«

»

May 26 2018

Imprimir esta Entrada

Responsabilizan al senador Naidenoff por las designaciones en el PAMI local

20180522085243e644f5a58a9fefc4f67e9f45e0d5920b

 

En relación a los últimos acontecimientos de dominio público, en donde nuestra entidad, el Centro de Estudios e Investigación Social, “Nelson Mandela”, ha denunciado irregularidades en el manejo de las prestaciones de la sucursal local del Programa de Atención Médica Integral (PAMI), que como ya se tiene acreditado han causado laceraciones irreparables y en otros casos hasta la muerte de sus afiliados, que son hombres y mujeres de la tercera edad, tiene el deber de revelar, con conocimiento de causa, como se concretan actos de corrupción y alertar por este medio a la población en general y a los afiliados en particular.

Nuestro Centro, como ya lo hemos expresado, es una entidad civil sin fines de lucro, que tiene como objetivo el imprescindible debate en el campo de la defensa de los Derechos Humanos en su más amplia consideración, porque no somos ajenos a saber, que habitamos una provincia que presenta los peores indicadores sociales, económicos, sanitarios, educativos y ambientales de la República Argentina, con baja calidad institucional, un debilitado sistema democrático, con una estado de derecho en crisis y con la seguridad jurídica absolutamente reducida al antojo de los dueños del poder.
Si bien no se ha determinado con precisión los montos de las operaciones fraudulentas cometidas, por los responsables de la dirección de la Agencia local de la Obra Social (PAMI), en complicidad con prestadores y proveedores, si estamos en condiciones de adelantar que las mismas son varias veces millonarias, y que para su comisión se utilizaron y /o se utilizan, varios mecanismos defraudatorios.

________________________________________________________________________________________

PUEDE LEER MÁS:

La Fiscal Federal, Dra. Marisa Vázquez impulsa la investigación sobre las denuncias del PAMI

El Centro de estudios “Nelson Mandela” inició una grave denuncia contra directivos del PAMI local

________________________________________________________________________________________

El primero era o es, el de hacer figurar como internados domiciliarios, con la complicidad de empresas prestadoras, a un gran grupo de afiliados que en mayoría de los casos ni tenía conocimiento de dicha supuesta internación. Trascendió un caso de una anciana que figuraba como al borde de la extremaunción desde hacía una quincena de días y cuando los auditores de la Ciudad de Corrientes que separaron del cargo al Director de Servicio de Prestaciones Médicas, el Dr. Daniel Orlando Hernández, quisieron corroborar ese hecho, se encontraron con una saludable abuelita haciendo ejercicios físicos en su casa.
Otro mecanismo quizás en más perverso empleado, por los ahora denunciados ante la Justicia Federal, era el de exigirles a los afiliados de otras provincias, que para iniciar cualquier trámite de prestación, debían concretar el cambio de domicilio y esperar quince días hasta que ese trámite “impactara en el sistema”. Además de ser una humillación sin precedentes, lo que se lograba con esa insólita petición, era que el afligido paciente concurriera a someterse a una atención particular, en el mejor de los casos, o en el otro que sufra de padecimientos indescriptibles hasta que se cumplieran el insólito requerimiento, que en más de un caso exhibía un desgraciado final.

DERIVACIONES INNECESARIAS

También se sabe que existieron durante la gestión de Hernández, masivas derivaciones a centros de atención extra provinciales, innecesarias por cierto, dado que el PAMI tiene convenio vigente con el Hospital de Alta Complejidad de esta ciudad, y dichos traslados, se tornaban, redundantes, onerosos y sospechosos.
Por todo lo expuesto se deduce que existen dos tipos de responsabilidades, las administrativas y las políticas. De estas últimas debe dar cuenta el Senador nacional Luis Naidenoff, quien ha gestionado el nombramiento de su sobrino como administrador del PAMI y al hermano del Diputado Nacional, como encargado de las prestaciones médicas, dos personas sin experiencia alguna para manejar una obra social de casi treinta mil afiliados.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=22404