«

»

Jun 14 2012

Imprimir esta Entrada

GRANDES HERMANOS

FORESTALES CONTRA EL CONSENSO ENTRE EL GOBIERNO Y AMBIENTALISTAS 

 

Varias son las reuniones que está llevando adelante la Dirección de Bosques y la Subsecretaría de Recursos Naturales, con todos los sectores involucrados con el sector forestal con el objetivo de superar la medida tomada que suspendió los permisos silvopastoriles en zona amarrilla por 60 días.

Uno de ellos fue una reunión que mantuvo el ingeniero Miguel Brunswig en Buenos Aires con las principales ONG del país, entre las que se encontraba Greenpeace, donde se acordaron una serie de puntos que deberían ser tenidos en cuenta para realizar silvopastoriles en zona amarilla. Estos mismos puntos fueron propuestos también y tratados por la Dirección de Bosques en una reunión que se llevó a cabo el martes en el Salón Chaco del Hotel Gualok ante 12 asociaciones de productores forestales.

Tras escuchar la exposición y explicación del ingeniero Miguel López, director de Bosques de la Provincia, de cada uno de los puntos relacionados con este acuerdo alcanzado por el Gobierno y distintas organizaciones de ambientalistas los productores manifestaron su mal malestar. En su mayoría los productores forestales manifestaron su descontento con algunos de los siete puntos del acuerdo, en particular el que se refiere al uso de la topadora y su eventual reemplazo con tractores engomados con hoja de un ancho de corte menor a tres metros y rolos adecuados a la potencia del tractor y el ancho de la pala. Aseguran los productores que con topadora o con tractores “igual se pueden producir desmanes en el bosque”.

Otro de los puntos que estuvieron en desacuerdo fue el de las giras con investigadores y técnicos de INTA, Universidad, ONG, Asociaciones de Productores y Organizaciones Aborígenes y Campesinas, visitando los modelos silvopastoriles que cumplan con los requisitos de la Ley de Bosques en zona amarilla. En este punto señalaron que aceptaran la visita siempre y cuando se trate de los organismos del Estado y no organizaciones ambientalistas que tienen parado el sector.

La voz de los forestales

Marcos Vitter, presidente de la Asociación de Productores Forestales de Pampa del Indio dijo que los forestales rechazan rotundamente cualquier intromisión de otro ente que no sean los forestales. “No puede ser que una ONG cualquiera quiera intervenir con el Gobierno y manejarnos las instituciones que tenemos que son de años y que representamos a todos los productores”.

Aseguró Bitter “sin las topadoras no se puede hacer la picadas en los montes, no se puede hacer el trabajo con hacha y con machete, la limpieza de picadas y cortafuego. Queremos ser nosotros los que decidamos con el gobierno como vamos a trabajar”. En relación a las visita a los campos dijo Vitter que “no quieren ninguna intromisión de gente de afuera porque acá las cosas se han hecho a reglamento, hay leyes que se respetan y nosotros no estamos haciendo nada fuera de la ley”.

Por su parte el presidente de la Asociación de Productores Forestales e Industriales de Juan José Castelli, Grogh también manifestó su descontento con los puntos expuestos por el director de Bosques, porque consideran que ya que intervino la Justicia sea ella la que determine quién tiene la razón.

En relación a las inspecciones dijo Grogh que no van a aceptar los controles. “Voy a respetar a los organismos de mi estado provincial a mi no me va a venir a inspeccionar una organización que no existe legalmente en nuestra provincia. Nosotros no tenemos nada que convenir con Greenpeace porque yo tengo que responder a los organismos de control y cuando voy a trabajar en un monte voy a cumplir con las reglamentaciones forestales, no lo que dice Greenpeace. Voy a respetar las normativas de mi provincia, a mi no va a controlar Greenpeace donde estoy trabajando, porque para eso están los inspectores de Bosques, esta la Policía Rural”.

Los puntos del consenso

 Tras una reunión que mantuvo el ingeniero Miguel Brunswig en Buenos Aires con las principales ONG del país, entre las que se encontraba Greenpeace, se acordaron una serie de puntos que deberían ser tenidos en cuenta para realizar silvopastoriles en zona amarilla, y estos mismos puntos han sido propuestos también y tratados por la Dirección de Bosques a distintos actores, (ingenieros, productores forestales, etc).

1- Realizar el silvopastoril prohibiendo el uso de la topadora y su eventual reemplazo con tractores engomados con hoja de un ancho de corte menor a tres metros y rolos adecuados a la potencia del tractor y el ancho de la pala.

2- Mantenimiento de la cobertura del dosel, siguiendo los pasos fijados por el manual de buenas prácticas para el manejo sustentable del bosque nativo.

3- Que los permisos silvopastoriles prevean claramente su proyección forestal y otros productos no maderables, especificando claramente en el plan de trabajo las prácticas que tienen que ver con el buen manejo tales como cortas de saneamiento, cortas de mejoras, manejo de regeneración, clausuras, proyección de crecimiento, rotaciones entre los potreros dentro del establecimiento, cargas animales para evitar el sobrepastoreo.

4- Obligación de la reposición de plantas hasta las 100 / has en los casos que corresponda. Se deben tomar en cuenta los casos puntuales en donde no haya regeneración suficiente producto de un mal manejo o aprovechamiento selectivo previo, donde no se encuentran árboles semillero o donde exista una alta carga animal , se deberá efectuar un plan de reposición de plantas en los lugares faltantes.

5- Realizar una gira con investigadores y técnicos de INTA, Universidad, ONG, Asociaciones de Productores y Organizaciones Aborígenes y Campesinas, visitando los modelos silvopastoriles que cumplan con los requisitos de la Ley de Bosques en zona amarilla. Es un punto importante a tomar en cuenta ya que nuestra provincia cuenta con Establecimientos Modelo con esta variante de Manejo sostenible, donde el productor articula la integración del Monte Nativo con la Ganadería.

6- Comenzar con estudios sobre biodiversidad para establecer el comportamiento de la fauna autóctona respecto de los diferentes manejos silvopastoriles.

7-Profundizar la aplicación de las nuevas tecnologías que hacen al monitoreo de los silvopastoriles, que consistirían en la teledetección, como herramienta fundamental a la hora de efectuar el seguimiento del mismo, facilitando la ubicación del predio, tipo de cobertura, y secuencia de realización de los trabajos. Si se cumple con la densidad de cobertura propuesta y cómo evoluciona en el tiempo. Actualmente mediante los satélites actuales que marcan puntos de calor se hace un seguimiento día a día sobre los permisos silvopastoriles para detectar cualquier tipo de incendio intencional que produzca daño en el mismo, se propone además, realizar gestiones con el INTA Castelar (Instituto de Clima y Agua), para participar en la red de alerta de incendios, este sistema en caso de detección de un incendio dispara un proceso de alarma que es recibido en el celular del responsable del área, brindando coordenadas del incendio en tiempo real.

 

 Link: http://www.solochaco.com/interior/35710-forestales-en-contra-de-consenso-entre-el-gobierno-y-ambientalistas.html

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=2256