«

»

Ene 31 2018

Imprimir esta Entrada

Misión Nueva Pompeya: nueva capital provincial de la explotación forestal

No para la explotación forestal clandestina o aparentemente legal en El Impenetrable. Misión Nueva Pompeya sigue siendo una zona libre de controles para que los explotadores forestales saqueen el monte. Los pobladores diariamente ven con impotencia como circulan  camiones con cargas completas  de rollos de algarrobos.

Nueva Pompeya

El temporal y las intensas lluvias que recientemente anegaron El Impenetrable no impidieron que continuaran transportando  los árboles abatidos. La intransitabilidad de los caminos no evitó que la madera “chimbeada” continuara saliendo. Según los pobladores, a pesar de  las inclemencias climáticas y el estado de los caminos,  por las picadas solamente transitaban camiones con cargas de algarrobo, ambulancias y algunas camionetas. Nada detuvo a los explotadores forestales.

Solo una carga de algarrobo de los muchos camiones que día a día salieron cargados pudo ser secuestrada ya que la   Dirección de Bosques no realiza los controles ni aplica las sanciones correspondientes para evitar que sigan diezmando el monte nativo.

Prohibiciones que se violan

Actualmente rige una prohibición  dispuesta por el Juzgado Multifuero de Misión Nueva Pompeya para evitar que corten, extraigan y carguen rollos de algarrobo y otras especies. Pero de nada sirve tal medida ya que la misma Dirección de Bosques continúa otorgando permisos de explotación a poseedores y ocupantes  de tierras fiscales que por sus necesidades venden sus montes a los  productores forestales,  que son verdaderos depredadores, uno de los cuales tenía sus camiones parados en el paraje Lagunita porque no podían salir del lugar y circular por las picadas intransitables  dado que estaban sobrecargados  de algarrobos. Luego salieron, con destinos desconocidos.

Se metió la política para hacer plata

Aseguran que son fuertes las presiones políticas que ejercen sobre los que denuncian el saqueo del monte.  Es muy cierto que se han metido algunos políticos muy conocidos  en el negocio de la venta de madera en operaciones  clandestinas o aparentemente legales. Por este motivo es que en Misión Nueva Pompeya, por hablar de una localidad de El Impenetrable, los pobladores  no  pueden hacer nada. Apenas aparecen  los primeros aprietes políticos todos los  reclamos quedan en el olvido. Lo mismo ocurre en Miraflores, localidad en la que el tráfico de madera es intenso dado que es el portal de ingreso y de salida de casi todas las picadas  que culminan en Fortín Belgrano.

 En la Delegación Pompeya de la Dirección de Bosques  las complicidades son directas. El encargado de la Delegación cuenta con el apoyo de un funcionario importante de Bosques de la sede central, en Sáenz Peña. Se viola la suspensión dispuesta judicialmente de cortar, extraer y transportar rollos de algarrobo. Otorgan permisos irregulares,  lo que parecería ser el colmo de las situaciones pero que es una rutina que se ha naturalizado por canjes de dineros

El presidente del Instituto de Colonización presentó notas para que se suspendieran todos los permisos. Sin embargo, nadie respeta ninguna prohibición y se ataca diariamente el monte, especialmente el de algarrobos. Así fue que del campo de Rogelio Luna salieron dos camiones sobrecargados y sin guía. El predio está  en el ejido municipal.

GALERIA

foto madera Miraflores 2 Miraflores

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=21600