«

»

Nov 23 2016

Imprimir esta Entrada

Ni los ancianos se salvan: continúan los fraudes en el manejo de terrenos de Sáenz Peña

15151421_663112510515198_1147065483_n

Ester Vargas, de 66 años, y su esposo desde hace más de 48 años, Oscar Udrizard de 70 años,  tuvieron cinco hijos y catorce nietos, todos viviendo en Buenos Aires porque fueron a buscar labores y proyectos de vida, como tantos chaqueños que tuvieron que salir de Chaco. Levantaron trabajosamente su humilde casa. La construyeron en una tierra baja, que formaba parte de una laguna,  que  podría  tener bastante valor actual. Esto haría que desalojen a los ancianos, que tienen miedo de que eso ocurra. A unas pocas cuadras de allí una mujer con sus hijos fue sorprendida por policías  para  desalojarlos por una supuesta usurpación. Se atribuyó que el papá habría vendido la casa  en 2014, lo que no ha sido posible porque falleció en el 2010.

Los ancianos, con mucho esfuerzo, han rellenado y construido un rancho, que primero fue de madera. Después, Ester logró que un político -que no es de la esfera municipal- gestionara que le construyeran algo mejor. No es buena la relación con algunos funcionarios municipales. Esa circunstancia determinó que esta familia no cuente con los servicios de agua y luz, a pesar de que repetidamente lo han solicitado, según le manifestaron a una voluntaria del Centro Mandela, que percibió claramente la angustia de los abuelos. Es claro que si Ester y Oscar fueran expulsados  de su vivienda, previamente los gobiernos municipal y provincial deberían entregarles una vivienda donde vivir sus últimos años de vida. No pueden ignorar la realidad de esta pareja de ancianos.

15139261_663112903848492_1166714473_n

Los ancianos piden ayuda

Ester Vargas y su esposo Oscar Udrizard  han solicitado ayuda a la Intendencia de Roque Sáenz Peña. En una oportunidad se los hizo esperar desde las 6 hasta las 12.30 horas, y cuando fueron atendidos escucharon que todo era “rapídito, rapídito, por favor”, y se les informó que tenían que dejar el lugar donde construyeron su vivienda porque sería de otra propietaria, que sería Delia Codezal, a quién buscaron pero nadie conoce  a pesar de que ha sido citada en varias oportunidades. La pregunta, entonces, es  ¿Quién quiere quedarse con el terreno y  la casa de Ester y Oscar?

15151390_663111307181985_1507391549_n

 Se debería solucionar rápidamente el grave problema existencial que atraviesa esta pareja de ancianos. Sáenz Peña es noticia desalentadora por los posibles fraudes en las ventas de numerosos terrenos que son de propiedad ajena,  y de otros graves delitos que allí se consuman. Llamativamente aportaron muchos hombres y mujeres  que gobernaron y administran los destinos de Chaco, algunos de ellos tristemente célebres por sus desempeños a favor de sus propios bolsillos y en contra de los intereses y derechos de la población. Evidentemente este conglomerado es muy especial y complejo, sobre todo cuando están en juego intereses económicos o políticos. Parece que el provecho propio no tiene límites, que hasta se puede lograr violando la ley y los deberes institucionales, políticos y sociales de los gobernantes de turno. Es que se viene naturalizando el mundo del revés, cuyas consecuencias siempre termina pagando la comunidad, especialmente los sectores más pobres y desprotegidos.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=18922