«

»

Nov 10 2016

Imprimir esta Entrada

Río Guaycurú: ejecutan obra del sistema de riego “sin proyecto ejecutivo

Fuente: http://www.chacodiapordia.com/interes-general/noticia/116087/rio-guaycuru-ejecutan-obra-del-sistema-de-riego-sin-proyecto-ejecutivo

La Fundación Encuentro por la Vida, que preside Ramón Vargas, afirma que se confirmó lo que vienen denunciando sobre las obras de “Refuncionalización del sistema de riego en el Guaycurú”, que ya se pagaron 12 certificados “sin el proyecto ejecutivo y la ingeniería de detalle”, y que van a utilizar agua salada para el riego, la que “no sirve para eso”.

Nota_810526e54421b94f6e815d63576cf62f
Parte de las obras de riego

Vargas dijo a RADIO CIUDADque en el 2014 “se logró financiación de la Corporación Andina de Fomento por 22 millones de dólares”, que “lo que se licitó ese año fue “la elaboración del proyecto” y que se hizo un estudio de impacto ambiental “que nosotros cuestionamos”.

Habló de irregularidades en la audiencia pública realizada el 20 de mayo de 2015 “donde apareció una cosa nueva. En vez de cargar con agua del río Bermejito se iba a hacer con los desbordes del Bermejo. Y todos saben que el agua salada no se puede utilizar para riego”.

“En agosto del 2015 denunciamos que se comenzaron a construir los terraplenes sin tener los estudios pertinentes”, dice la Fundación Encuentro por la Vida, trabajando un grupo de empresas bajo la denominación CEO S.A, sobre planos del proyecto que “dicen no apto para su ejecución”.

A todo esto, afirma Vargas “han pasado 12 meses. Ya estamos en el certificado 12 de 24, pero a veces a los geólogos no se nos escucha. Hicimos una muestra del suelo y la llevamos a todos los organismos. Nadie nos contestó nada”.

Afirma con contundencia que “estamos avanzando en una cosa que va camino al fracaso”, y que se trata de “un embalse principal, y sobre el Guaycurú se hacen 7 embalses”, en un accionar negativo que es “responsabilidad de los ministerios de la Producción y de Ambiente, y la APA”.


La denuncia.

En un documento hecho público, la Fundación hace saber:

“Las mismas se iniciaron en el mes de agosto del año pasado, sin contar con el Proyecto Ejecutivo y la Ingeniería de Detalle de la Obra de Embalse en el Sistema de Lagunas (en Villa Río Bermejito), que es la obra principal de todo el sistema de riego previsto para el Río Guaycurú”.

“El Pliego de Licitación es muy claro respecto a la construcción de terraplenes (o cualquier parte de las obras) cuando establece que se deben seguir “los planos que resulten de la elaboración del Proyecto Ejecutivo y de la Ingeniería de Detalle y de las órdenes de la Inspección”.

“A más de un año de inicio de la ejecución física y con más de doce certificados de obra pagados y con modificaciones sustanciales de la propuesta original, se sigue incumpliendo con el artículo 24 del pliego que obliga a contar con el proyecto ejecutivo terminado y aprobado”.
“La realización de obras sin el Proyecto Ejecutivo y la Ingeniería de Detalle es un grave error que pone en riesgo las obras que se ejecutan y la propia factibilidad y sustentabilidad del sistema de riego”.

“Se ha confirmado nuestra denuncia de agosto del año pasado. Las declaraciones públicas del Ing. Francisco Zisuela, Presidente de la Administración Provincial del Agua (Norte 4/11/16), ha confirmado que se ha estado trabajando y pagando certificados de obras sin contar, al día de la fecha, con el proyecto ejecutivo y la ingeniería de detalle de la Refuncionalización del Sistema de Riego del Río Guaycurú y su correspondiente aprobación por parte de la Administración Provincial del Agua, que es el objeto de la licitación”.

“El costo de esta licitación fue de unos 22 millones de dólares y su plazo de ejecución es de 24 meses. A confesión de partes relevo de pruebas”.

El documento dice luego que las modificaciones que se proponen no resuelven los interrogantes principales, y entre otras, menciona que la superficie del embalse se reduce casi a la mitad y se eleva el dique terraplén principal un metro más, lo que implica un mayor volumen y movimiento de suelo.

“Los nuevos estudios hidrológicos no resuelven claramente cuál es la fuente que ha de llenar el embalse y en que proporciones”.

“Los nuevos estudios hidrológicos siguen sin resolver los balances hídricos del embalse principal (en ejecución) y de los siete embalses previstos en el río Guaycurú. Dicho de otro modo, aún está sin confirmar claramente el funcionamiento que tendrá el conjunto del sistema y la propia fuente de agua”.

“Disminuir la capacidad del embalse principal, significa que se modifican todas los parámetros de funcionamiento del Sistema de Riego del Río Guaycurú supuestos en el Documento Principal de Factibilidad. Esto significa menos agua y concretamente disminuye la supuesta área de riego y el total de beneficiarios prometida”.

El terraplén de cierre.

La ejecución de terraplenes de tierra con fines hidráulicos debe seguir una serie de normas técnicas que deben surgir del Proyecto Ejecutivo y la Ingeniería de Detalle, que exige el pliego de licitación y el sentido común del buen arte de construcción, que se encuentra en todos los Manuales de este tipo de obras, y que en este caso no se están siguiendo pues no existen.

El terraplén de cierre que se está ejecutando, no cuenta con las perforaciones y muestreo de suelos sobre la traza adoptada. Se debe considerar que esto es fundamental dado que se trata de una obra hidráulica que se asienta sobre terrenos naturales de sedimentos aluviales muy variables, (en las que se alternan arenas, limos y arcillas y sus mezclas), productos de los sucesivos desbordes del Río Bermejo y las derivas que tiene el cauce del mismo. Por esta misma razón, no se los puede considerar homogéneos.

Otras fallas.

En ninguna parte de la Licitación y del Documento de Factibilidad se ha considerado la utilización de núcleos impermeables (de arcilla, geotextiles u otros). Tampoco se han caracterizado las arcillas expansibles y los fenómenos de disolución de sales y arcillas, tan frecuentes en el Chaco. Estos se observan permanentemente en los famosos sumideros que vemos en los caminos de tierra y terraplenes de nuestra zona. Si esto ocurre en un dique de tierra, termina en el colapso del mismo.

Los yacimientos de suelos para los terraplenes deberían estar identificados y aprobados antes y no que los están tratando de encontrar sobre la marcha. En un paisaje reciente de alta divagación del cauce del Bermejo, estos yacimientos aptos, son muy dispersos y de poco volumen.

Denuncias previas.

Finalmente, el documento especifica que “En su momento, junto al Centro de Estudios e Investigaciones Sociales Nelson Mandela hemos denunciado las deficiencias técnicas, administrativas y legales de este conjunto de obras. Ahora las mismas se han iniciado y se puede ver en la realidad las deficiencias del proceso de Licitación, elaboración del Documento Principal de Factibilidad y el Estudio de Impacto Ambiental, que debe ser previo a la ejecución de las obras, según nuestra Constitución Provincial. Nuestra denuncia fue del 15/01/15, y no hemos tenido ninguna respuesta”.

“Esperamos que los Organismos de Control y las propias autoridades que están involucradas en este proceso tengan la suficiente responsabilidad para evitar a tiempo el despilfarro de los dineros públicos en obras mal hechas, que ponen en riesgo los bienes y la vida de las personas”, concluye

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=18834