«

»

Dic 30 2017

Imprimir esta Entrada

Más de 150 hectáreas de algodón dañadas por poderoso pesticida en Los Frentones

Fuente: http://www.diarionorte.com/article/161222/mas-de-150-hectareas-de-algodon-danadas-por-poderoso-pesticida-en-los-frentones

 

SÁENZ PEÑA (Agencia) – Poco más de 150 hectáreas de algodón fueron afectadas aparentemente por el uso indebido por parte de vecinos del plaguicida hormonal que aún no se sabe si puede ser 2.4 D en formulación Ester u otro como el Paraquat 27,6 cuya acción es poco afectada por lluvias inmediatas a la aplicación. Así lo denunció ante NORTE el productor Nicolás Uzelak, que tiene su lote implantado con algodón a la altura del kilómetro 264 de la Ruta Nacional Nº 16 al oeste de Los Frentones, en el departamento Almirante Brown, y las hojas presentan la forma de “pata de rana”, razón por la cual consideran que se trata de 2.4D

La aplicación de este potente pesticida -cuya aplicación se encuentra prohibida en el Chaco por ley desde agosto hasta fines de marzo- habría sido hecha por vecinos al campo de Uzelak en lotes de girasol.

ALGODON-QUEMADO1.jpg

“Somos un grupo de productores que estamos preocupados por esta situación, para no sufrir las consecuencias de este poderoso herbicida que en mi caso afectó más de 150 hectáreas de algodón”, indicó el productor Uzelak.

De acuerdo con la información dada por el productor, se trata de una superficie implantada con el cultivo de algodón que abarcó unas 150 hectáreas que se vieron afectadas con deformaciones en las tres a cuatro hojas del extremo apical como así también de las pequeñas ramas laterales con alargamiento de hojas, enrutamiento, deformación de nervaduras y pequeños pimpollos con la consiguiente pérdida de los mismos.

Esta sintomatología es coincidente con la producida por herbicidas hormonales cuyo principio activo es 2.4D y por distribución en la totalidad del lote, con sectores con mayor afectación se puede deducir que se trata de una deriva de aplicaciones realizadas en lotes cercanos a esta parcela por este herbicida en formulación ester, la cual se encuentra prohibida en el Chaco por ley, en la franja de siete meses desde agosto a marzo.

La necesaria receta agronómica

Ante hechos de estas características, vuelve a ponerse sobre el tapete la necesidad que se respete la receta agronómica. Sin embargo, pese a lo que los productores alegan “viveza criolla”, es decir, que “ningún ingeniero va a poner en el papel que se usó 2.4 D y pondrán que se cargó glifosato”, será necesario ahondar en el tema ya que la misma receta permite saber qué se compró, con las facturas correspondientes. La receta agronómica -en papeles- es un documento obligatorio para el transporte de producciones agrícolas, y se incorpora inclusive a la Guía Fiscal la documentación que acredita el cumplimiento de las normativas ambientales para el transporte y comercialización de los productos. Además, donde hay conectividad, se usa la receta en forma on line.

ALGODON-QUEMADO2.jpg

Piden que se hagan controles en la zona

Tanto Uzelak como otros productores de la zona e incluso vecinos de Los Frentones piden que las autoridades del Ministerio de Ambiente del Chaco “vengan con sus técnicos a observar que en el oeste chaqueño se aplican pesticidas prohibidos”, dijeron, y pusieron la mira en la aparente aplicación a sus sembrados herbicidas hormonales que podría ser 2,4 D Ester, producto sumamente tóxico para la ganadería, para el ambiente e incluso para la salud de las personas “y además, se encuentra prohibido por la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable”.

“Hemos resuelto efectuar las denuncias públicas en función de que se debe dar con los responsables de la utilización indebida de este poderosísimo producto que tiene efectos nocivos”, manifestó Uzelak.

Los niveles de daños

Por otra parte, el productor comenta que según informes técnicos el desarrollo del cultivo al momento de recibir esta deriva se observa que fue al estado de aproximadamente 5 a 8 días de la fecha de la denuncia pública hecha en la antevíspera.

El nivel de daño que producirá y su consecuencia en los rendimientos es difícil de estimar, y en el caso de recuperarse parcialmente ya produjo un retraso en el ciclo del cultivo con el consecuente aumento de costos.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=21362