«

»

May 26 2017

Imprimir esta Entrada

Proyecto Guaycurú: “Es lamentable que ocurra lo que hemos tratado de alertar”

Ramón Vargas, geólogo

25/05/2017 A tres años de las denuncias de la Fundación Encuentro por la Vida al proyecto de obras en la Cuenca del Guaycurú, Vargas ratificó esa postura hoy reconocida por el Estado. Recordó que en la audiencia pública de 2015, “dijimos que los únicos beneficiarios iban a ser los que daban el crédito, las consultoras y las empresas constructoras. Los que ganaron han sido estos grupos”, aseguró.

nota_ed6b07b11fed77a6c7fe091eedee2397

El titular de la fundación Encuentro por la Vida, Ramón Vargas, habló para RADIO CIUDAD sobre lo que se había advertido años atrás en relación a la Cuenca del Guaycurú y que ahora cobra legitimidad en torno al proyecto que allí se ejecuta.

“Es lamentable que ocurra porque nosotros hemos tratado de alertar a las autoridades en su momento. Estamos hablando de octubre de 2014, cuando se estaba proponiendo un proyecto que no tenía ni la fuente de agua ni el destino de las obras que se iban a hacer claramente identificado”, recordó Vargas ante la postura hoy del Estado de requerir múltiples estudios.

Aún miró con sorpresa, luego de varios años, que la licitación a la que llamaron ese octubre de 2014, mediante un convenio firmado entre el Ministerio de la Producción y Nación, haya sido ratificada recién un mes después de esa firma. “Evidentemente un ministro no puede firmar un convenio que debe hacerlo la provincia”, indicó. “Este acuerdo decía que le encargaban a una oficina del ministerio de Producción de la Nación, llamar a una licitación y recién un mes después sale una Resolución de las autoridades del Agua de la Provincia a probando los pliegos de licitación. A esto se suman otras cantidades de problemas administrativos, porque en ningún convenio en tema de agua puede dejar de participar la Administración Provincial del Agua, por ejemplo”.

Comentó que a finales de 2014 y principios de 2015, pusieron a disposición del público un estudio de impacto ambiental. “Cuando lo revisamos caímos en que no era ni siquiera un proyecto, no podía salir bien, no tenía toda la información necesaria”. “Desde ahí empezamos a advertir y ya para el 15 de enero elevamos una objeción junto con el Centro Nelson Mandela“, indicó. Esa denuncia administrativa fue elevada al Tribunal de Cuentas, a la Defensoría del Pueblo, a la Gobernación, a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, al Ministerio de la Producción, a Contaduría General y a la APA. “Allí alertábamos sobre una serie de falencias en el proyecto, tanto administrativas como legales y técnicas. No sólo se escuchó sino que se llamó a una audiencia pública en mayo de 2015”.

Ya en audiencia pública el planteo en principio fue que “el proyecto tenía cuatro nombres distintos de acuerdo al proyecto oficial que uno tomara. Uno se llamaba Manejo de la Cuenca del Río Guaycurú; otro, Refuncionalización del Sistema de Irrigación del Río Guaycurú, cuando nunca tuvo sistema irrigación, y así”.

PUEDE LEER MAS: Río Guaycurú: ejecutan obra del sistema de riego “sin proyecto ejecutivo

“La idea era construir embalses, siete diques y una serie de canales: 22 millones de dólares ara regar solamente 960 hectáreas. Esto era lo más descabellado. No se nos escuchó y es más, al día siguiente de la audiencia pública se inundó todo el pueblo de Pampa del Indio, porque esta zona sur es de lluvias torrenciales, y el proyecto no contenía ninguna situación que previera el drenaje de las aguas que inundan esos campos”.

Apuntó que cuando iniciaron las obras “tuvieron que reducir el embalse de 500 hectáreas a 300 hectáreas y todo el terraplén del embalse se hizo sin proyecto ejecutivo aprobado por el APA, y empezaron a acumular tierra. Nosotros lo denunciamos pero no se nos escuchó, aseguró Vargas.

Frente a esto, ahora reconocen lo que expuesto años atrás. “Ahora se está diciendo que faltan hacer un montón de estudios y que eso sale muy caro. (…). La obra tenía 24 meses de ejecución y ya llevamos 22 meses y todavía no están aprobados los estudios definitivos tal como lo dijo el gobernador (Domingo Peppo). Y además es horrible que diga que la empresa no tuvo nada que ver en esto. Cuando la empresa ganó una licitación en la que tenía que hacer un proyecto definitivo y ejecutar las obras”, cuestionó.
“Es una empresa incumplidora, un proyecto defectuoso, un montón de tierra acumulada y hay que pedir 140 millones de pesos más. No se entiende la racionalidad en todo esto”, manifestó.

“En la audiencia nosotros dijimos que los únicos beneficiarios de este proyecto iban a ser los que daban el crédito que después van a cobrarlo, o sea, la Corporación Andina de Fomento; las consultoras que hacen un montón de estudios y no llegan a concluir nada y las empresas constructoras. Los que ganaron han sido estos grupos”, opinó Vargas.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=20156