para garantizar la salud, educación y protección son algunos de los problemas que se siguen enfrentando en 2017.

La falta de controles en pasos fronterizos, la ausencia de políticas públicas, la pobreza, la complicidad de vecinos y la connivencia policial y política hacen que el territorio sea propicio para delitos como la trata (el traslado de niños y niñas dentro del país o al exterior con fines de explotación) y la explotación sexual comercial de niños y niñas.

“Los activistas de DDHH trabajamos con temor. Es muy difícil investigar estos temas en Misiones porque son complejos y por la red de complicidades en la que están metidos políticos, policías, hasta vecinos”, relata  un referente de la RATT en la Ciudad de Puerto Iguazú. El juez de Menores, Cesar Raül Jiménez, desde Posadas empezó a investigar redes de explotación. Cuando cubría alternativas turísticas en San Ignacio se topó con una denuncia de turismo sexual con niñas de Pueblos Originarios de San Ignacio y Puerto Iguazú.

 Las estadísticas de casos de trata con fines de explotación sexual de Niñas Niños y Adolescentes no están tipificadas pero si cuantificadas.  Solo surgen de informes alternativos de presunciones  desde la   Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en la Triple Frontera.

En Puerto Iguazú se  estima que desde 2007 al 2017 la captación aumentó un 35%  de personas captadas menores  de 18 años. “En muchos casos el reclutamiento está a cargo de algún familiar o persona conocida que cobra entre 2.000 y 3.500 pesos por la captación y el traslado”, explica Fernando Mao, Presidente de la Junta Directiva de la RATT Internaciona, quién  estima  que en la Triple Frontera al menos 6.500 chicos y chicas de menos de 18 años están en situación de explotación sexual comercial y no comercial.

El “Estudio exploratorio sobre trata de personas con fines de explotación sexual en Argentina”, de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), estima que por una mujer se paga entre 2000 y 5.000 pesos, dependiendo de la zona, de la edad y de las características de la “mercadería”. La práctica más común de captación es el engaño, pero está extendido el secuestro para embarazos no deseados y luego venta de bebes.

La OIM identifica a Misiones como el área principal de reclutamiento. De allí las chicas son llevadas para ser explotadas en prostíbulos de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Entre Ríos, Santa Cruz, Chubut y Tierra del Fuego. Hay un predominio de la trata interna, pero también se detectaron casos de trata internacional, sobre todo de mujeres de nacionalidad paraguaya, que ingresan por Misiones y Entre Ríos.

Falta del controles migratorios 

Pasar la frontera no es difícil. Hay controles de documentación del lado argentino para cruzar desde Puerto Iguazú a Foz de Iguazú, pero el Puente de la Amistad -que une Foz de Iguazú con Ciudad del Este- puede atravesarse sin pasar por ningún control. Existen  otros “recursos” como los documentos falsos y los “piques”, que son “caminos clandestinos entre los árboles donde se pasa de todo, mercaderías e incluso personas”.

“El problema es que la gente hace la vista gorda, por miedo, lo toman como un hecho natural,. Nadie se alarma. Pocos denuncian y a veces hasta los vecinos están implicados”,

Las víctimas de la explotación sexual, según el informe de la OIM, suelen ser mujeres mayores y menores de edad que viven en zonas muy pobres, con un precario nivel educativo, pocas posibilidades laborales y un entorno familiar inestable. “Hay chicas que son explotadas sexualmente en prostíbulos y hasta hoteles de la Triple Frontera y otras son reclutadas para ser llevadas con fines de explotación sexual a otras provincias”, afirma una informante calificada de la RATT Argentina Línea Fundadora, que pidió reservas sobre su identidad por miedo a las represarías de redes delictivas de la zona.

WhatsApp Image 2018-06-26 at 9.03.10 PM (1)Los chicos y chicas tienen en promedio entre 8 y 18 años. Trabajan en las calles, sobre todo en los alrededores de zonas aduaneras y del paso fronterizo de La Amistad. Son reclutados por las redes de explotación cuando están en la vía pública pidiendo monedas o cruzando las fronteras,  como parte del sistema de contrabando de mercaderías. También están en clubes nocturnos, cabarets, bares, burdeles, discotecas e incluso en los hoteles de cinco estrellas en Boooks a la carta.

“La situación de desprotección vuelve al  2007 donde ante un Estado Ausente logramos que unas 30 adolescentes paraguayas y alrededor de 15 misioneras regresaran a sus casas después  de denunciar y posterior allanamiento  en la ciudad de Pergamino el prostíbulo Spartakus, que tenía connivencia en ese momento con la intendencia Municipal. La mayoría de ellas había sido reclutadas en Misiones para ser explotadas sexualmente en la Ciudad de Pergamino. La mitad tenía menos de 18 años”, explico Fernando Mao, ex coordinador nacional de la RATT Argentina Línea Fundadora, hoy Presidente de la Junta Directiva de la RATT Internacional  que tiene presencia en distintas regiones de América Latina  y el Caribe.

 “La Trata, El tráfico de personas y el Narcotráfico se convirtió en un gran combo que genera más de 36.000 billones de dólares al año en el hemisferio un gran negocio que no necesita mucha inversión

Brasil un país vulnerable para la Trata de Personas

Del otro lado de la frontera, en Brasil, los relatos son muy parecidos. Informantes calificados  recorrieron más de 28 mil kilómetros por tierra, agua y aire para investigar la explotación de niñas y adolescentes en municipios de la frontera sur y Brasil Do Norte Ciudad de Pipa.

“Estuvimos en lugares peligrosos, en la frontera de Brasil con Paraguay. Llegamos a estar en la casa de narcotraficantes que usaban su casa para recibir a sus clientes a los que les ofrecían chicas vírgenes  como un regalo”, cuenta un informante de la RATT Internacional en Brasil.

La trata y la explotación sexual comercial infantil están, a su vez, estrechamente vinculados con otra situación de vulneración de derechos, que es el trabajo infantil doméstico que muchos chicos y chicas realizan en casas de terceros a cambio de dinero o de techo, comida, ropa y, en algunos casos, educación. Estos tres temas  hoy son de alta preocupación desde el Estado Nacional, que  carece de una Plan Nacional de Acción en respuesta a este delito multicausal.

Desde la sociedad civil podemos ver que no existe una buena articulación interministerial y trabajo con las Ongs. La Coordinación ejecutiva del Comité de Lucha Contra la Trata de Personas, que depende de Jefatura de Gabinete no se ha reunido con las organizaciones. Se espera, con premura, la primera reunión del Consejo Federal que se realizará en Puerto Iguazú para principios de mes de agosto.

 * Fernando Mao es Presidente de la Junta Directiva de  RATT Internacional, Red Global de OSC, miembro de la Organización de los Estados Americanos

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=22602