«

»

Mar 01 2018

Imprimir esta Entrada

Europa: camino hacia una nueva era

 

2017 ha sido el año de una creciente y gran oposición a la multinacional Monsanto y otras compañías venenosas que tratan de controlar nuestro sistema alimentario. La opinión legal de los jueces del Tribunal Monsanto fue descargaesclarecedora. Por primera vez, víctimas de Monsanto de todas partes del mundo se reunieron y convencieron al panel de jueces internacionales que, la multinacional Monsanto está violando los derechos humanos básicos.

No logramos impedir que se re-autorizara el glifosato en la Unión Europea, pero en lugar de otorgarles vía libre por un periodo de 15 años, se le concedió tener un permiso de 5 años. Francia e Italia están discutiendo una fase de salida del herbicida a 3 años. Una impresionante participación de 1.3 millones de personas firmaron una iniciativa ciudadana y en muchos países el debate sobre el comportamiento de Monsanto han estado en todas las noticias.

En los Estados Unidos, un caso judicial llevó a que se hicieran públicos los “Papeles de Monsanto”, que demuestran como Monsanto ha manipulado la ciencia, la prensa y la política. En la primavera serán publicados más documentos y evidencias sobre las maniobras de Monsanto. Mientras tanto, las cajas registradoras de Monsanto están frenándose estrepitosamente. La introducción de su nuevo producto “Dicamba” que resisten los cultivos OGM, se ha convertido en un desastre para más de 1,000 campesinos de los Estados Unidos que están llevando a Monsanto ante justicia por los daños causados. La nueva generación de cultivos Bt que debían combatir los insectos ha fracasado en India. La resistencia de la maleza y de los insectos es la respuesta que la naturaleza le da a ese tipo de cultivos.

Monsanto está tratando de disimular estos fracasos entrando en otro campo de destrucción: apropiándose de información estadística agrícola para obtener más control sobre el sistema alimentario. Posiblemente se asocie con Bayer para aumentar el control y esconder la mala fama causada por el nombre de la compañía. ¡Parece que Bayer está comprando un caballo de Troya!

El valor de las acciones de Monsanto está enormemente sobrevalorado, porque ambas técnicas de las que depende el modelo de ingresos de OMG están fallando. Cada vez más personas, agricultores y consumidores ven que es necesario detener este ecocidio cambiando sistema de producción alimentaria. Un estudio alemán nos demuestra que las poblaciones de insectos en las reservas naturales están disminuyendo de un 75% en los últimos 27 años. Esta información lanzó ondas de choque a través del mundo. Los humanos no podemos sobrevivir si matamos toda la vida que nos rodea, y tenemos que trabajar con la naturaleza y no contra ella. La era de la agricultura química altamente toxica, dependiente de los combustibles fósiles y productos químicos que deterioran el ecosistema debe llegar a su fin y ceder espacio para que la agroecología prospere. Cuanto más pronto se haga el cambio de paradigma será mejor: ¡Participe! Sea donde sea que se encuentre y siempre que le sea posible, el cambio es necesario para nosotros y en especial para nuestros hijos y nietos.

La batalla del Glifosato en Europa

El permiso europeo para el herbicida más vendido del mundo, el glifosato, expiraba en diciembre 2017. La Comisión de la UE propuso de renovarlo por otros 15 años. Esto causo una tormenta de protestas.

La propuesta se basó en informes de la autoridad alimentaria European Food Safety Authority (EFSA) y el Instituto Federal Alemán de evaluación de riesgo (BfR), los cuales demostraron ser altamente parciales. Incluso, un texto de su presentación fue copiado y pegado de un documento procedente del grupo de lobistas Monsanto, el Grupo de Acción del Glifosato. El proceso demuestra que los lobistas de la industria han tenido mucho éxito en crear un ambiente favorable a la industria. El criterio para la evaluación de estudios científicos que ha sido adoptado excluye todos estudios independientes. Esto hizo que EFSA descartara 106 estudios que no estaban de acuerdo con los estándares. En cambio basaron sus consejos sobre los estudios secretos de la industria, que no pueden verificarse de manera independiente. Termina Monsanto “demostrando” que glifosato es seguro y todo estudio que diga lo contrario no “son científicos”. Por lo tanto gran parte de las reglamentaciones de la Unión Europea no lo son (y en los Estados Unidos probablemente más aun).

Mucha gente estaba indignada. Más de 1.3 millones de Europeos firmaron una iniciativa ciudadana para pedir que la prohibición del glifosato. Puesto que este proceso ha expuesto la parcialidad de las instituciones Europeas, su credibilidad está seriamente deslegitimada. Ha demostrado que sistema de aprobación de licencias de pesticidas tiene que cambiar, pero por el momento lamentablemente es demasiado tarde para el glifosato.

El parlamento Europeo solicitó un periodo de 3 años para eliminar el uso del Glifosato y ayudar a los campesinos para cambiar su sistema de producción, pero la decisión es el mandato del Consejo de miembros de estado y de la Comisión Europeo. El resultado de la votación de los miembros de Estado no dio una mayoría cualificada: principales países como Italia y Francia se opusieron a la renovación por un periodo de 10 años. En la última ronda de votación para una renovación de 5 años, no se esperaba una mayoría calificada por parte de los estados miembros. En cuyo caso la Comisión habría tenido la última palabra y hubiera dado la luz verde para una extensión de 5 años. Pero esto no fue necesario, puesto que un cambio inesperado por Alemania creo una mayoridad. Contra la decisión de su colega la Ministra del Medio Ambiente, el Ministro de la Agricultura Christian Schmidt ordeno que se votara a favor. Pare ser que el brazo extensivo de Bayer-Monsanto llego al centro del gobierno alemán. “Esto es un escándalo, una bofetada al medio ambiente y a los consumidores” dijo un miembro del Parlamento.

Aunque se disputa el voto Alemán, la mayoría de la gente dice que no se puede deshacer. Pero el especialista legal Olivier De Schutter, piensa que hay una manera. El 12 diciembre, en una conferencia de prensa cuatro diputados anunciaron que comenzarán un proceso legal para cancelar la votación. Sea cual sea el resultado, a partir de ahora el glifosato estará fuera circulación en varios países en los próximos 3 a 5 años. Demasiado tarde, pero mejor que “negocios tóxicos como siempre”. Lea aquí el análisis jurídico de Olivier de Schutter, en inglés o en alemán.

El Desastre Dicamba: Sera el hijo mortinato de Monsanto?

El éxito comercial de Monsanto está basado en la combinación de las semillas y los herbicidas. Millones de hectáreas en el mundo están cubierta por cosechas asperjadas por el Roundup de Monsanto: soya, maíz, canola, algodón y otros. Tanto como las semillas como el glifosato han sido vendidos por Monsanto, generando enormes ganancias. Sea como sea, las malezas han desarrollado resistencias al Roundup y el éxito comercial está esfumándose. Una nueva generación de herbicidas debía de resolver este problema. No nuevo herbicida fue introducido, pero uno de los primeros herbicidas que era aún más toxico fue reciclado: Dicamba.

Dicamba había sido introducido en 1963 y Monsanto había firmado un negocio con BASF para su producción. Billones han sido investidos en hacer pruebas de laboratorios y en mercadeo de un nuevo Dicamba para cosechas. Aparte su toxicidad hacia las plantas, humanos y la tierra, hay otro problema: los tóxicos que se van a la deriva. El toxico es llevado por el viento y trae muerte o un impacto grave a los árboles y demás cultivos que no son genéticamente modificados para ser sometidos al efecto del Dicamba. Muchos campesinos han perdido sus cosechas. Lo cual ha resultado en casos judiciales y casos de acción en contra de BASF y de Monsanto en más de 20 estados de los Estados Unidos. En 2017, la deriva de Dicamba le causa daño a 3,6 millones acres de cultivos en más de 25 estados.

Esto podría transformarse en un asunto costoso para Monsanto. Y lo peor para ellos, es que podría ser un contratiempo para la agroquímica.

Bt algodón: la técnica fallada

No sólo las malas hierbas le están ganando a Monsanto sino también la guerra biotecnológica. Una pequeña y delgada polilla gris está creando estragos en los campos de algodón de la India, su larva, una oruga llamada: gusano de la capsula rosada, se come la planta. Para combatir esta plaga, se introdujo el gene de una bacteria en el algodón, por lo que la “planta Bt” produce una toxina que debe matar al insecto. Cuando las semillas de algodón OGM se introdujeron en el mercado indio hace 15 años, las compañías de semillas dijeron que los agricultores no tendrían que rociar ningún insecticida y que obtendrían grandes ganancias. Hoy día, debido a las mismas semillas modificadas genéticamente, el uso de insecticidas y fertilizantes se ha quintuplicado y se han comido los ingresos de los agricultores. De acuerdo con los creadores de las plantas genéticamente modificadas, la resistencia al veneno no podría ocurrir, pero la naturaleza pensó lo contrario. Un gran brote de gusano de capsula resistente al Bt ahora han dañado seriamente los cultivos de muchos agricultores. Los granjeros desesperados aplican pesticidas altamente tóxicos para combatir la plaga a veces con efectos mortales.

Dr. K. R. Kranthi, antiguo director del Central Institute of Cotton Research (CICR), informo que el gorgojo de algodón se ha desarrollado resistente al producto Bt algodón (variedad Bollgard-II) no solo en Maharashtra, pero también en otros estados donde se cultiva el algodón. Bollgard-II fue introducido en 2010. “Hay tan solo dos beneficios con Bt algodón. Uno, que se controla el gorgojo de algodón, razón por la cual la cosecha está protegida. Dos, reduce el uso de insecticidas debido del control sobre el gorgojo. Actualmente, los productores de algodón no le sacan ningún de los dos provechos”, dice el Dr. Kranthi. Pasha Patel, un veterano líder campesino dice: “Para los productores de algodón de Maharashtra, es como una noche sin amanecer.” Otra tecnología OGM está fallando. Sigan las últimas noticias sobre el sitio de GMWatch y en twitter.

ONG Justice Pesticides

Uno de los resultados del Tribunal de Monsanto fue le creación de la ONG Justice Pesticides en Julio 2017. Su fin es de crear una base de datos legal sobre casos de pesticidas al rededor del mundo disponible para todos, sea cual sea el estatuto o la nacionalidad: vecinos, campesinos, autoridades locales y comunidades, científicos… Víctimas de los pesticidas son, por supuesto los primeros en la lista. La organización está presidida por Corinne Lepage. Hacen parte miembros del comité de organización del Tribunal Monsanto, et la gente de todos los continentes del mundo que han afrentado las consecuencias de los pesticidas sobre la salud, los recursos naturales o demás actividades. El fin de la Justice Pesticides es de crear una enorme red de colaboración para reunir casos judiciales relacionados con los pesticidas en el mundo. De esta manera, la información tanto legal como científica será conducente a casos judiciales en el futuro.

En el futuro, Justice Pesticides buscara a prohibir pesticidas que amenazan la salud humana y el medio ambiente. Les puede ayudar usted compartiendo la información legal que conoce, a través del formulario en línea.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=21381