«

»

Dic 26 2017

Imprimir esta Entrada

Explotación forestal clandestina en El Impenetrable chaqueño

Ingresó al Centro Mandela  la información que confirma que continúan  los cortes  clandestinos de madera en El Impenetrable, esta vez  bajo una burda apariencia de legalidad. En esta oportunidad  se comprobó que intervino elencargado del Instituto de Colonización en Misión Nueva Pompeya, Oscar Kolmenehuyer, quién es un reconocido puntero político de la remota y obsoleta estructura partidaria  del partido justicialista. Se estima que lo pusieron en el cargo  por su  tendencia a explotar el monte.  En el lugar señalan “por eso salen las toneladas de madera por la ruta.” O sea que este funcionario público viene sospechado en su gestión. En Pompeya no es ningún secreto cómo gestionan Kolmenehuyer y quienes efectúan los relevamientos, que son Javier Horquera y Belardino Menéndez.

Para continuar con los cortes clandestinos Kolmenehuyer extendió una autorización para que se ejecute un aprovechamiento forestal en el Lote 25 de la Zona H, en pleno Interfluvio.  Lo raro y no tan raro fue que tal lote no existe, por lo que no pudieron realizar ningún relevamiento sobre el monte.

A “chimbear” madera para devastar el monte

 A pesar de la  irregularidad que supone  la autorización otorgada por el delegado de Colonización, con ese permiso  Claudio Sarmiento, que vive en el Paraje Lagunita,  vendió y permitió que se cortara el monte. Sacó el equivalente a  28 cargas completas  -chasis y acoplado- de los mejores algarrobos del lugar. Después sacaron 6 cargas más, con una guía del campo de Otilia SarmienIMG-20171220-WA0002to y de un tal Roldan.

El obrajero que explotó el monte fue Emilio Molina. Hace  cuatro semanas un camión fue secuestrado por la Policía. El permiso  otorgado por el delegado del Instituto de Colonización fue concedido a pesar de la prohibición vigente por orden de la Fiscalía del Juzgado Multifuero de Misión Nueva Pompeya, según  fuentes cercanas a la Dirección de Bosques. Esto permite presumir  que algún  agente o funcionario de ese organismo también estaría implicado en la explotación forestal clandestina, que es  uno de los  repetidos mecanismos   que se aplican para atacar el monte de El Impenetrable.

La codiciada Zona H y el saqueo del monte

Por sus características y condiciones naturales la Zona H de El Impenetrable es  codiciada. Durante la gestión de ex gobernador Jorge Capitanich ya se intentó transferirla  a supuestos inversores extranjeros, a pesar de que allí viven  300 pequeños productores criollos, arraigados desde hace décadas por ser hijos o nietos de los que llegaron y se radicaron en el lugar.

En octubre de 2010 Capitanich levemente insinúo que proyectaría una millonaria inversión en El Impenetrable, bajo un sistema de arrendamientos que comprendería 221.000 hectáreas de tierras públicas para desarrollar un proyecto agroalimentario con el grupo saudí Al-Khora yef, que en la primera etapa invertiría 400 millones de dólares. El anuncio comprendió la posible localización del emprendimiento, que terminó por comprender  las tierras fiscales de  la Zona H, que se encontraban totalmente habitadas.

 

_______________________________________________________________________________________________

Leer más:

LAS LOCURAS DE UN GOBIERNO POR MÁS CONCENTRACIÓN Y EXTRANJERIZACIÓN DE LA TIERRA PÚBLICA DEL CHACO

El gobierno auspicia la continuidad del saqueo de las tierras públicas y de los recursos naturales

________________________________________________________________________________________________

El 22 de febrero de 2011el gobernador firmó un Memorándum de Entendimiento con  Al-Khora yef Group Company (AGC), representada por José F. Tomas y Siasa latinoamericana (SIASA), encabezada por Daniel Tardito, entonces  geo del grupo económico liderado por  Eduardo Eurnekian. AGC figuraba como empresa diversificada, aunque sin experiencia ni antecedentes en explotaciones agrícolas, ganaderas o forestales. Pese a ello, sería el desarrollador del emprendimiento. Fijó su domicilio en la Caja 305 del Correo de la ciudad de Riad, Arabia Saudita. SIASA se presentó como agrupadora managers, recientemente inscripta –en ese entonces- en el registro de comercio de Tigre. Tampoco tenía movimiento comercial.

El objetivo del emprendimiento consistiría en desarrollar una explotación agrícola, llave en mano, en aproximadamente 40 mil hectáreas de tierras públicas. La producción se entregaría monopólicamente al Reino de Arabia Saudita para la seguridad alimentaria de su población. A través de un préstamo a la provincia del Chaco, que debería ser garantizado por la República Argentina, se financiaría la realización del estudio de viabilidad del proyecto, cuya ejecución se costearía con fondos que se obtendrían del Banco Saudí de Desarrollo. Estos fueron los puntos más salientes del Memorándum de Entendimiento.

A la caza de El Impenetrable

 En enero de 2012 el Centro Mandela difundió el Memorándum de Entendimiento celosamente guardado. Fue  firmado  por  el gobierno de Capitanich,  Al Khora Yef y Daniel Tardito, ceo del grupo Eurnekian y presidente de la firma comercial SIASA. Después de la difusión pública  fue presentado como un emprendimiento saudí que sería provechoso para el desarrollo de El Impenetrable. La noticia alcanzó repercusión local y nacional, lo que obligó a un cambio de estrategia para llevar adelante  la intentona. Modificaron el diseño original, cuyo perfil genérico estaba acordado en el Memorándum. Ese cambio de estrategia significó el dictado de una resolución por parte del Directorio del Instituto de Colonización, que tenía ambigüedades inquietantes sobre la ocupación, el destino y el uso futuro de estas tierras fiscales. Crearon  ventanas para que ingresara Al Khora Yef. Así apareció en escena la Corporación Forestal (CorFor),  un organismo estatal que solo generó burocracia, tráfico de influencias y gastos desmedidos,  auspiciado  por el exministro de economía Eduardo Aguilar, actual senador  por Chaco

La otra pata de la nueva estrategia fue la intervención de la ignota Fiduciaria del Norte, cuestionada después y hasta ahora por la administración y manejo de fondos públicos sin ningún tipo de control estatal. Su función era la de organizar toda la estructura financiera del emprendimiento y administrar el fideicomiso que pensaban conformar para manejar recursos públicos y privados  por fuera del sistema de control financiero del sector público. El lobby institucional, político y empresario  terminó por derrumbarse por la difusión local y nacional de la noticia, y por la  masiva reacción de la opinión pública.

 

El gobierno auspiciaba el saqueo de las tierras públicas y de los recursos naturales

Apenas conocido el emprendimiento generó un fuerte rechazo entre los pobladores y pequeños productores de la Zona H, quienes asumieron una clara postura  crítica. Se organizaron encuentros y debates entre los integrantes de la asociación civil de productores Promonte, de ACUPCI, del Consorcio Rural Nº 72 “El Quebracho”, de la Asociación Comunitaria Amigos de Güemes, la Unión de Campesinos Criollos de El Impenetrable del Frente Nacional Campesino, la Secretaría del Respeto y la Dignidad, la Congregación Marista, la REDAF, la Fundación Gran Chaco y ATE, entre otros. Al cabo de los encuentros resolvieron oponerse al mega emprendimiento Saudí que impulsaba el gobierno provincial bajo la cobertura de la Corporación Forestal y de la Fiduciaria del Norte. Finalmente, el emprendimiento se derrumbó.

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=21336